miércoles, 9 de febrero de 2011

Detrás de la noche y Fundido en negro (dos poemas)

Un sereno en Madrid

Detrás de la noche

Has visto una luz
lamparón de estrella o cascarón de luna.
Yo he visto todo un campo encendido
en tus cabellos.
Hoy la ciudad parece abandonada, desierta
pero unos músicos tocan jazz en una taberna
y yo intento olvidar
cada deuda que ganaron nuestros labios.

En la lejanía, las paradas de taxis
están vacías de coches
pero llenas de viajeros con ojos asomados
que han partido lejos de aquí.


En ese lugar
el sarcófago sonoro de un violín susurra
y la noche repta perezosa
como un animal que jadea
en caricias, justo detrás de ella.


Allí es donde te sueño.
Allí es donde, una vez
una vida entera pasaste junto a mí.


Fundido en negro


Los ojos mienten e insultan
mejor que tus labios.


Ahora que la noche está desvanecida
en una humareda de alcohol
se ha soltado
el cabo amarrado a la eternidad
que en tus muñecas había prendido


Y estoy contento, no creas,
pues más tarde o más temprano
he de entender
que no hay nada más vital
que el ocaso y la tiniebla.

Me enfrentaré a ello
como los perros callejeros 
a una ciudad desnuda
Me enfrentaré a ello
y me alegro
de que este sueño, al fin,
se haya fundido en negro.

Fade to black (Dire Straits. 1991)


AÑADIDO:
Época Dorada ha incluido en su blog un soneto que le envié hace unos días y le ha añadido una música que me ha encantado.

24 comentarios:

MOIRA dijo...

Los ojos mienten e insultan
mejor que tus labios...
Maravilloso !!
Te sigo..

Kinezoe dijo...

Te veo inspirado con la noche, Marcos. Fantásticos los dos poemas y grandes los Dire Straits. No has podido elegir mejor banda sonora para la entrada.

Un abrazo.

Myra dijo...

Hola, Marcos. Me gustan los dos pero el primero me gusta de una manera especia. La noche me atrapa, ya lo sabes.
Qué bonita y añorada la imagen del sereno, la recuerdo más que nada en películas. Preciosa la fotografía.

La canción tiene la misma melodía pausada que esa noche de sueños y pensamientos.

Un beso

Marcos Callau dijo...

Bienvenida Moira. Y muchas gracias por seguirme. Espero que te encuentres bien por este rincón.

Gracias Kine. Siempre me ha gustado mucho el "Fade to black" de los Dire Straits. Siempre me ha colocado directamente en la noche. Abrazos.

Muchísimas gracias. Somos animales npocturnos, entonces. Eso es bueno. Besos.

abril en paris dijo...

La noche es tan sugerente como el tema de Dire Straits ¡ mira que son buenos..! Y ¿ qué decir de los poemas ?le ponen a uno melancólico..
..un campo encendido en tus cabellos ¡ qué frase..!

Un besito :-))

abril en paris dijo...

P.D. ¡Ah ! y la cabecera ..
¡ fantástica ! Esa mirada de Dana Andrews..y Laura. :-)

Marisa dijo...

Detrás de la noche perezosa están gimiendo notas de jazz que se deslizan por tus versos, que se funden en negro con la luz de la oscuridad cuando se suelta el cabo amarrado a la muñeca de lo inevitable.

Espléndidas tus dos composiciones, Marcos, y el ambiente en el que las sumerge la música de los Dire Straits no puede ser más idónea.
Mi admiración.

Un abrazo.

Marcos Callau dijo...

Sí que son buenos, sí, Abril. "Fade to black" es un blues delicioso. Muchas gracias por tu apreciación y por tus palabras Abril.

Tus comentarios son precisos, Marisa, siempre y muy cariñosos. Muchas gracias por pasar un ratito aquí. abrazos.

roberto dijo...

Hermosos poemas, con versos muy atinados. Y estupenda la música, desde luego.

Y muy maja la foto de la nueva cabecera, por cierto.

tafpilar dijo...

Ya, a pares, a cual más emotivo y sugerente. El turno de noche te inspira.
Un abrazo

MIS HISTORIAS dijo...

No hay nada más sincero que una mirada, los ojos no mienten, Un saludo

Raúl dijo...

Permíteme, buen amigo, que me fije y alabe la elección de este banner resente. Fantástico.

Marcos Callau dijo...

Muchas gracias, Roberto. Así da gusto!.

Es lo que tienen las noches, Pilar jejeje. Muchas gracias por pasar. Abrazos.

Hola Historias. Por mentir pueden mentir hasta los besos, amigo. Afortunadamente creo que en una mirada se conoce mucho mejor a una persona. Un saludo.

Permitido y mil gracias por pasar. Un fuerte abrazo, Raúl.

39escalones dijo...

Los dos primeros versos de Fundido en negro son una verdad como un templo. Una de esas que reconocemos en el papel y que en la vida suelen pasar de largo.
Abrazos.

Javier dijo...

Poemas negros, como sacados de la época dorada del cine, años 40-50.
Soledad, noche, alcohol, fundido en negro... Sólo te falta el humo del tabaco, lo eché de menos.
La música yo hubiese puesto algo de jazz clásico.
No me hagas caso, buena elección, Dire Straits son grandes, fueron grandes......son grandes!!

Saludos.

♥ ♣ ֵֶєρσ¢ค ∂σяค∂คֵֶ♣ ♥ dijo...

La noche te confunde Marcos..jeje, tus dedos se transforman y hablan solos, ..qué confusión de ideas y sentimientos tan profundos, es excelente que puedas llegar a transmitir tan perfectamente esas escenas de aquella época, es como si te adentraras sin querer en aquellas calles empedradas, solitarias...llena de recuerdos. Me encantan, especialmente el primer poema, me ha llegado ...muy dentro. No me extraña que a la gente le gusten tanto tus escritos...créeme, me lo han dicho.

Golden kiss....muak!

Marcos Callau dijo...

Estamos deacuerdo Alfredo. En la vida no debiera pasar de largo. Un abrazo amigo.

Pues me encanta esa época que te ha sugerido, Javier. Lo del humo de tabaco, como dices, es esencial pero con la Ley Antitabaco me han censurado jejeje. Como siempre pongo jazz clásico esta vez elegí a los dire, ademñas de por el título de la canción, por ese ambiente nocturno que trasmite. Un abrazo.

Hola Época. Sigo creyendo que eres muy amable con tus comentarios. Y es admirable que todo el mundo vea en ellos una época pasada cuando, doy fe de ello, estás escritos en el siglo XXI jejeje. Golden kisses y mil gracias Época.

Javi dijo...

Hola, Marcos. Coincido de vez en cuando contigo en algunos blogs por ahí y aún no tuve la oportunidad de entrar en alguno de los tuyos; me gustó este en el que escribo ahora y espero comentar asuntillos de vez en cuando en los que tenga que decir algo.
De tu entrada no voy a decir nada porque yo más que de poesía soy de narrativa; eso no quiere decir que no me guste alguna poesía, pero la verdad, y aunque suene mal, o raro, o poco romántico, la justa.
Un saludo, Marcos.

MucipA dijo...

Es cierto que una mirada casi siempre expresa más que todo lo que podamos decir con palabras.
Me gusta que un poema acabe con un fundido en negro -un recurso muy cinematográfico- y que se acompañe con música de jazz (magnífico el poema que te han publicado en Época dorada).

Un abrazo y ENHORABUENA!

Marcos Callau dijo...

Hola Javi, bienvenido al Sueño eterno. La verdad es que aunque lleve otros dos blogs el principal y más ntiguo es este. No suena mal lo que dices de la poesía. Yo mismo no me veía leyendo ni escribiendo poesía hasta que me entró en la sangre gracias a los buenos consejos de una amigo amante de la literatura. Muchas gracias por pasar y espero que encuentres un hueco donde poder dar tu opinión. Un saludo.

Hola Mucipa. Efectivamente es un recurso narrativo cinematográfico muy utilizado y en este caso no deliberado puesto que la escribirlo estaba pensando en este blues compuesto por Mark Knopfler tan contagioso. Muchas gracias por pasar a leer en Época dorada. Besos.

Silvia Meishi dijo...

Dos poemas muy bellos, Marcos. La isnpiración es tu gran amiga. Me han encantado.

Que tengas un buen fin de semana.
Un abrazo

Marcos Callau dijo...

Buen fin de semana también para ti, Silvia. Muchas gracias por pasar.

Laura Caro dijo...

Me atraparon tus poemas.
La noche, el sarcófago del violín y el sueño fundido en negro...
Yo creo que los ojos no mienten, no pueden mentir a los ojos que saben rasgar su cortina de hielo.
Un abrazo enorme.

Marcos Callau dijo...

De noches, miradas y cortinas rasgadas estamos últimamente, Laura. Muchas gracias por tu precioso comentario. Es un placer tenerte por aquí. Besos.