viernes, 26 de junio de 2009

El inesperado adiós de Michael Jackson

Me encuentro de madrugada, trabajando alrevés del mundo, rompiéndome la cabeza con mis historias cotidianas y mirando através de dos pantallas frías cómo se desarrolla lento el paisaje agreste de la noche. Se arrastra despacio como una serpiente negra, voraz, buscando su víctima nocturna. Cuando trabajas de noche parece como si toda esa oscuridad se apoderase de tu corazón y sintieras más intenso ese dolor... y por el día vives peor porque estás más cansado. Así seguía lenta la noche hasta que, inesperadamente, se quebró por la mitad. Desde la desvencijada radio de mi puesto de trabajo escuché a un locutor pronunciar estas palabras: "Ha muerto Michael Jackson". Al oírlo me pareció estar escuchando que había muerto Elvis, una vez más. Me parece igual de imposible, igual de irreal... me parece increíble. Recuerdo que de niño veía entusiasmado sus videoclips, con la boca abierta, viéndolo bailar y cantar, como quien ve a la más grande superestrella. Realmente eso fue Michael Jackson, una superestrella. Fue único. Dejaré a un lado toda la polémica que rodeó su vida por respeto a alguien que ha muerto y porque siempre he preferido creer que tan horrorosas acusaciones eran sólo calumnias para desacreditarlo. Musicalmente hablando fue un gran artista. Revolucionó completamente el mundo del videoclip convirtiéndolo en pequeñas películas. Bailaba como nadie, componía como nadie y estas grandes virtudes eran suficientes para hacer de Michael uno de los más grandes músicos del siglo XX. Fue el rey de los ochenta, llegó a la cima por méritos propios y luego llegó la enfermedad por despigmentación de la piel. Consecuencia de esta enfermedad vinieron las operaciones...y todo el mundo lo empezó a ver como un excéntrico. Recuerdo que cuando Michael Jackson estrenaba un nuevo videoclip todo el mundo se sentaba delante del televisor para disfrutar de una nueva obra de arte. Su forma de bailar la aprendió fijándose en los más grandes como Fred Astaire o Gene Kelly. El ritmo le venía ya en la sangre. Con su música nos puso la banda sonora a todos los que nacímos en los ochenta. Fue una gran figura mundial que puede ser amado u odiado pero lo que está claro es que fue un artista irrepetible que sólo vivió cincuenta años. Pero ahí seguira su obra: "Thriller", "Billie Jean", "Beat it", "Bad", "Black or White", "Smooth Criminal", "Dirty Diana", "Human nature", "You're not alone", "Stranger in Moscow", "Heal the world", "We are the world", "Rock with you", "Remember the time", "Man in the mirror"... y un gran número de etcéteras...

En su memoria os dejo el videoclip de Michael Jackson que más me gusta: "Smooth Criminal". Aunque la elección ha sido difícil. También os dejo una versión en directo del clásico "Thriller".





GRACIAS POR HACERNOS SOÑAR, MICHAEL.

9 comentarios:

39escalones dijo...

Nunca me gustó, y su música dejó de interesarme después de los Jackson Five. Simplemente, otro exponente de los juguetes rotos que produce la fama prefabricada. Creo que ya son demasiados como para dejarnos cegar por los mitos de la mercadotecnia y no pensar en lo absurdamente patológico que resulta todo esto. En cualquier caso, D.E.P.
Un saludo.

ethan dijo...

Tampoco se encuentra entre mis músicos preferidos. De sus videoclips me gustaba aquél de dos estafadores en el Oeste, con Paul MacCartney. Descanse en paz.
Saludos!

Dana Andrews dijo...

Es una buena definición la de "juguete roto" en manos de la fama. Creo que, al menos, fue diferente al resto y, ethan, esa canción creo que es "The girl is mine". Era muy buena.

Vivian dijo...

Cuando escuché la noticia esta mañana no podía creerlo, y creo que todavía estoy en estado de shock, no puedo creerlo.
Michael Jackson va unido a mi adolescencia, más aún forma parte de ella, de mis recuerdos, de mi memoria, y sobretodo, fue, es y será un genio irrepetible.
Y sobre los dimes y diretes, ha sido el artista que más dinero ha dedicado a causas sociales, que eso parece olvidársele a mucho chismosito que hay por ahí.
Bonito homenaje este de tu blog, me gustó. Curiosamente yo también hubiera elegido el Smooth Criminal para homenajearlo.

Un beso

Dana Andrews dijo...

Pues estoy contigo Vivian, como casi siempre ...

Chabi dijo...

Tambien marco parte de mi juventud y aunque siga parezca mentira, el fraseo de guitarra de una cancion que me gusta mucho de el que no recuerdo su titulo, me gusta mucho.
Como tal, seguia siendo un ser humano y ahora en el silencio, que descanse. Estas semanas no pararemos de escuchar cosas de el... prefiero escuchar su musica aunque ya no me decline como cuando tenia 15 o 17 años.
Pude verle en directo en los muelles de Santa Cruz de Tenerife en gira con su disco de "Bad"
Tenia tanto dinero como para comprar una isla... ¿eso no levanta mentiras o envidias? Seguro que si jeje

Sr. Andrews, como dice la amiga Vivian, buena entrada y un gran honor que sea en tu blog este homenaje.

D.E.P

Dana Andrews dijo...

Gracias Chabi. Ya me hubiera gustado verlo en directo aunque, de vez en cuando, utilizara play-back...

mi nombre es Alma dijo...

Yo siempre bailo con Billie Jean, mi preferida.

Saludos

Amaya dijo...

Hoy hablé con una compañera de trabajo y, a la vez amiga, sobre el sentimiento que le había provocado leer tu entrada dedicada a Michael Jackson.
Nos gustase su estilo o no, creo que intentaba que todo lo que hacía fuese lo mejor de sí. Los videos eran pequeñas películas, quién no guarda en su memoria alguno de ellos...
D.E.P