miércoles, 24 de febrero de 2010

Ser eco


"Pudiera haber sido sólo el sabor
de los besos tras la noche ocultados
los suspiros en el alma robados
la pasión que viene antes del dolor

Todo el cuerpo de un saxofón tenor
lanzando notas a cielos quemados
todos tus amantes recién amados
para cicatrizar un desamor

Quizá esa ola antes de romper
en una bahía fría y rocosa
sin brisa ni arena, ni playa hermosa
sin un sol que ilumine un amanecer

Caricia que te pueda retener
antes que la marea espinosa
de olvido te regale una rosa
que yo al tiempo no lo puedo detener

Quisiera haber sido la luna incierta
que surge redonda entre la neblina
y que siempre en tus ojos adivina
lo que añoras en tu isla desierta

Pudiera haber sido la voz que acierta
al recitar humo ante tu cortina
o esa última luz de la cantina
que a ese último borracho despierta

También pude ser el buen escritor
que además su obra sabe recitar
poeta que sepa cómo rimar
la receta para el mejor amar

Y pude ser el que ahora es lector
al que intento de algún modo agradar
que ha visto la primera estrella brillar
y ahora la busca en su ordenador

Pero sólo fui el carmín en la copa
un árbol de invierno delgado y seco
tu arrugada y recién lavada ropa

Corazón disparado a quemarropa
que hoy late con un sonido hueco
Sólo soy el que te repite... Tu eco."

23 comentarios:

39escalones dijo...

Excelente colofón: y al finalizar, os hiero...
Fantástico (y muy guapa la foto, sí señor).

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Excelente y frío como debe ser el beso del eco. Me encanta la foto.
Un saludo

Fernando dijo...

Nuestro viaje por la vida es siempre una sorpresa. No sabemos si vamos a ser actor o lector, si vamos a escribir poesía rimada o nos vamos a dejar llevar por el espíritu de la aventura y ensayar, ensayar, ensayar... Me ha gustado mucho tu poema, con esos cuartetos tan bien rimados y esos tercetos finales tan evocadores. Enhorabuena, poeta. Un abrazo.

roberto dijo...

Una poesía muy bien rematada, señor poeta.
Un abrazo.

Dana Andrews dijo...

Muchas gracias, Alfredo. El final se predice en el título pero no podía ser de otra manera.

El beso del eco, Crowley, es muy frío. Muy bonitas tus palabras, muchas gracias.

Eso es lo que hago, Fernando, ensayar y ensayar... A veces me permito desencorsetarme de la forma establecida y salen estas cosas. Muchas gracias por esas palabras tuyas que me invitan a seguir... Un abrazo.

Dana Andrews dijo...

Gracias, Roberto. El remate es lo mejor de una buena historia, aunque sea rimada... De eso entiendes bastante...

David dijo...

Pues siento disentir del rest, pero no es que me haya llegado mucho el poema. Soy yo, aclaro, que no estoy muy habituado a esto...
Eso sí, lo del lector y su ordenador me ha hecho gracia. Y la foto, coincido con Crowley, me encanta. Un saludo.

Dana Andrews dijo...

Pues la fotografía la encntré por la red, David. La poesía supongo que es así. Te llega o no te llega, a veces quizá la misma hora del día en que la lees puede cambiar la forma de ver un texto. Puede que sea porqu yo lo escribí durante el turno nocturno que acabo de comenzar y a esas horas se escriben cosas como ésta jeje. Gracias por tu opinión, David.

Mar dijo...

Se agradece una rima de vez en cuando, y no es que reniegue del resto de poemas pero me gusta que no se olviden los orígenes. Y sí... la foto es fantástica.
Gracias por pasarte por mi isla ;) ¡Abrazo!

Raúl dijo...

Ser eco de cosas hermosas -pienso- tampoco debe de ser tan malo.

ARVIKIS dijo...

El eco puede ser el "alter ego" de nosotros mismos, ese universo que vive oculto y en silencio y alguna vez estalla y dice lo que piensa.
Hermoso poema.
Saludos de luna
Arvikis

Dana Andrews dijo...

Bienvenida al otro lado del océano, Mar... La verdad es que, aunque no quiera, siempre acabo rimando. Es mi defecto o mi costumbre. Gracias por navegar hasta aquí, espero que nos sigamos leyendo.

Ser eco de cosas hermosas sería muy bueno. Lo malo es serlo de malos recuerdos. Gracias Raúl.

Gracias Arvikis, siempre dando un punto de vista que se nos había podido pasar anteriormente. Respondo a esos saludos lunares.

Elvira dijo...

Pensando en el mito de Narciso y Eco no me gustaría ser como ninguno de los dos personajes, el uno enamorado de sí mismo, y la otra sin personalidad propia.

Creo que eres mucho más que un eco, aunque a veces es bello reproducir o reflejar la belleza que nos ofrecen otros.

Dana Andrews dijo...

Muy bonita reflexión Elvira, no se te escapa una. O lo que sea que nos reflejen, Elvira. Muchas gracias.

Manchas de Tinta dijo...

Vaya, vaya. Si hoy te leyera tu profesor de literatura allá en el instituto pensaría: Lo bien que rima el zagal y la poca atención que ponía cuando le intentaba explicar la métrica. Un abrazo.

Aniovedh dijo...

Pues, definitivamente, yo conicido con la mayoría, me ha llegado, es simplemente grandioso, gracias por permitirme leerte, definitivamente a esta hora se lee mucho mejor, un abrazo, saludos!

Dana Andrews dijo...

¡Qué bueno, Manchas de tinta!... me has hecho reír con tu comentario, amigo. La verdad es que en clase no supe apreciar lo que me enseñaban excepto cuando una profesora de literatura nos puso en un radiocassette los versos de Neruda narrados por él mismo. Eso fue una clase que se me quedó en la memoria para siempre. Fue mi primer contacto consciente con la poesía.

Muchas gracias a tí por leerme, Aniovedh. Sin los lectores todo texto carece de importancia. Según quñé poesía está confeccionada para leer de noche, en la madrugada. Un abrazo

Bogart dijo...

Sigue ud. con el noble arte de la rima, le entrego mis más admirados parabienes.

Feliz fin de semana.

Dana Andrews dijo...

Gracias Humphrey... en él seguiré seguramente un tiempo más... al menos hasta acabar el turno de noches.

Amaya dijo...

Nunca pensé que el eco pudiera tener tantas formas o, es que hace falta personas como tú para que nos lo muestren... Bonitos versos, bonitos

Dana Andrews dijo...

Como el eco es tan intangible y, a la vez, tan presente resulta muy inspirador. Muchas gracias por pasar por aquí, Amaya.

mi nombre es alma dijo...

Un eco suele ser un remedo triste del sonido, no hay que conformarse.

Un abrazo

Dana Andrews dijo...

Sí, ese es el concepto... la tristeza de ser eco Alma. Muchas gracias por tu comentario, siempre acertado.