miércoles, 30 de diciembre de 2009

Out of the past (Jacques Tourneur. 1947)


Yo tuve una vez un blog que murió por causas desconocidas y varios tiros en la nunca de un revólver del 38, por la espalda. Se llamaba la noche interminable y terminó un buen día que nadie quiso salvarlo. Pero recuerdo que en ese blog hablé ya de esta película. Hoy la vuelvo a repescar para la musica de la luna, que parece ser el único blog de todos los que he tenido luchando por sobrevivir.


Nunca es un mal día para regresar al pasado de Robert Mitchum apresado por las tentadoras manos de Jane Green, prendido en el ascua incandescente y eterna de su embustera mirada y bajo la irrepetible batuta del maestro Jacques Tourneur. No lo digo yo, lo dice "Time" y la clasifica entre las cien mejores películas de todos los tiempos. No es ninguna exageración e incluso se pudieron quedar cortos. La última noche que me senté a disfrutar de esta joya del cine negro recuerdo que la lluvia, todavía de otoño, repiqueteaba en los cristales a plena medianoche de un domingo sin causa clara. La luna no había acudido esa noche a la cita que todos los días tiene entre mis recuerdos así que decidí quedar con Jane Greer... y ella me enseñó lo que realmente es una mujer fatal.

La historia de esta película comienza rauda y sin pausas, como un bofetón. Jacques Tourneur nos sumerge sin contemplaciones en la historia de Jeff Bailey (Robert Mitchum), un hombre nuevo con un nuevo nombre en una nueva ciudad que lucha por comenzar una nueva vida, un renacer, y dejar atrás un pasado oscuro e inconfesable además de un amor perdido. Irremediablemente Jeff vuelve a tropezar con su pasado.

Jeff Bailey fue una vez un detective honrado, una buena persona hasta que aceptó un caso que cambiaría su vida por completo, un caso que convertiría todo el día de su vida en noches interminables. Jeff Bailey es contratado por Whit Sterling (Kirk Douglas), un acaudalado gángster que ha perdido una importante suma de dinero en manos de su amante, Kathie Moffett (Jane Greer). Sterling no sólo pide a Bailey que recupere el dinero sino, sobretodo, a la chica a quien a pesar de todo sigue amando con locura... de la única forma que se puede amar a una mujer así. Jeff Bailey comienza la búsqueda de la chica y del botín por Sudamérica hasta dar con ella en una bohemia Acapulco retratada bajo la visión oscura de Tourneur. Aquí los diálogos entre Bailey y Kathie son como disparos secos en la noche, latigazos consecutivos que dotan a la cinta de una agilidad increíble en una historia tan densa. Bailey se enamora perdidamente de Kathie y febrilmente se fuga con ella a San Francisco. Allí intentan comenzar una nueva vida escondidos de Sterling pero la huída constante termina cuando son descubiertos por el antiguo socio de Bailey. Kathie, temiendo que los delatara, asesina con un revólver al socio de Bailey y huye. En ese momento es cuando Jeff decide empezar una nueva vida con un nuevo nombre y olvidar a Kathie, el amor de su vida, su mujer fatal. Parece que está a punto de conseguirlo cuando "retorna al pasado" y se vuelve a estampar con aquella vieja historia. Jeff recibe la llamada otra vez de Whit Sterling para que se encarge de otro turbio asunto. Bailey volverá a encontrarse con Kathie en brazos de Sterling y da comienzo así una enrevesada trama de sospechas, celos y mentiras que acabará trágicamente... de la única forma que podía terminar. Jane Greer encarna a una de las más retorcidas pero también apetecibles femme fatales de la historia del cine. Con sus caricias y besos consigue esconder la crudeza de sus mentiras e incluso sus asesinatos a sangra fría. En cuanto al papel de Robert Mitchum, me llegué a plantear cómo lo hubiera desempañado mi favorito Humphrey Bogart. No se puede hacer mejor que Mitchum. Insuperable. Kirk Douglas, como siempre, roza la perfección como gángster malévolo que tiene su talón de Aquiles en el ciego amor que siente por Kathie. Me gustaría destacar el papel de Virginia Huston como la prometida y chica buena que quiere casarse con Jeff Bailey en su nueva vida y a Rhonda Fleming en el papel de otra malvada menor, Meta Carson. En total un prodigio del cine negro de Tourneur.



Escena del segundo y definitivo en cuentro entre Jeff y Kathie:

12 comentarios:

Kinezoe dijo...

Amigo Dana, es todo un placer pasar por tu blog y encontrar aquí una de mis pelis favoritas de todos los tiempos. Junto con "Perdición", de Billy Wilder, y "El Sueño Eterno", de Howard Hawks, la película que vendría a completar mi particular terna de oro en el grandioso film noir que tantas maravillas nos legó. Un portento. Y nunca me cansaré de verla :-).

Gran reseña la que le dedicaste. Un abrazo y Feliz Año 2010!!

dointhepop dijo...

Pues yo diría que tu blog goza de una estupenda salud, aunque siempre debieramos vigilar nuestras espaldas. Volver a películas como ésta hace que te sientas más vivo que nunca, éso si, con una sensación de peligro constante. Grande Robert Mitchum.

Felices Fiestas.

xabipop dijo...

Lo siento, pero me hago un lío a la hora de seleccionar un perfil en tu blog...

ARVIKIS dijo...

Yo también opino que eres "un Pepito Grillo" del 7º Arte y nos traes a la memoria visual esas Obras Maestras intemporales que tantas sensaciones nos causaron. Tu blog como los "12 robles de Tara"
Un saludo.
Arvikis

39escalones dijo...

Que el blog sea por muchos años...
Gran película, obra maestra indiscutible, paradigma del cine de género y del sistema de estudios, primera vez que vimos a Mitchum en plena forma.
Gran artículo.
Feliz año.

Dana Andrews dijo...

Muchas gracias Kinezoe. Vaya dos perlas que mencionas con "El sueño eterno" (el título de mi blog ya lo dice todo sobre mi opinión de esa obra maestra) y "Perdición" de la que también se habla hoy en dointhepop.blogspot.com Joyas... que nunca más veremos ya como novedad en un cine perdido. Dointhepop, muchas gracias. Qué razón tienes cuando dices lo de mirar a las espaldas. Robert Mitchum, grandioso, me hace sentirme vivo, es cierto y muy curioso si lo miramos friamente. No te preocupes por lo del perfil... Vaya, Arvikis, ¡qué comparaciones!, me dejas alagado, conmovido y atónito. Muchísimas gracias por estar siempre ahí. Bueno 39escalones, ¿qué te voy a explicar yo a tí que estás aquí desde que empezó mi universo bloggero?. Tú has visto todos mis amigos-blogs difuntos cuyas tumbas flotan por algún recóndito lugar del ciberespacio. Te agradezco que sigas al pie del cañón. No puedo estar más deacuerdo en lo de Mitchum. Un abrazo. ¡FELIZ AÑO PARA TODOS!.

Antonio Callau Pérez dijo...

"Retorno al pasado" es el cine negro en estado puro. Se nota la mano europea de Tourneur. Todas las fotografías que has publicado sirven para pintar un bonito cuadro.

Dana Andrews dijo...

Me encantas esas fotografías, sobretodo la primera. Espero que pintes un cuadro de esa imágen. Muchas gracias.

Amaya dijo...

Me uno a los comentarios, ya entrados en 2010 pero con el mismo ánimo de hace unos días.
Recuerdo un viaje que me trae muy buenos recuerdos en que me hablaron de esta película y... aún estoy pendiente de verla!!
Gracias por el inmejorable comentario

Dana Andrews dijo...

El inmejorable es el tuyo, Amaya. Muchas gracias por retroceder tanto para comentar en una entrada anterior... es un detalle. Debes de retornar al pasado cuanto antes...(me refiero a ver la película y a nada más).

Raúl dijo...

En su día, me sirvió para ambientar uno de mis micro-films.
Una excelente peli.

Dana Andrews dijo...

La verdad, Raúl, es muy inspiradora. Deseando estoy de conocer ese micro-film. Muchas gracias.