lunes, 1 de febrero de 2010

The Thing (Christian Nyby-Howard Hawks. 1951)


Cuando vemos "The thing" de 1951 debemos asimilar que estamos ante un buen ejemplo de ese tipo de películas consideradas "menores", con bajo presupuesto o también llamadas de "serie B". Es un buen ejemplo de ciencia ficción en blanco y negro sin efectos especiales y con un "bicho" (villano, malo, monstruo...) que tarde mucho en salir y éste, queridos lectores, es el secreto. Sin medios para realizar efectos especiales éstos eran sustituidos por el misterio y la tensión que va creciendo al mismo compás que el interés del espectador por conocer la nueva amenaza extraterrestre para el ser humano. Porque siempre ha sido mejor insinuar que mostrar y para el espectador siempre ha sido mejor imaginar que ver el secreto que convierte a esta película en algo más que decente está en la intriga que despierta en el espectador, en la tensión perfectamente mantenida a lo largo de los escenarios oscuros por los que transcurre la historia. Sin llegar, desde luego, a la excelencia de "La mujer pantera" de Tourneur esta película también bebe de las mismas fuentes de inspiración. En una película de misterio o de terror una extraña sombra alargada pasando fugazmente sobre un muro al que está cercano el protagonista es siempre más eficaz que mostrar al espectador el más horrendo de los monstruos. En "The Thing" el espectador debe conocer la existencia de un ser horrible que viene de otro planeta y que amenaza al ser humano pero no es necesario que conozca cómo es ese ser. Así el espectador pasa toda la película intrigado por saber cómo es ese bicho interplanetario hasta que se desencadena la acción final. No he dicho ni mucho menos que estemos ante una obra maestra pero sí que debo decir que "The Thing" de 1951 es una buena película, efectiva que cuenta con muchas virtudes de las que hoy mismo carece el mismo género de ciencia ficción. La historia probablemente les suene de algo. Un Objeto Volante No Identificado se estrella en el Polo Norte y el Capitán Hendry de las Fuerzas Aéreas (Kenneth Tobey) es enviado para inspeccionar la zona de impacto. Al intentar derretir el hielo en que ha quedado enterrado el OVNI la expedición destruye el aparato volador pero consigue rescatar un tripulante congelado en un bloque de hielo. La expedición lleva el bloque de hielo que guarda al tripulante al campamento base y ahí mantienen al cuerpo congelado haciendo guardia cada cuatro horas. Todo está en calma hasta que a uno de los vigías nocturnos se le ocurre tapar el bloque de hielo con una manta eléctrica que lo derrite. El bicho sale y se carga al vigía antes de generar el caos en toda la base. Esta la brillante adaptación cinematográfica del relato "Who goes there?" de Don A. Stuart con guión de Charles Lederer. Lo desconozco peor mucho me temo que Howard Hawks, registrado en la película como productor, tendría mucha parte de culpa en la labor de dirección junto a Christian Nyby. El papel de Kenneth Tobey es muy correcto así como el de Robert Cornthwaite como el científico Arthur Carrington que lucha por mantener al extraterrestre con vida para estudiarlo convenientemente. Douglas Spencer en el papel de Scotty y Margaret Sheridan como "la chica" (Nikki Nicholson) completan un elenco de actores secundarios que realizan bien sus papeles protagonistas. James Arness es el alienígena. La excelente banda sonora corre a cargo de Dimitri Tiomkin y se puede apreciar en el siguiente video:

Trailer original

19 comentarios:

Einer dijo...

Hace mucho que la tengo y no me he animado a verla porque tras disfrutar del gran remake de John Carpenter con Kurt Russell temo que ésta me defraude. Tendré que vencer mis prejuicios y verla.

Amaya dijo...

Claro está que hay que englobarlo en el contexto de los años en que se rodó y no hacer comparaciones con los medios con los que se rodaría ahora por lo que, aún sin verla, imagino que tiene un honroso puesto. Me quedo con la intriga... de verla

roberto dijo...

Gran película y gran banda sonora. La historia me encanta. Y sí, la versión de Carpenter posterior también está muy bien.

Vivian dijo...

Coincido contigo, el mérito de la película reside en insinuar en lugar de mostrar, imaginar siempre nos dará más miedo porque cada mente imaginará aquello que realmente teme y que no para todos es lo mismo ni tiene el mismo aspecto.

Es curioso lo manido del tema a lo largo de la historia de la ciencia ficción, desde esta que hoy nos traes hasta el archifamoso Alien, pasó tiempo y hubo avances importantísimos a nivel de efectos especiales, pero contar, nos cuentan lo mismo, en distinto escenario, con más medios, pero la misma historia contada básicamente de la misma manera.

Una entrada muy interesante, descubrí detalles que desconocía.

mi nombre es alma dijo...

Ahora, las películas de terror te lo dan todo tan mascadito, que la mayoría del personal ha olvidado como imaginar lo que no se ve.

Un abrazo

David dijo...

La vi de crío y la tengo muy olvidada.
Lo que dices de lo de insinuar y Tourneur es cierto. En La noche del demonio se vio obligado a usar un monstruo (que no quedaba mal, pese a todo)... Esa teoría de sugerir más con menos se expone genialmente en Cautivos del mal.
Por cierto: peor mucho me temo (pero)
Un saludo.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

¡Qué gran clásico!. Aún recuerdo cuando la vi de pequeño y los científicos se ponen en círculo siguiendo la forma del objeto bajo el hielo... Mítica y aterradora esa criatura ardiendo entre la nieve y la oscuridad.
Un saludo

Dana Andrews dijo...

Bueno, Einer, siempre es bueno ver la original porque ya tiene toda la esencia del remake. Creo que no te defraudará. Gracias por comentar.

En el contexto de los años que se rodó y, también muy importante, los medios con los que se rodó se puede decir que lo hicieron lo mejor posible y consiguieron estremecer a la sociedad de aquélla época. Gracias, Amaya.

Roberto, después de aquella charla en la biblioteca me quedó claro que te encanta este tipo de cine y esta historia es de las mejores que se han contado. Muchas gracias por emplear tiempo en comentar estando en plena "gira".

Vivian, qué cierto lo que comentas. La verdad es que la misma historia se ha contado muchas veces, es cierto y sí que está muy trillada. A pesar de ser historia trillada al rescatar estos clásicos te das cuenta que estaban creando un buen tipo de cine que ahora ya no se hace. Graicas, Vivian.

Imaginar es lo más bonito de todo, Alma. Tú que eres experta en imaginar y hacernos imaginar los paisajes que quieres con tus versos supongo que habrás sido una gran espectadora de estas películas. Muchas gracias, Alma.

David rememoras un gran clásico. He visto unas cinco veces "Cautivos del mal" y me encanta. Creo que en un blog anterior que tuve la publiqué. Por cierto, me alegra que Jaques Tourneur sea justamente valorado por más gente. Muchas gracias, David.

Crowley, la escena que comentas es probablemente la más famosa de toda la película. Desconozco la razón pero es una escena estremecedora cuando te das cuenta del tamaño del OVNI. La criatura es tan terrorífica por ser tan misteriosa creo yo. Muchas gracias, Crowley.

ARVIKIS dijo...

Como me gustan las películas de la serie B. Recuerdo una que de niño me aterraba. "EL EXPERIMENTO DEL DOCTOR QUATERMANS" ¡Que tiempos en los que el miedo estaba dentro de una sala de cine! Y no rondando en cualquier esquina. Un saludo Dana.
Arvikis

39escalones dijo...

Efectivamente, la versión de Carpenter está bien; en descargo de la original hay que decir que en 1951 los lugares estaban muy bien marcados entre el cine y el cine de serie B. Desde los ochenta, eso incluye la versión de Carpenter, la serie B es el cine, y el cine de verdad, el de antes, se llama (mal llamado) independiente. Por eso todos nos hemos hecho a considerar que remakes como "La cosa" están bien, los asumimos y aceptamos. Pero si pensamos un poquito, ¿realmente lo cuenta mejor que la cinta original? En mi opinión, no.

ethan dijo...

Muy buena película (ahí estaba Hawks), esas cintas de los años del comienzo de la Guerra Fría tienen un encanto y una doble lectura que no pueden tener las de ahora. Esa es la desventaja de los Carpenter. De todas formas la segunda versión no estaba nada mal. Y el comienzo es espectacular.
Por cierto, Kenneth Tobey era especialista en estas pelis. Acabo de verlo en otra cinta del mismo estilo, pero con más efectos (nada menos que de Ray Harryhausen): El Monstruo de tiempos remotos.
Saludos!

Dana Andrews dijo...

Arvikis, hace muy poco tiempo estuve viendo "El experimento del doctor Quatermans". Me gustó también mucho pero, en mi opinión, el final está peor porque le dan más importancia a mostrar el monstruo. Lo mejor de la película está en la metamorfosis que se produce en el único tripulante superviviente. El final deja paso a la segunda parte...está bien. Muchas gracias Arvikis.

Yo Alfredo no he visto la versión de Carpenter (por eso no hablo de ella en ningún momento) pero tengo entendido que cambia un poco el concepto y lo lleva hasta una infección vírica. Creo que es muy difícil contarlo mejor qu la original pero, no obstante, la tengo pendiente de ver. Muchas gracias 39escalones.

Ahí estaba ahí, Ethan, y sigo pensando que tuvo mucho peso en la dirección de la película. Me encantan estas películas y su inconfundible doble lectura. Yo también vi hace mucho tiempo "El monstruo de los tuiempos remotos"...es genial. Muchas gracias Ethan.

Kinezoe dijo...

Título mítico y otro gran clásico dentro de la ciencia ficción.

No estuve allí para comprobarlo pero siempre se dijo que Hawks tuvo mucho que ver con el resultado final, y no sólo desde la producción. La sombra de Hawks es alargada...

La vi de pequeño y hace muchos años que no la he vuelto a ver, no obstante, hay escenas -como la del monstruo envuelto en llamas- que aún perduran en mi mente. Gran película.

Saludos.

Dana Andrews dijo...

Pues sí, esa es otra escena de las que se quedan prendidas en la retina. La sombra de Hawks es alargada y aquí se nota su buen hacer... es innegable que tuvo mucho que ver. Muchas gracias Kinezoe.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE:
EL SUEÑO ETERNO


OS DESEO FELIZ AÑO NUEVO 2010 Y ESPERO SEA DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CABALLO, LA CONQUISTA DE AMERICA CRISOL Y EL DE CREPUSCULO.

José
ramón...

atikus dijo...

jo, que pinta mas buene esta peli!!..la verdad es que me suena muchisimo..el titulo seguro, quizas sea el remake lo que vi, pero seguro que esta es muchisimo mejor, asi que me la apunto ya mismo, seguro que me va a encantar!!

saludos

Dana Andrews dijo...

Vaya, vaya José Ramón, bienvenido seas a mi humilde blog y muchas gracias por tu visita. Tu tarjeta de presentación ya es buenísima y ahora sin dudarlo me pasaré por tu blog. Un abrazo amigo.

Bueno Atikus por lo que he podido leer es diferente al remake que también está bastante conseguido pero yo sólo he visto la original que es de la que hablo aquí. El blanco y negro, no obstante, le sienta muy bien a esta ciencia ficción de serie B que por su calidad es mucho mejor que cualquier serie A. Un abrazo y muchas gracias.

Raúl dijo...

Es cierto. El talento ( y estos directores lo tenian a raudales) las más de las veces es directamente proporcional a la falta de medios; a menos recursos, más decencia.

Dana Andrews dijo...

Muy acertado tu comentario, Raúl. Talento y pocos recursos dan como resultado peliculas de este tipo...resultados mejores de los que se esperaban y que algunas superproducciones no alcanzan. Muchas gracias por tu comentario.