domingo, 24 de mayo de 2009

"El hombre araña"


Esta vida es un sendero lleno de luces y sombras. Cuando el sol luce brillante un día, sin previo aviso, al día siguiente te levantas ante los cielos más negros que hayas conocido. Hoy el día era soleado pero tus ojos llamaban a la lluvia. El sol ardía en el cielo y no me percaté de que el negro atrae el calor. Cuando pensaba que me moría de sed hayé un bar donde refrescarme. Éste café tenía en la entrada un gran espejo. Al mirarme en él comprobé lo inteligente que era al haberme vestido todo de negro bajo este día tan soleado. Quizá me vestí así con la intención de atraer algún rayo de sol hoy que me falta la luz de su mirada. Quizá fui así vestido porque para mi hoy está nublado a pesar de que no haya una nube en el cielo.

"Yo soy una araña que se quema al sol
Abrasado por dentro por no tener tu amor
Sudo por fuera todo el amargo dolor
Y me refugio en un bar donde me araña el alcohol

Alcohol de quemar recuerdos conservados en formol
Alcohol transparente que no necesita tu color
Que me recuerda que éste insecto no puede vivir sin tu calor
Y de nada me sirve refugiarme de noche bajo un farol

Yo no soy "spiderman" pero tú eres mi heroína
La razón de mi despertar, motivo de existencia
Hoy trabajo de noche y me emborracho de cafeína

Nada me excita tanto como aguardar tu presencia
Eres mi droga y nunca necesité la cocaína
Pero éste hombre araña se carboniza en tu ausencia"

Por favor, tened la delicadeza de no contar las sílabas que ésto no pretendió nunca ser un soneto.

2 comentarios:

39escalones dijo...

Deberías haber puesto la advertencia primero... Un hombre araña algo socarrado. Conclusión: el amor quema. Excelente metáfofa.
Saludos.

Dana Andrews dijo...

Gracias Alfredo, supongo que no esperarías una crónica de "Spiderman 3" jejeje...