miércoles, 26 de agosto de 2009

The Party (Blake Edwards. 1968). A la medida de Peter Sellers




Conocida en España como "El guateque", Blake Edwards realizó en 1968 una película a la medida de Peter Sellers, cinco años después de haber estrenado "La Pantera rosa". Peter Sellers tenía mucho que ofrecer fuera del papel del inspector Closeau. La película comienza con una estupenda parodia de "Gunga Din" en la que se nos presenta al mediocre actor Hrundi Bakshi (Peter Sellers) "destrozando" una película, la primera que realiza como protagonista. A partir de ahí nuestro actor de origen hindú es invitado por equivocación a una fiesta privada hollywoodiense en casa del productor de la película que, gracias a él, nunca se llegó a rodar. Hrundi, con su habitual habilidad para hacer las cosas, va destrozando la fiesta y la mansión del productor causando, ya involuntariamente ya por torpeza, un desastre tras otro y convirtiéndolo todo en una loca y disparatada orgía sesentera hippye sin sentido. Es una película para no parar de reír con un montón de detalles inesperados y golpes de humor directos y efectivos donde cada pequeño papel es de vital importancia. Cómo olvidar por ejemplo a Steve Franken en el papel de camarero borracho que bebe todas las copas que deshechan los invitados hasta acabar por los suelos o a ese vaquero enseñando a jugar al billar a una despampanante italiana que, por otro lado, no deja de comer en toda la película. También inolvidable es esa orquesta que no deja de tocar su música bajo ningún concepto ni siquiera por estar bañados y rodeados de espuma. Todo este loco cóctel está salpicado, una vez más, por la genial música de Henry Mancini donde destaca la balada "Nothing to lose" interpretada en la película (y a su vez "destrozada") por Claudine Longet y su casi ausente voz.

Así pues, si buscamos una película a la medida del cómico Peter Sellers (además de "La Pantera Rosa") ésta es la señalada. Peter no para de hacernos reír con su talante serio y graciosamente estúpido en el papel del actor hindú Hrundi Bakshi. Además, para más detalles, el propio Peter Sellers venía de antepasados hindús, por lo que la película le va como anillo al dedo. De hecho, al comienzo de los títulos de crédito nos deleita tocando el sitar, típico instrumento hindú. Ahora una pequeña muestra de mis escenas favoritas. La llegada a la fiesta de Peter Sellers y la prodigiosa cena. La segunda escena está en francés. No la pude encontrar en castellano.



6 comentarios:

Amaya dijo...

Magnífico tandem de películas que comentas.
Muy buena descripción del "Guateque" así que no queda más que verla.
Yo también la recomiendo, es desternillante.

mi nombre es alma dijo...

Que buen rato se pasa en este Guateque.

Un abrazo

39escalones dijo...

Magistral Sellers, una de mis películas favoritas, aunque el tipo, como sucede con muchos cómicos, quizá demasiados, era un tipo de cuidado.
Saludos.

Dana Andrews dijo...

Sí desternillante Amaya. Quién pudiera estar invitado, alma. 39escalones, no se nada de la vida de Sellers pero...me lo imagino.

© Reina dijo...

¡Vaya! Esta vez no coincidimos en "gustos"; reconozco que es muy bueno, peeero...
Besos

:) Reina

Dana Andrews dijo...

pero....no me dejes así...jejeje.