viernes, 18 de diciembre de 2009

Tranvía en mi Gran Vía y mi Gran Vía en Madrid


Hace unos pocos días reconozco que desacostumbradamente estaba sentado frente al televisor y Sinatra no estaba en la pantalla. En su lugar mis ojos eran testigos de un documental dedicado a la Gran vía de Madrid que cumplió, hace muy poquito, cien años. Un centenario que yo siento debo celebrar porque es una de mis avenidas favoritas. Sí, habrá mucha gente, muchos coches, y ruidos pero es lo más parecido a Nueva York que he encontrado cerca de mi casa. También, uno de mis bulevares predilectos, es la Gran vía de Zaragoza. Recordé esto y me lancé a la calle en busca de mi destino que, a buen seguro, reinaría en el fondo de una tacita de café. Desgraciadamente al llegar a la Gran Vía zaragozana recordé que mi bulevar preferido ha sido destrozado. ¿La razón?: las obras del tranvía. A mis dos gran Vías les he dedicado dos poemas:

"Centenario de la Gran Vía madrileña"

"Hoy me perderé en este bulevar
de películas y cines olvidados
hoy es un buen día para recordar

Muchos de los teatros hoy cerrados
guardan el eco de un ayer glorioso
pero hoy lloran neones apagados

Puedo ver entre el tráfico frondoso
la luz del Capitol, que es del pasado
Frente a mí surge un Café nebuloso

Cien años permaneces a mi lado
cien años en esta ciudad impía
Cien siglos me hubiera a mí costado
olvidar lo que soñé en Gran Vía."




"Diciembre en Gran Vía zaragozana"

"Perdido como un tranvía en Gran vía
nublado como el cielo del pecado
hoy se preguntaba si resistía
el desahuciado que duerme a mi lado

Ayer preguntabas por qué vivía
Era, mi amor, por dormir a tu lado
Ahora ya no sé si serviría
una vez ya por ti abandonado
pero juro que me la jugaría
con todo de nuevo a ti apostado
porque yo sólo por ti moriría
como tantas veces lo he demostrado

¡Que cierren los bares, que guarden mi madrugada!
que muero de frío por esperar tu llegada
¡Que se apague el neón de tu imagen soñada
que quiebre la luna el rincón de mi morada!."


Esta fue la Gra Vía del pasado, Gran Vía zaragozana que ya nunca estará a mi lado:

16 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Unos poemas urbanos muy cercanos y muy bonitos, se nota que le tienes cariño. Y tu comparación con New York es más que acertada.
Saludos

Aniovedh dijo...

Toda una látima que buenos lugares sean cerrados por un simple tranvía, sin embargo, es bueno que aún conserves esos recuerdos, un abrazo Dana.

ARVIKIS dijo...

Hola Dana, debo reconocer, que has elevado el nivel de humedad de mis ojos. La Gran Vía ha sido muy importante en mi vida desde niño iba a ver la películas en sus magníficos cines hoy desaparecidos, algunos reconvertidos en teatros musicales que no ha sido mal destino pero otros han sucumbido a la especulación y la poca cultura de los responsables municipales. Y nací a cinco minutos de la Gran Vía, Hoy vivo casi en la Puerta del Sol, y a veces no puedo ver la película que quiero, porque solo la ponen en centros comerciales. Y no uso coche.
Gracias por tus comentarios y tu sensibilidad .
Un abrazo
Arvikis

atikus dijo...

Acabo de volver, andando por la Gran vía madrileña, con chavales con gorritos navideños, gentes de todo tipo y gusto y un frío que pela...me encanta ese desorden y ese trafico humano y de coches ;)

la zaragozana no la conozco pero espero algún día conocerla...

saludos

Dana Andrews dijo...

Muchas gracias Crowley. Para construir la Gran Vía de Madrid tomaron como referencia la Quinta de Nueva York y recrearon algo de su espacio en pequeñito y, la verdad, les quedó muy bien. Gracias por resaltarlo. Bueno, Aniovedh, "cerrado" exactamente no, pero sí que será suprimida una zona peatonal que representaba un precioso bulevar central en el que muchos solíamos sentarnos a tomar café en alguna terraza. Muchas gracias por tu comentario. Arvikis, me ha encantado tu comentario y creo que también me has emocionado. Da gusto que un madrileño como tú reconozca se identifique con los versos de este zaragozano que tiene cierta predilección por Madrid. Muchísimas gracias. Atikus, me gustaría que hubieras conocido la Gran vía de Zaragoza antes de las obras del tranvía pero, ya es tarde. En cualquier caso merecerá la pena pasear por allí cuando las obras hayna terminado...eso espero. Me conmueve que hayas leído estos versos justo después de haber caminado por la Gran Vía de Madrid, yo también adoro su desórden. Muchas gracias.

mi nombre es alma dijo...

Lamentablemente esas Grandes Vias, tal como las entiendes y quieres, parecen tendentes a desaparecer.

Un abrazo

Kinezoe dijo...

Bonito homenaje. Espero poder pasear algún día por ambas. En mi ciudad, un tranvía, cambió drásticamente el paisaje urbano de una de las principales avenidas.

Saludos.

Manchas de Tinta dijo...

Debajo de la Gran Vía zaragozana fluye el río Huerva. Piensa en lo positivo, las obras nos dan una oportunidad única para verlo. Después volverá a ser cubierto por el cemento. Saludos amigo.

Dana Andrews dijo...

Sí, Alma, es una pena. No veas el dolor que me produce ver entrar el taladro en el cemento...Muchas gracias. Si es que hay muchos adelantos que más bien parecen atrasos. No creo que por instalar nuevos medios de transporte en la ciudad debamos cargarnos las zonas más bonitas. Gracias, Kinezoe. Gracias, Manchas de tinta, muy irónico tu comentario. De todas formas ya podrían dejar el Huerva descubierto.

Amaya dijo...

Coincido con los demás que han plasmado aquí sus palabras, hay sitios aparentemente tan visitados y no por ellos recordados como merecen. Qué pena que un transporte, aparentemente de antaño, como los recuerdos de Arvikis, vaya a devastar otra Gran Vía como la de Zaragoza...
Muy bonitas tus palabras Dana.

Dana Andrews dijo...

Gracias, Amaya. Espero que el bulevar peatonal siga siendo el mismo tras las obras.

© Reina dijo...

Hace mucho que no voy a Zaragoza y sí, es una pena que se hayan cargado la Gran Vía con un tranvía-transporte que siempre me ha parecido retro y romántico, quizá porque nunca lo conocí-. La Gran Vía madrileña tampoco es lo que era o como la recuerdo cuando paseaba por ella con mi abuela; en fin, "progreso" lo llaman.

Bonitas letras, como siempre, Dana. Un beso. :) Reina

roberto dijo...

"Perdido como un tranvía en la Gran Vía". Me ha llegado tu entrada, Dana. Muy emotiva. Y es una pena lo perdidos que nos van a dejar en Zaragoza con lo del tranvía...

Dana Andrews dijo...

Muchas gracias Reina, se te ha extrañado todo este tiempo. Me gusta la forma en la que cuentas tus paseos por la Gran Vía. Gracias, Roberto. espero que no nos dejen tan perdidos...

Raúl dijo...

Los de capitales modestas, no tenemos calles con nombres tan ampulosos. Todo lo más, la consabida Calle Mayor de cualquier ciudad.
Sonrío.

Dana Andrews dijo...

Jeje, Raúl, me gustan mucho las calles mayor, sobretodo la que aquella inolvidable película española. En fin, también me gustan mucho las Plazas Mayores...todo tiene su encanto. Gracias, un abrazo.