miércoles, 29 de julio de 2009

Bruce Springsteen. Soñando con el rock'n'roll bajo el cielo sevillano




La noche es refrescante y te hace olvidar el infierno de los 44 grados bajo el sol sevillano. Pero todo merece la pena si es para contemplar al mejor artista que se puede ver hoy en día. Con un ensordecedor pitido en los oídos, con la ropa todavía sudada del concierto, desde la habitación de un hotel próximo a La Giralda os cuento cómo ha sido el último recital del jefe. Bruce Springsteen fue una locomotora resucitadora del rock and roll que nos arrolló y nos pasó por encima en tres horas de potente música sin parar. Agotador, arrollador, una bestia humana que te hace vivir y vibrar, latir, sudar y gritar con el mejor rock de la historia, el que ofrece "El Jefe" con la legendaria E Street Band. Empalmando una canción con otra sin darse un respiro ni dárselo a su banda, ni dándoselo al público que pide a gritos más y más para que Bruce se lo de, en bandeja de plata. Así comenzó la tormenta de rock con "Badlands" y "My love will not let you down" siguiendo con "Out in the street" y "Hungry heart". Bruce revisó todo el mejor rock de su historia y así tenemos que del disco "Born in the U.S.A." cantó cinco temas que fueron: "I'm on fire", "Bobby Jean","Glory days", "Darlington county" y "Dancing in the dark". Revisó grandes sorpresas como "The E Street Shuffle" o "Loose ends". Me tocó la fibra y el alma y me hizo soñar cantando "Youngstown" y "41 shots".se dejó llevar por el mejor rock and roll clásico versionando "Seven nights to rock" o "Twist and shout" y nos volvió a enloquecer con su "Waitin' on a sunny day", "Lonesome day" y "The rising". Volvió a revisar "Born to run" y me orprendió con "Johnny 99". "She's the one" fue una joya y, del último disco sólo cantó la maravillosa "Outlaw Pete" y "Working on a dream". Después pues, el Bruce de siempre...sacó a bailar a una chica del público en "dancing in the dark" y bromeó con un niño cogiéndole en brazos y tomando una de las chocolatinas que llevaba. Cuando nos queríamos dar cuenta ya llevaba dos horas de concierto y aún le quedaba otra. Me gustaría saber cuál es el elixir de la eterna juventud que parece haberse tomado este hombre para hacer lo mismo noche tras noche, tras noche, tras noche y acabndo el concierto mejor que nosotros. Increíble y extasiado mañana vuelvo a Zaragoza. Os dejo unas fotos caseras del concierto, de hace unos minutos, para que se hagan una idea de lo cerca que estuve. una vez más, cuando ves a Bruce Springsteen en concierto te reinventas y resucitas y sales de ahí bautizado de rock and roll, como si supieras que es verdad... que existe una segunda oportunidad.

6 comentarios:

Vivian dijo...

Yo estuve en el concierto anoche, bueno, no en persona, pero un amigo me llamó por teléfono desde allí, una pasada…
Lo que digo, al final conseguiréis que me haga fan de este hombre jeje…

Un beso

mi nombre es Alma dijo...

De concierto en concierto y disfruto porque me toca.

Saludos

Dana Andrews dijo...

La próxima vez, Vivian, te aconsejo que estás en persona. Y disfrutando de verdad Alma.

Amaya dijo...

Si es que existe una segunda oportunidad, Bruce, dámela, que me parece que vas a ser el único y vas a cumplir tu palabra ;)
Con comentarios así vas a conseguir un ejército de seguidores... y no vamos a caber todos en los conciertos!!!
Besos

Amaya dijo...

Y sí que estuviste cerca... puedo decir que las fotos serán caseras pero... valen mucho y, gracias por una crónica tan rápida (se me olvidó comentarlo antes)

Dana Andrews dijo...

Claro, Amaya, es que la fotógrafa era buena...