miércoles, 14 de diciembre de 2011

Cerrado por invierno




Son las siete de la mañana
en las cárceles mojadas de invierno.
Cortinas de niebla son tus ojos
derramándose como telones harapientos
de un viejo teatro olvidado
y escenas sucesivas
que debieron ser borradas,
nunca repetidas ni ensayadas;
paisajes todos que debieron ser filmados
sobre caducos celuloides
para que el tiempo también
los hiciera desaparecer.


Sobre estas baldosas,
los últimos cigarrillos
y las persecuciones que nunca terminan
en las vastas extensiones del insomnio,
parecen solo un segundo
en la simple esfera del reloj
donde tu rostro siempre es joven
y tu sonrisa inagotable.


Son las siete de la mañana
por las calles empapadas de invierno
y un mendigo arregla su cama improvisada
en el interior eléctrico de un cajero.
Si este héroe consigue dormnir aquí
mañana, al despertar, le preguntaré
qué opina él del tiempo,
de las esferas en los relojes,
de las sonrisas que no caducan
y de la libertad
en este mundo extraño.


Solo son las siete de una mañana esfumada,
cerrada por invierno.



La canción que suena en la cabecera del texto se titula Serenity y  está compuesta e interpretada por el saxofonista recientemente desaparecido, Clarence Clemons

26 comentarios:

miquel zueras dijo...

Bueno, cuando he leído "Cerrado por invierno" pensaba que le dabas unas vacaciones al blog pero me alegra saber que es el título de otro de tus magníficos poemas. Eso, que las sonrisas no decaigan. Abrazos, Marcos. Borgo.

Myra dijo...

Es un placer leer este poema tan especial mientras escucho la música de Clarence Clemons. Creo que la unión de poema y música esta vez es perfecto.
Maravilloso y tristemente nostálgico.

Un beso

roberto dijo...

La música acompaña perfectamente al texto, es cierto. Un enlace maravilloso...

Pilar dijo...

A semejantes horas y con el día tan triste que describes no sé qué puede pensar el mendigo, pero no creo que sea nada bueno. Bueno siempre es leerte. Un abrazo

abril en paris dijo...

De los poemas que te he leido éste me ha emocionado muchisimo, Marcos.
La música perfecta y la piel de gallina..
Conviertes la tristeza en sentimiento de lujo..

Un beso emocionado

ARVIKIS dijo...

Marcos cabalga de nuevo. ¿Dónde has estado esta semana? En SIN CITY? Desde luego el sitio te ha inspirado un bello y desasosegante poema.
Un abrazo.
Javier

Marisa dijo...

No podías haber elegido mejor tema que este de Clarence Clemons para acompañar a esa mañana esfumada, de esferas de relojes neutralizadas por la niebla, cerrada y encerrada en el invierno del tiempo.

Un abrazo, Marcos.

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Cuantas veces nos desvelamos sin poder dormir, tan solo por acariciar un recuerdo, un sueño, y cerramos el telón al mundo entero.

Lindo poema!

Abrazos alados.

PEPE CAHIERS dijo...

Esta bien eso de "Cerrado por invierno", al fin y al cabo todo se detiene, en cierta manera, cuando el frio acecha, y cuando nieva el silencio es casi mágico.

39escalones dijo...

¿"Recientemente desaparecido" o recientemente muerto?
Yo soy más del General Invierno que de otras demarcaciones temporales más sudorosas. Y este invierno estoy cerrado por derribo, así que tu poema, que está muy bien, me viene al pelo (que no tengo).
Abrazos.

juan andrés estrelles dijo...

Hermosa canción para acompañar a un hermoso poema. Menudo susto me has dado con lo de cerrado por invierno casi me atraganto con el café. Un abrazo.

Clementine dijo...

A mí me ha pasado como a Miquel al leer el título de tu entrada. Primero he pensado "¿se referirá al blog?", luego más optimista me he dicho "no, será uno de sus maravillosos poemas"... Lo que no imaginaba era que iba a estar tan bien complementado con esa música y esa mágica fotografía. Ya sé, me dirás que la fotografía no es tuya, ni siquiera la música... ¡pero el poema sí! Besos, Marcos.

Raúl dijo...

Dice el poeta que invierno rima con infierno... por lo que tendrá sus razones.

Marcos Callau dijo...

Bueno, bueno, ya veremos Miquel. Quedaría bien como final... Un abrazo.

Es la primera vez que encuentro esta canción de Clarence Clemons en internet y la he buscado hace mucho tiempo para acompañar alguna entrada. Pertenece a su álbum "Peacemaker" y es más que recomendable. Gracias por pasar, Myra. Besos.

Gracias Roberto, un fuerte abrazo amigo.

No, no creo que sea nada bueno. Más bien, será algo real. Es un placer verte por aquí Pilar. Besos.

Mil gracias Abril, eres muy amable. Me alegro que te haya gustado. Besos.

¿Sin city? jejeje. No, he estado todo lo más alejado posible de Bruce Willis jejeje Un abrazo Javier.

Me alegro te guste también esta pieza de Clemons. Su saxofón, como esa mañana, también esbozado. Besos Marisa.

Lindo también tu comentario, Diana. Bienvenida por este espacio, espero que pases siempre que quieras. Mil gracias,.

Casi mágico, Cahiers. El silencio invernal tiene algo de desasosiego pero también de paz y tranquilidad. Abrazos.

¿Estás cerrado por derribo? Bueno, bueno, esto me suena más sabinero pero siempre me ha gustado la expresión, casi tanto como la canción. Un abrazo!

Bueno Juan, tómate otro café a la salud del blog jejeje. Gracias por pasarte y comentar. Un abrazo.

Si la música fuera mía, ahora mismo cogía el saxo y me iba a la Gran Vía a ganarme el café de la mañana. Tocar así debe ser una maraviñlla. Me alegra que te haya gustado Clementine. Un beso y mil gracias.

Ahí le has dado Raúl. Muy acertada esa rima. Si al final vas a escribir también poesía... Un abrazo.

MucipA dijo...

Uffff!!! No sé qué es más genial si tu poema o la canción con la interpretación de Clemons. Creo que es la combinación de ambas lo que hace de esta entrada un momento único.
Menos mal que no cierras el blog por invierno, que yo también me lo había pensado al leer el título del post. Por eso ha sido doble mi alegría al encontrarme con esta belleza de música y letra.

Un abrazo, Marcos.

Marcos Callau dijo...

Siempre me ha parecido especial la manera que Clerence Clemons tenía para hacer sonar su inconfundible saxofón. Gracias Mucipa. Besos.

Anaís Pérez Layed dijo...

Otro poema estupendo, Marcos, me encanta eso de "las cárceles mojadas de invierno" para empezar...

Un beso

David dijo...

No son las siete, que son las 0:50, pero bueno..
El poema gana con el tema musical que lo acompaña.
Al igual que Miquel, también pensaba que ibas a dar vacaciones navideñas al blog...pero ya veo que no descansas ;-)
No hay nada que perdonar, Marcos. Que aquí no hay obligaciones... Yo tampoco he tenido mucho tiempo de pasar por aquí (ni por otros blogs vecinos; aquí andamos todos igual)... Entre que he tenido problemas con los comentarios y que he andado liadillo...Desgraciadamente, en un par de semanas tengo vacaciones "forzosas" y dispondré de más tiempo libre.
Ja,ja... Estoy viendo el pie de foto de la entrada del 26 de noviembre.. La foto es genial... pero tiene mucha gracia el pie que le has puesto.
El de Tuvo que ser septiembre creo que es el que más me gusta de los tres que he leído...
Un abrazo.

Silvia Meishi dijo...

Que mágica descripción, Marcos. Que poema tan penetrante; me parecía estar pasenado por esas calles empapadas, a las 7 de la mañana. La foto es magnífica.

Un abrazo

Kinezoe dijo...

La combinación que has conseguido en esta entrada es perfecta. Me gusta el tono que le imprimes a tus poemas y la fuerza que encierran siempre; consigues que uno los viva intensamente.

Por cierto, también a mí me asustaste un poco (creía que cerrabas), aunque luego pensé: no, no está siendo éste un invierno tan riguroso como para que alguien cierre por ese motivo... ;-)

Es un placer darse una vueltecita por "El Sueño Eterno". Un fuerte abrazo, amigo Marcos.

♥ ♣ ֵֶєρσ¢ค ∂σяค∂คֵֶ♣ ♥ dijo...

Por el título, pensaba que volvías a casa por Navidad como el turrón, y descansabas estos días jeje..y resulta que es un un conjunto de palabras envueltas en una hermosa melodía. Me ha emocionado mucho, sobre todo el fragmento final ..esa escena del mendigo pasando frio y durmiendo en un cajero. Aunque, mejor no preguntarle...seguramente sus ojos lo dirian todo.
Feliz finde Marcos! te mando besitos dorados para estos días...

http://i41.tinypic.com/23iur9c.jpg

Marcos Callau dijo...

Eres muy amable, Anaís, mil gracias! Es un honor. Besos.

Nada, David, cada vez se ace más difícil esto de aprovechar el tiempo pero, aquí seguimos todavía. No te felicitaré por esas vacaciones "forzosas" pero, al menos, tendrás tiempo para escribir. Septiembre siempre ha sido mi mes preferido. Un fuerte abrazo, amigo.

Gracis Silvia, me alegro que te haya parecido así. Besos.

No, no hace tanto frío... como para un ponche, que decía aquel. Gracias Kine, eres muy amable y atento a la próxima entrada que te voy a plantear un mini-reto, amigo. Un fuerte abrazo!

Gracias Época. "I'll be home for Christmas" que cantaba Frank o Bing... Bueno, pues aquí seguimos dando guerra. Besos.

aventarte dijo...

¡Precioso!!!

Marcos Callau dijo...

Gracias Aventarte

Juan Risueño dijo...

En invierno la ciudad se vuelve hostil para mucha gente, un enemigo añadido.
Clarence Clamons impresionante. A mí me encanta en Drive all night junto a Springsteen.

Feliz Navidad Marcos. Un abrazo

Marcos Callau dijo...

Juan, has nombrado uno de mis temas favoritos de Bruce Springsteen. "Drive all night" es de lo mejor de "The river" y uno de los mejores ejemplos de loq ue clemons significaba para la E Street Band. Feliz Navidad también para ti y que el invierno no sea demasiado hostil. Un abrazo.