sábado, 26 de diciembre de 2009

El Ebro canta

y yo escucho...


"Tu sonrisa brilla en mitad del cielo
pero muere en el río temeroso
Su blancura se diluye cual hielo
la luna yace en río tenebroso

El Ebro esta noche es gris consuelo
con su agua de pasaje rumoroso
me cita a la musa que es mi añoranza
me canta tu nombre y me da el desvelo
la triste huella del amor ruinoso
del que aún florece cual yedra, alabanza

Te disuelves, humedeces mi mirada
cuando llego a soñarte en lontananza
cuando al lado de esa estrella varada
se reconforta mi eterna confianza

Pero mis ojos vuelven al río
y no río sino lloro de verdad
porque ahora en tí ya no confío
y sólo existes en mi soledad."


Fotografía de Amaya memoriasdeunafotografa.blogspot.com

8 comentarios:

mi nombre es alma dijo...

Viví muchos años a orillas de uno de los afluentes del Ebro, el Segre, y no he oido música mas tranqulizante y a veces más aterradora.

Un abrazo

Aniovedh dijo...

La verdad es que me has puesto a pensar un poco...y estas palabras "Porque ahora en ti ya no confío y sólo existes en mi soledad" me han llegado como no tienes idea.

Hermosa fotografía, saludos.

Dana Andrews dijo...

Gracias, Alma, envidiable ese susurrar del Segre que escuchaste...seguro. Gracias Aniovedh, espero que te haga pensar pero no demasiado... son sólo palabras jeje. Un abrazo.

Manchas de Tinta dijo...

Bonitas palabras y hermosa fotografía. Un abrazo.

Dana Andrews dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dana Andrews dijo...

Gracias Manchas de tinta, siempre estás presente. Tuve que suprimir el anterior comentario por cometer un error...te había llamado Machas, como a las almejas...jeje. ¡Un abrazo!.

Amaya dijo...

Me parece muy bonito que vuelvas a dedicarle unos versos a este gran río tan inspirador...

Dana Andrews dijo...

Bueno la inspiración ha sido doble. El río Ebro y un regalo que he recibido estas navidades donde se condensa la mejor poesía de Machado. Gracias, Amaya, por todo... en especial esa fotografía.