jueves, 16 de abril de 2009

Visiones de Casablanca


"Casablanca" (Michael Curtiz. 1942. Humphrey Bogart). Palabras mayores. No voy a caer en los tópicos ni en las generalidades y es fácil al hablar de un clásico del que tanto se ha dicho. Bastará decir por mi parte que es, de todas, mi película preferida. Se que decir esto es arriesgado porque hay muchas pero el ritmo, el ambiente y los diálogos de "Casablanca" son difíciles de superar. La película comienza con la mejor presentación y puesta en escena que se ha hecho de un personaje protagonista y finaliza con la misma clase, conquistando al público. La película está muy bien dirigida por Michael Curtiz pero sin Humphrey Bogart no hubiera sido lo mismo. El personaje que crea Bogart conquista a todo el público y seguirá conquistando a las generaciones venideras por ser un ejemplo de actitud. Todo es inmejorable en esta obra de arte que debiera contemplarse en los museos. Como no puedo decir nada que no se haya dicho ya me limitaré a escribir un soneto dedicado al personaje de Rick. La novela que dio lugar a "Casablanca" se titulaba "Todo el mundo va a Rick's" (de hecho en la película, cuando dicen "todo el mundo en Casablanca va a Rick's", es un homenaje) porque "todo el mundo quiere a Rick, excepto ella".

"Todo el mundo quiere a Rick" (A Rick, A Humphrey)

Rick, esta noche es propicia para beber
Te has hecho el héroe y la has dejado marchar
La amas y lejos de ti la quieres mandar
En la niebla ves tu amor desaparecer

Todo hombre como ejemplo te quiere tener
No se ha conocido mejor forma de amar
Que hasta por ella estás dispuesto a renunciar
Has convertido tu amor en digno deber

Hoy Sam tendrá que tocar melancólico
Para consolarte de tu fatalidad
Tocará "una vez más" su piano alcohólico

Por ella mataste tu gran felicidad
Paris se quedó en el ayer bucólico
Hoy ya no queda ni una posibilidad



La visión que nos dejó Frank Sinatra

2 comentarios:

Manchas de Tinta dijo...

Me asombra tu facilidad para escribir versos. Sinceras felicitaciones.

Dana Andrews dijo...

Se lo debo todo a un buen amigo poeta (¿te suena?) y a todas las mujeres de mi vida....además del cine y la música.