domingo, 3 de octubre de 2010

Versos a orillas del Ebro


 Donde habita el peligro
  
El peligro reside
allí donde comienza tu mirada
en la ribera del río
o en un lugar escondido
donde dos amantes de verdad
pueden jugarse al azar
las cartas marcadas del destino
El peligro habita
en los corazones que por no traicionarse
cometen una infidelidad
La cárcel comienza
cuando dos amantes hieren
por no sufrir su herida mortal
Tienes el pecado adherido a tu piel
y entre nuestras bocas, el espacio,
es la palabra más prohibida

Tus ojos cada día son más claros
de tanto soñar al cielo
de tanto atesorar un secreto
Eres dueña de mis silencios
del beso más sincero
el que permanece inolvidable
mientras, inalterable, la noche en vela
escucha callada
los deseos de tu noble corazón

Esa noche más, aquí donde habita el peligro
en la inhabitable escena de lo inevitable
espero el desenlace de una historia
que nunca ha de llegar.

Siempre acostumbrados a ver una estampa del Ebro a su paso por Zaragoza hoy les dejo esta fotografía mucho más campestre y preferible, en mi opinión, a la urbana. Sí, el cartel sobra, pero no encontré una mejor.

17 comentarios:

Princesa115 dijo...

Me has dejado muda...decir bonito es poco, decir bello también me parece poco...Existe palabras en el diccionario para poder calificar tu poema?
Si encuentras alguna dímelo.
Dónde habita el peligro Marcos?
En los recuerdos, en esos besos dados que nunca se olvidarán, en esas cartas que jugamos al azar?
Dos amantes, heridas, infidelidades...

Besos Marcos, buenas noches soledad

Alma Mateos Taborda dijo...

Impecable poema, una inspiración exquisita. Y muy interesante blog. Me encantó visitarte y volveré si sigues dejando la puerta sin llaves. ¡Felicitaciones! Un abrazo.

Fernando dijo...

Un poema importante, amigo Marcos "ella dueña de mis silencios", en nuestras bocas "el espacio es la palabra más prohibida", pensamientos hondos y exactos. Me ha gustado mucho la fotografía del río Ebro, por fin sin urbanización. Muy grato todo. Gracias y un fuerte abrazo.

Angelus dijo...

Me gusta el cambio de foto en la cabecera del blog. Poema interesante. Saludos.

Marcos Callau dijo...

Muchas gracias Princesa por estas palabras que me desbordan, toda muestra de gratitud es poca. Lo cierto es que "Donde habita el peligro" es el título de una película de Robert Mitchum pero este poema nada tiene que ver con el film. El peligro adopta muchas formas pero creo que se encuentra fácilmente cuando ves un precipicio al fondo de unas pupilas. Gracias Princesa.

Hola Alma Mateos, bienvenida al club. Esta rincón nunca tiene las llaves puestas, así que puedes entrar sin llamar puesto que las sorpresas siempre son bien recibidas. Muchas gracias y vuelve cuando quieras.

Un placer tenerte por aquí, amigo Fernando y tus palabras son muy amables para un principiante como yo. Hay ocasiones en las que vivimos situaciones que nos obligan a coger un bolígrafo (pluma o lápiz) y escribir. Estas situaciones inspiradoras crean la magia. Muchas gracias por leerme y por apreciar esa fotografía con ausencia de urbanización. Un abrazo.

Hola Angelus, me gusta que te guste. Muchas gracias por pasar a leer. Saludos.

arqui dijo...

Qué tendrán los ríos que calan hasta los huesos cuando uno deja que su alma se bañe en la corriente.
Benditos cauces inspiradores, no te alejes de ellos.

roberto dijo...

Precioso poema. Y el cartel en la foto no sobra, hombre, queda bien.

Marcos Callau dijo...

No puedo alejarme, he nacido en Zaragoza y vivo aquí jeje. Gracias arqui por esas palabras tan amables: Los ríos son muy inspiradores y las ciudades con río siempre tienen algo especial.

Hola Roberto. Hombre queda algo rústico o, mejor dicho, "senderista" pero bueno me ha gustado lo qu más la barandilla de madera. Gracias Roberto.

39escalones dijo...

Un poema "peligroso"... Así me guste, que te liberes de reglas.
Opino como Roberto, el cartel queda bien. Mientras los carteles no sean anuncios...
Abrazos.

miquel zueras dijo...

Confieso que no entiendo mucho de poemas pero reconozco cuando uno me gusta, como este. Te recomiendo que visites el Delta del Ebro, la Isla de Buda es un lugar precioso. Saludos. Borgo.

mi nombre es alma dijo...

El peligro esta en su mirada, pero también está todo lo demás.

Amaya dijo...

Lo primero, muy bonito el cambio de la cabecera y lo segundo, me gustaría tener esos ojos claros de tanto soñar... (ah, con la foto del poema seguro que te habríamos echado una mano ;) )

Marcos Callau dijo...

Así, así... liberándose uno Alfredo jejeje. Espero no poner nunca anuncios en este blog.

Hola Miquel, lo importante es que te guste o no. Esto es como el que dice que no entiende de cine. Lo importante es que te guste. El Delta del Ebro es una de mis visitas obligadas pendientes, gracias por la recomendación. Saludos.

Hola Alma, estamos peligrosos esta noche. Gracias.

Hola Amaya, pus también tengo problemas con lo de incluir fotografías. Ahora no puedo incluirlas desde mi ordenador. No entiendo nada. En fin, muchas gracias.

Angel "Verbal" Kint dijo...

Bonitos versos...algún día me animaré a mostrar los míos en mi blog...

Marcos Callau dijo...

Muchas gracias Ángel. Yo te animo a que lo hagas.

aventarte dijo...

Hermosas palabras que sabes reunir muy bien, para formar esos maravillosos versos.

Un beso.

Ana

Marcos Callau dijo...

Muchas gracias Ana por tus amables palabras. besos.