viernes, 4 de febrero de 2011

Barra y café (Experiencias de bar 1)

AVISO PARA NAVEGANTES: Lo que sigue es una chorrada. Pero es verdad.

La otra tarde quedé con un viejo amigo, que es como mi hermano, en una cafetería del centro. Allí nos pedimos dos cafés cortados y después de ponernos al día de nuestras vidas, nos pusímos a hablar de algo tan friki como el estado actual del mundo de la música. Creo que mi amigo y yo hemos acompañado juntos a Bruce Springsteen en un total ya de ocho conciertos y sobre el debate acerca de un nuevo disco de "El jefe" versaba nuestra conversación que derivó, aún hoy me pregunto por qué, en el maravilloso mundo de "la canción del verano". Debo aclarar antes que yo aún soy más friki que mi amigo en esto de la música pues en la misma tarde puedo escuchar "Reloj no marques las horas" de Lucho Gatica, "Gli innamorati" de Umberto Tozzi, "Mirando al mar" de Jorge Sepúlveda (que el amigo Kinezoe recordó el pasado día trece de enero), "El rock and roll de los idiotas" de Joaquin Sabina, "Young at heart" de Frank Sinatra o "Glory days" de Bruce Springsteen. Como dije anteriormente la conversación derivó a la música que hoy en día más triunfa y mi amigo totalmente asombrado dijo: "¿Pero sabes que escuché el otro día?. La canción original del "Pa Pa Americano". Pues no está mal eh?. Tiene ritmo. Es muy antigua...". Yo me indigné. ¡¿Que no está mal?!!!!. ¿Tiene ritmo?. ¿Qué es antigua?. Perdón. Don Renato, el señor Carosone, estaba componiendo todo un éxito mundial en el año 1956, combinando ritmo swing de jazz con ecos del mejor rock and roll de los cincuenta. Todo esto, además, cantado en lengua napolitana (como me aclaró una buena amiga, hace unos días) y preguntándose con inmensa chulería italiana "¿Quieres hacerte el americano?". Una auténtica maravilla y una pieza musical estupenda que nada tiene que ver, desde luego, con el infame y horrendo sonido que ha devastado la ciudad y ha sido banda sonora principal en cualquier cuchitril-bar-pub o tienda de moda que ha querido estar a la última en este último verano. ¿Cuáles son nuestras expectativas si en el siglo XXI el mayor éxito musical es una mala imitación de un rotundo éxito del año 1956?. Penosas. Y todo esto lo digo en invierno, cuando todavía no he logrado reponerme de la canción del verano.




PD: Esta entrada fue escrita el mes pasado y no me decidí a publicarla. Pero ayer por la tarde fui a un bar céntrico de la ciudad a leer un grueso libro naranja sin fotografías que un buen amigo me dejó. Cuando estaba inmerso en semejante hazaña la camarera decidió que allí había demasiado silencio y enchufó la minicadena. Lo primero que sonó fue la tontería del "Pa Pa americano". Yo lavanté mi vaso, brindé conmigo mismo por la memoria de Renato Carosone, pagué y me fui a otro lugar donde la música de jazz invita a la lectura.

Por información y por si queréis leerlo diré que participo en el concurso de reseñas del blog Aventarte con este artículo de "La leyenda del santo bebedor" (Joseph Roth. 1939)

39 comentarios:

Fernando dijo...

Marcos, amigo estoy impresionado por tu cultura musical. Me ha encantado el video de Carosone. ¿Qué cursis parecen ahora, verdad? Me doy cuenta de que dominas todos los géneros y artísticos y que dispones de una información prodigiosa. Es enorme mi felicidad por tener amigos así. Un fuerte abrazo.

David dijo...

De chorrada nada. Este post está muy bien. A mí la versión que más me gusta es por la que la conocí y con la que me quedé de crío. AQUÍ
Sofía Loren en una película con Cark Gable que hace catapún de años que no he vuelto a ver (ni quiero).
No es una gran versión y es mejor la tuya, cierto. Por cierto... a mí la que me gustaba era la que cantaba con el niño. Pero con las cosas de la niñez no se juega (ja,ja)
PD: Y ahora vendrán otros y pondrán la Matt Damon en la peli esa de Ripley que no he visto. No es lo mismo.
Como el pa pa... que no me gusta.
Un saludo.

ARVIKIS dijo...

El siglo XXI es una especie de edad media con tecnología. Todo es una burda copia de otros tiempos, mucho gato por liebre y muchos derechos de autor. Y es que la originalidad y genialidad escasea a esta altura de la película.
Saludos
Javier

Marcos Callau dijo...

Siempre he escuchado gran cantidad diferente de música en mi casa, desde mi niñez y creo que mi melomanía es algo inculcado familarmente. Estudié, como ya te dije, solfeo y violín pero no llegué a nada. Según dijo mi profesora, no estaba capacitada para enseñar a un niño zurdo pero creo que fue una excusa. Gracias por tus palabras, amigo Fernando. Un fuerte abrazo.

No conocía esa versión que me has ofrecido, David, en tu comentario. Por cierto, que aún me pregunto cómo se pueden incluir enlaces en los comentarios. En fin, la informática y yo... Tampoco he visto la de Ripley, David. Un abrazo.

Muy buena definición, Javier. Estupenda. Qué haremos entonces?. imagino que no abandonar nunca a los clásicos es una buena opción, en cualquier expresión artística. Abrazos.

♥ ♣ ֵֶєρσ¢ค ∂σяค∂คֵֶ♣ ♥ dijo...

Jajaja! ya te veo yo sumergido en tu mundo de ese libro naranja con el meneillo de los pies al ritmo pa-pa-americano. Jo, pues...si que sabía que esa canción viene de tropecientos años atrás, pero qué quieres que te diga, estas canciones son deprimentes..pero pegadizas. Con decirte que la he tenido de tono de móvil...jijijiji.
Una entrada diferente Marcos, me ha entretenido y tambien me ha gustado.
Un besito.

Marcos Callau dijo...

No me digas eso del tono del móvil, Época...jejeje. De todas formas 55 años no son tropecientos, si tenemos en cuenta el tipo de cine que nnos gusta y que TODO está inventado ya. Si te fijas, el ritmo ese "pegadizo" ya existe en la original y no solo eso sino que es el mismo. Bueno, que soy muy clásico Época. Besos.

Einer dijo...

Estoy con ARVIKIS. Hoy en día casi todo es una copia o una versión diferente (y peor) de algo que ya se hizo, y me atrevería a decir que mucho más en el cine que en la música. Encontrar gente que haga cosas originales y de calidad es cada día más difícil, pero haberlos haylos.
Lo de insertar links en los comentarios es HTML. Pones <a href="http://www.loquesea.com/">Aquí pones el texto que tiene el link</a>
Desconozco si existe otra manera.
Un saludo, Marcos.

Marcos Callau dijo...

Gracias Einer. David tuvo la gentileza de mandarme un correo con la explicación. (Gracias por tu paciencia y por tu gesto, David). Pues en esto estamos todos deacuerdo me temo, Einer. En el cine es muy acusado este fenómeno, desde luego. Un saludo.

Myra dijo...

Hola, Marcos. Para mi desgracia mis hijas son de esa generación a las que les ha gracia la nueva versión de Pa pa ese...

Justamente el otro día, pillé por casualidad en una canal de tv la peli Capri, con Sofia Loren y Clark Gable. Como dice David, en una escena la Loren baila esta canción junto a un crío que me enamora..Avisé a mi hija para que viniea a verla y le dije.."esta es la buena..no esa chorrada que escucháis.."

Me ha gustado que compartieras esa vivencia tuya.

Un besito nostálgico..

ANRO dijo...

Esto es puro y genuino, sin contaminaciones. Genial esta reivindicación, amigo Marcos. La peli "El talento de Mr. Ripley" insertaba una versión muy parecida a la de REnato Carosone.
Un abrazote.

ANRO dijo...

¿Por qué no te gusta la de Damon, David?...ja, ja, ja si dices que no la has visto?...Ve la peli y verás que la canción viene muy oportuna.
Un abrazote invitado.

Montse dijo...

Marcos, estoy totalmente de acuerdo contigo, no hay nada como la versión original, la auténtica, ya sea en música, cine o cualquier obra artística.
Sin embargo no debemos generalizar y muchísimo menos echarle la culpa a los jóvenes que, evidentemente, prefieren la versión actualizada (si es que logran saber que existió una original), la culpa es, como siempre, una cuestión económica de ciertas empresas que sacan segundas versiones simplemente para obtener beneficios de forma fácil.
Yo creo en los jóvenes, en sus nuevas creaciones, en el arte actual novedoso y diferente, hay mucho potencial por descubrir, may mucha gente joven con ganas a los que no dan oportunidades por no parecerles rentables.
Si no fuera por esos jóvenes quizá hoy no tendríamos internet, ni los blogs, ni youtube, ni muchas otras cosas que no existían en los años 50 cuando Carosone compuso esa fantástica pieza.

Creo que cada cosa tiene su momento y que hay arte para todos los gustos.
Un abrazo!

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues a mí, compa Marcos, lejos de parecerme una chorrada, tu reseña me ha parecido la mar de interesante. La primera versión que yo conocí es ésa que mencionaba David, la que aparece en El talento de Mr. Ripley (pero que, si la memoria no me falla -que igual sí-, el que la cantaba era Jude Law, no Matt Damon; pero no me hagas mucho caso, vaya...). La de Carosone la oí años después, y, ciertamente, es una joyita. Las "masacres" que se perpetran contra obras artísticas de todo género, tipo y pelaje me temo que son algo difícilmente evitable: poderoso caballero, ya se sabe, y de lo que no cabe duda es de que esos "experimentos" dan pasta, y mucha. Eso sí, no entiendo muy bien qué derechos de autor -en base a qué creatividad- habría que proteger ahí. En fin...

Un fuerte abrazo (melómano) y buen fin de semana.

PEPE CAHIERS dijo...

Respecto a la música, me quedé anclado en los 70, aunque ahora es mucho peor, incluso los sonidos disco de hace años eran impresionantes comparados con el "chun chun chun" que vomitan a toda potencia los altavoces de algunos coches. Grande Carosone y su sentido del ritmo. Para canciones del verano, las de Formula V o el Duo Dinámico y ese final del verano tan nostálgico.

roberto dijo...

¡Mucha suerte en el concurso de reseñas!

Marisa dijo...

Totalmente de acuerdo. La versión que salió este verano de "no se sabe quién" sobre este bello y clásico tema de R.Carosone, fue un verdadero atentado a la canción y al buen gusto musical.
Buena entrada para reflexionar sobre el imparable "versioneo" y bombardeo actual a temas míticos.

Un abrazo, Marcos.

David dijo...

Anro...vi la canción en algún programa de cine... sé que viene oportuna y por qué...pero la peli no la he visto... Y no podía ni de lejos con el recuerdo de la peli de Gable y Loren (que ya he visto que no era para tanto cuando he buscado el enlace... algunas cosas es mejor no revisitarlas).
Ah! Y no hay de qué, Marcos.
Un saludo a todos.

Marcos Callau dijo...

Es una pena, Myra pero siempre les podemos enseñar cuál fue la versión anterior. Esa película no la he visto. Habrá que poner remedio. Gracias Myra. Besos.

Gracias, Antonio. "Sin contaminaciones", me ha gustado eso Antonio. Un abrazote.

Muchas gracias, Montse. Yo, desde luego, no le echo la culpa a los que escuchan esa bobada sino a los que la "crearon" ¿se puede decir que la crearon?... no creo. De todas formas, creo que los que escuchan la versión (me da miedo hasta calificarla así) actual no saben que hubo una anterior o, en la mayoría de los casos, solo lo intuyen porque tiene un "aire retro" (¡qué pena!). De todas formas ya llevan mucho tiempo haciendo guarradas de estas. Lo más asqueroso que llegué a escuchar fue un "The river" maquinero. Buf!. Abrazos.

Hola compa Manuel. Al final voy a tener que ver esa película, porque ya me estáis dando ganas. En el tiempo que la nueva versión del "Pa Pa americano" estaba sonando por nuestro país me tocó trabajar en una tienda de moda. Allí la alternaban con una versión "chunta-chunta" de "La bámbola" (Patty Pravo). Qué mal lo pasé. un fuerte abrazo y buen fin de semana tambiñen para ti, Manuel.

La música disco de los setenta Pepe era otra cosa. De hecho en esa década se hizo muy buena música y la música disco, al menos, tenía una melodía agradable y era muy rítmica. Lamentablemente, con el tiempo, la música disco se fue estropeando confundiendo el ritmo con el ruido. Qué grandes esas canciones del verano!. Gracias Pepe.

¡Muchas gracias Roberto!. un abrazo.

Gracias Marisa. Es verdad, yo todavía no sñe quién es el responsable de esto. Besos.

Es que Gable y la Loren juntos, son mucho, David. Abrazos.

ATTICUS dijo...

A mi desde luego me pasa lo mismo que a ti ,yo he escuchado de todo desde muy joven,y te gustara un estilo de musica mas que otro habia buena musica,tambien las habia malas eh!,pero en menor cantidad que ahora ,ya que desde
hace unos años cualquier monigote con una cara bonita ladrando que no cantando ,triunfa y como vulgares ratoncillos siguiendo al tipico flautista,lo idolatran como una estrella de la cancion.
Es la realidad que tenemos,pero como diria Bogart : "siempre nos quedara Paris"

miquel zueras dijo...

Mi padre era muy fan de Carosone y recuerdo haberlo visto interpretando esa canción en una película de Totó. También recuerdo que aparecía en la banda sonora de "El talento de Ripley".
Por cierto que "La leyenda del santo bebedor" -un magnífico libro- será mi próxima portada, ya la pondré en mi blog. Saludos. Borgo.

Javier dijo...

Tienes razón Marcos en una de tus respuestas, nunca deberíamos abandonar a los clásicos.
Sigue así, enseñándonos música y cine en tu blog.
Es instructivo y sobre todo ....¡¡¡NO ABURRE!!!

Saludos.

Marcos Callau dijo...

Hola Atticus. Realmente siempre, en todas épocas, ha habido canciones apestosas pero dime si se puede comparar la música de los cuarenta y cincuenta con la calidad musical actual. Y quien habla de música habla de cine. Desde que nacieron cosas tipo "O.T.", cualquiera que tenga algo de voz es una estrella musical y para mí eso no es así. Abrazos.

Vaya Miquel, no recuerdo haber visto esa película de Totó. Yo solo he conocido esta canción por escucharla en mi casa pero, después de esta entrada, ya veo que se ha utilizado asiduamente en el cine. Estoy deseando ver esa portada, como ya te dije. Abrazos.

Muchas gracias, Javier. Aquí seguiremos contra el viento y la marea de las nuevas modas. Saludos!.

Sr Nocivo dijo...

¡Que ecléctico es usted en cuanto a gustos musicales!

Centrándome en la entrada le diré que de chorrada nada, que tiene usted más razón que un santo. La versión original es fantástica y cada vez que escuchaba el pa pa americano se me revolvía el estómago.

Yuri Zhivago dijo...

La primera vez que escuché esta nueva versión de Pa Pa americano el año pasado no me paré a pensar lo horrible que era si la comparamos con la versión original de Carosone.Intenté recordar en que película la había escuchado pensé en Fellini pero no tuve éxito en la búsqueda. "Capri" no la he visto así que seguiré buscando.
Eso sí un año después y un verano escuchándola a diario acabé odiando esta nueva versión.
Un saludo

El Tirador Solitario dijo...

Ja,ja adoro a Carosone, y por supuesto su tema estrella, festivo, alegre, swingeante, con chispa a arrobas...
Pero debo decir que la versión de El talento de Mr. Ripley es estupenda, con unos arreglos buenísimos, y que se oye y se escucha muy, pero que muy bien...

TIRARSE AL FOLIO dijo...

Yo no podía creerlo cuando escuché la versión ratonera y a toda pastilla del pa pa americano. Era yo pequeña cuando estaba de moda "Carosone y el suo complexo" creo recordar que se anunciaba.
Suerte con el concurso dela reseña

Marcos Callau dijo...

Me alegro mucho, Sr. Nocivo, de escuchar su opinión y compartirla. Saludos!

Como ya he dicho, Yuri, a mí me recordaba más a mi abuelo escuchándola que al mundo del cine. Esto último lo he descubierto con esta entrada pero de haberlo sabido aún me hubiera fastidiado más esta versión. Saludos.

Todavía no escuché esa versión en condiciones Tirador solitario. Me pondré a ello. Abrazos.

"Carosone y el suo complexo"...¡qué bueno TAF! y sobretods ¡qué genuino!. Eran buenos tiempos cuando esa música estaba de moda. Tiempos que ahora añoramos (y eso que nunca los he vivido). saludos!.

ATTICUS dijo...

Desde luego en un pais como el nuestro que ha venerado a gente
como la Tamara ,la de Cronicas marcianas,lo dice todo y como dices OT ha dejado una lacra y abrio las puertas a cualquiera como tu dices y es una lastima,por que vayas adonde vayas hay gente en la calle que tienen mucho mas talento.

Marcos Callau dijo...

Tamara...¡buf!. También tuvimos un torero "cantante" de Ubrique... Al menos nos queda la Tamara de los boleros, aunque a veces me da la sensación de que es Luis Miguel en mujer jejeje. Abrazos Atticus.

ANTONIO NAHUD JÚNIOR dijo...

Me gustó el blog. Enhorabuena. Vamos a hacer una conexión
ideas? Y VIVA EL CINE!

Abrazos

www.ofalcaomaltes.blogspot.com

Marcos Callau dijo...

Muy bien ese "Halcón maltés", Antonio. Te visitaré. Bienvenido por aquí, espero que te quedes. Abrazos.

Kinezoe dijo...

Soy de los tuyos, Marcos. Pero más ecléctico y disperso aun en cuestiones musicales. Bueno, y en todo...

Gracias por la mención. Un fuerte abrazo.

Marcos Callau dijo...

Bienvenido al club, Kinezoe. Me alegra encontrar gente como tú, tan ecléctica. Abrazos y gracias a ti por recordar ese "Mirando al mar".

39escalones dijo...

Suscribo tus palabras una por una. Mucha gente descubrió esta canción viendo a Matt Damon hacer el imbécil en "El talento de Mr. Ripley". En fin, la puta desmemoria que nos acosa. La gente no sabe ni dónde está ni de dónde viene, ni qué es. Y se sorprende cada día cuando descubre el sonajero. En fin...
Abrazos.

Marcos Callau dijo...

El sonajero... ¡qué bueno!. Habrá que tomar pastillas para la memoria. Abrazos.

Mr. Lombreeze dijo...

Buenooooooooooooooo, con Renato hemos topado. Genio y figura. A mí me lo enchufó por vena, ya de chiquitín, mi mami para quien don Renato Carosone es el más grande cantante ever, por eso cuando mi madre me llama suena en mi móvil Maruzzella. A mí me parece un gran cantante y compositor y me encanta. Lo del pamericano es muy malo, yo creo que ni tiene ritmo, es como pastillero poligonero y cutre. Un horror.

Marcos Callau dijo...

Gracias Mr. Lombreeze por coemntar y por contarnos esa anécdota con tu madre. Es muy grande Renato, sí señor. Me alegro que pensemos lo mismo. Abrazos.

mi nombre es alma dijo...

Me pillas cantando "Questa piccolissima serenata", no te digo más.

Marcos Callau dijo...

Jejejeje...pedazo canción esa también alma. "Questa piccolissima serenata, con un fìl di voce si può cantar". ¡Qué buena!. Besos.