sábado, 27 de junio de 2009

"The Philadelphia story" (1940) contra "High Society" (1956).


Otras dos joyas del Hollywood inolvidable y su época dorada. En 1940 George Cuckor dirigió una de las más divertidas comedias románticas que ha dado el cine. Para esta película, además, contó con tres figuras eternas de la historia del celuloide que bien pueden estar al menos entre los cincuenta mejores actores de todos los tiempos. Hablo del genial James Stewart (que ganó aquí el Oscar al mejor actor), el impecable Cary Grant y la inovidable Katherine Hepburn. "Historias de Filadelfia" fue premiada al mejor guión y al mejor actor en la gala de los Oscar de 1940. Si hubiera sido premiada ahora, no tendría mérito. Pero decir que fue premiada con dos estatuillas en 1940 es decir que estamos ante una de las películas más inolvidables de Hollywood. En 1940 también se rodó "Las uvas de la ira", "El gran dictador", "Rebeca" o "El ladrón de Bagadad" (¡casi nada!). Así pues, la película es redonda y no me cansaré de verla jamás. Lógicamente es incomparable "Historias de Filadelfia" con "Alta Sociedad" que es la misma historia pero con música. En 1956, Charles Walters, dirigió el mismo guión añadiendo a la historia la gran música de Cole Porter interpretada por Louis Armstrong, Bing Crosby y Frank Sinatra. Este es el atractivo de "Alta Sociedad", la música. Además el papel que había protagonizado en 1940 Katherine Hepburn está aquí representado por Grace Kelly y éste fue el otro atractivo de la película. Por lo demás...bueno, ¿qué decir?. Bing Crosby y sus limitadas capacidades interpretativas (como actor) no se puede comparar nunca con James Stewart. Frank Sinatra, por mucho que me duela decirlo, no le llega a la altura del betún a Cary Grant. De Louis Armstrong me gustaría decir que con verlo cantar y tocar la trompeta ya es suficiente y le da un toque de humor irresistible a la película. Tampoco me cansaré de ver nunca "Alta Sociedad" porque adoro la música de Cole Porter y los números musicales de Frank Sinatra, Bing Crosby y Louis Armstrong pero he de reconocer que como calidad cinematográfica "Historias de Filadelfia" le gana de lejos y con mucha ventaja. Como último apunte de "Alta sociedad" decir que en 1956 Bing Crosby y Frank Sinatra eran los mejores cantantes de swing del momento. Todo el mundo acudió al cine con gran espectación para ver el dúo en que cantaban juntos Sinatra y Crosby pero, inesperadamente, el mejor número fue el que unió a Bing Crosby y Louis Armstrong cantando "Now you has jazz". Aquí pongo los dos dúos. Primero "Well did you Evah?" de Bing Crosby y Frank Sinatra. La canción no está mal pero como Frank está actuando y tiene que hacer de borrachín pues también al cantar parece estar bebido:



Aquí el dúo de Louis Armstrong con Bing Crosby:





A pesar de la gran música de Cole Porter y los grandes cantantes, la ganadora para mi es "Historias de Filadelfia". En francescoalbertosinatra.blogspot.com se pueden ver dos escenas de "Alta sociedad" en las que Frank Sinatra le canta a Grace Kelly.

4 comentarios:

mi nombre es Alma dijo...

Como dices no hay comparación. Historias de Filadelfia, un clásico de la comedia con unos actores inconmensurables.

Saludos

39escalones dijo...

Totalmente de acuerdo en la comparación entre ambos filmes. Yo ya dediqué un post a "Historias de Filadelfia" en su día; como nota a añadir, decir que se trataba de un proyecto personalísimo de Katharine Hepburn, que había representado muchas veces la obra en Broadway y se hizo con los derechos para que la dirigiera su amigo Cukor. Kate pretendía, con una historia de éxito, acabar con esa maldición que junto a su nombre había colocado el apelativo "Veneno para la taquilla". Y lo consiguió con creces.

Dana Andrews dijo...

Actores inconmensurables alma...desde luego. Gracias por tu apunte 39escalones... siempre descubriéndonos historias de cine.

Vivian dijo...

Suscribo al cien por cien cada una de tus palabras en esta magnífica entrada, para mí también gana “Historias de Filadelfia”, aunque de “Alta Sociedad” siempre hay que destacar la maravillosa banda sonora.

Un beso