martes, 23 de junio de 2009

Versos de amuleto.


Hoy quiero escribir versos que son un amuleto para dar suerte a la persona más especial. Ya que todo el que me lee dice que soy demasiado triste, hoy cambio el chip.

"Planeando un amanecer en el ocaso"

"Una enorme luna blanca a mi lado
por detrás, el sol abrasando el cielo.
Amanecer como un nuevo consuelo,
permanece la noche en un costado

Yo quisiera no haberme levantado,
seguir soñando contigo y tu pelo,
soñar de tus labios el dulce velo
Sueño eterno, eternamente soñado

Llega la tarde, café solitario...
haciendo planes sobre tu memoria,
compromisos que llenan un anuario.

Escribo esperanzas en nuestra historia
excusa que bautiza un poemario
que, espero, tú leas con euforia.

Pero... sí, ya el sol en su horizonte yace,
anaranjado telón de mis suplicios.

La noche cae refrescándolo todo,
despertando alimañas de esperanza.
Te rescatan del fondo de tu lodo,
hacen latir el motor de añoranza,
sopesan a tu vida en un recodo...
...y tu amor se destaca en la balanza."


Suerte...

Así como los egipcios creían que el anochecer era la muerte momentánea del dios Ra, también creían que, cada nuevo amanecer, resucitaba. También creían en la importancia del corazón y, al llegar ante el dios Anubis, éste lo pesaba en una balanza. ¿Qué pasaría si nos pesaran el corazón en una balanza?. Probablemente, ganaría en peso al cerebro. Sigamos dejándonos llevar por lo que nos diga nuestro corazón.

4 comentarios:

mi nombre es Alma dijo...

A ver ¿quien dice que eres triste?, que voy y le digo cuatro cosas.

Y suerte...también para ti y tus amuletos

39escalones dijo...

Procura no mostrar alegría de manera tan desaforada. Está mal visto que un caballero pierda las formas de este modo... (es broma).
Un cambio interesante.

Dana Andrews dijo...

Gracias Alma. Muy irónico Alfredo, muy típico tuyo pero me has hecho reír...gracias.

Amaya dijo...

Me han gustado mucho tus versos y casi a partes iguales el posterior comentario y mucho, la nota de humor de 39 escalones, es la mezcla perfecta.
Un abrazo