viernes, 29 de octubre de 2010

The 39 steps (Alfred Hitchcock. 1935)


Si algo me queda claro después de admirar esta obra maestra de Alfred Hitchcock, sin duda, es lo adelantado que era a su tiempo el director británico. "Los 39 escalones" se trata de una adaptación cinematográfica sobre la novela de John Buchan con el mismo título. A continuación escribiré un adelanto del argumento. Un canadiense llamado Richard Hannay (un Robert Donat en estado de gloria) está disfrutando del espectáculo mental del señor Memoria (Wylie Watson) en un teatro de Londres cuando se ve envuelto en una estúpida revuelta policial. Richard abandona el recinto tan pronto como puede, acompañado de una mujer misteriosa y desconocida que le pide ayuda y le acompaña hasta su casa. Una vez en casa de Richard la mujer llamada Annabella Smith (Lucie Mannheim) le confiesa que es una espía, que trabaja para el gobierno británico y está intentando impedir que una información de vital importancia sobre la seguridad del espacio aéreo salga del país. Esta información tiene que ver, según ella, con los 39 escalones pero Richard desconoce a lo que se refiere. También le comenta sus claras instrucciones de encontrarse en pocos días con un hombre, en Escocia. Annabella ha sido perseguida por dos hombre que aguardan bajo la casa de Richard así que éste le deja pasar la noche allí. Lamentablemente, mientras duerme, Annabella es asesinada y Richard huye de los hombres que aguardaban bajo su casa, disfrazado de lechero, convirtiéndose así en un fugitivo con una importante pero confusa información sobre los misteriosos 39 escalones. Richard decide tomar el primer tren para Escocia y una vez en el vagón descubre que, en los periódicos de la mañana, ya figura su fotografía como presunto asesino de Annabella Smith. Como vemos, es un principio trepidante, apabullante,  con un ritmo muy ágil y una historia que se desarrolla rápidamente sin dejar una oportunidad para que el espectador tome un respiro. En este comienzo y siempre bajo mi opinión creo que se pueden ver ciertas similitudes con "El hombre que sabía demasiado", rodada tan sólo un año antes; creo que aunque sólo les separe un año de diferencia, "Los 39 escalones" es mucho más moderna, ágil y genial que "El hombre que sabía demasiado", al menos en esta primera versión.

A partir de este momento de la película, la agónica escapada de Richard comienza a un ritmo espectacular, con unas escenas estupendas en los pasillos del tren donde, escapando de los policías, conoce a la bellísima Pamela (Madelaine Carroll). En este primer encuentro en el compartimento del tren, Richard besa a Pamela para hacerse pasar por su esposo y así despistar a los policías. Sin embargo Pamela le delata y Richard debe acabar saltando del tren antes de llegar a su destino.

Una vez en Escocia, Hitchcock se aproxima a la belleza plástica que Ford nos ofreció años más tarde en la Irlanda del "El hombre tranquilo" pero con la diferencia de que Sir Alfred lo consigue en blanco y negro. Desde este punto la película toma un rumbo más parecido al de "Con la muerte en los talones". Richard  se refugia para pasar la noche en la granja de un viejo Reverendo que está casado con una jóven pueblerina. Pero la policía consigue dar con su rastro y Richard acaba escapando una vez más, de manera heróica; vestido con el abrigo del Reverendo, por los campos escoceses, corre hasta llegar al lugar que Annabella tenía marcado en el mapa. Una vez en en la casa del respetable profesor Jordan (Godfrey Tearle) Richard mantiene con él una conversación acerca de Annabella y los 39 escalones. Sorprendentemente Jordan dispara a Richard y lo deja por muerto pero la bala ha quedado atrapada en un misal que el Reverendo portaba en el abrigo. Una vez más, nuestro héroe consigue salir airoso del lance. Finalmente se dirige a Scotland Yard pero los policías no creen nada de lo que cuenta y Richard se ve obligado a fugarse de nuevo refugiándose en un mítin político donde vuelve a encontrarse con la muchacha del tren, la bella Pamela. Richard intenta salir airosos una vez más lanzando un discurso y haciéndose pasar por un político pero Pamela lo vuelve a delatar, como ya hiciera en el tren. En ese momento aparecen dos extraños policías que se llevan detenidos a Richard y a Pamela. En el coche, de camino a un oculto lugar, Richard advierte que realmente los presuntos policías son dos sabuesos contratados por Jordan y vuelve a poner en marcha un nuevo plan de fuga. Pamela y Richard, unidos por los grilletes, consiguen refugiarse en un pequeño hotel de campo. En esta escena en que los dos prisioneros deben commpartir aposento realmente hay algunas escenas muy subiditas de tono para tratarse de 1935 (otro rasgo más de modernidad) y Pamela, pasada la noche, acabará confiando en la sinceridad de Richard.






 El desenlace final de la trama se desarrollará, a gusto típico de Hitchcock, en el London Palladium de Londres. Los finales espectaculares en teatros se repetirán durante la filmografía del director en "El hombre que sabía demasiado" (en sus dos versiones) y en esta película y después Coppola lo homenajeará claramente con el final de su Padrino III. El final de "The 39 steps" es realmente genial y sorprendente, un buen broche para una obra maestra que navega entre el cine negro policíaco y el de aventuras con buenas dosis de expresionismo alemán.





Robert Donat lo descubrimos aquí como un estupendo actor y si os gustó el papel que desarrolla en "The 39 steps" es muy conveniente también admirar la creación que realiza del personaje Mr. Chips, cuatro años más tarde, en la maravillosa película "Adiós, Mr. Chips" (Sam Wood. 1939), muy diferente a ésta pero también muy recomendable.

Lógicemente este post, como no puede ser de otra forma, está dedicado al ya conocido blog 39escalones

Interesantes carteles de "39 steps" gentileza del blog "Retorno a Manderley" de Sir William de Baskerville, aquí

28 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

Para mí es una de las 5 mejores películas de Alfred Hitchcock. Se puede ver hoy día con la misma frescura con la que la estrenaron hace 70 años. Es perfecta de cabo a rabo. No le encuentro ninguna pega. No sé.., es que todo funciona a la perfección. Es magnífica.

Myra dijo...

Hola, Marcos. Hace mucho tiempo que no he vuelto a ver esta peli. A medida que iba leyendo tu entrada iba recordando algunas cosas. También me ha gustado que nombraras la película Adiós Mr Chips protagonizada también por Roberte Donat y mi querida Greer Garson. Me encanta esa peli.

Muy buenas las fotografías que has escogido, la de la farola es preciosa.

Un beso.

PEPE CAHIERS dijo...

No hay nada mejor, para el buen funcionamiento de una intriga, que la vieja fórmula del hombre inocente sometido a una fuga por salvar su vida.

Javier dijo...

He descubierto tu blog por casualidad, dando tumbos, ya sabes.
Me quedo, leo tus entradas.
Me gusta, mucho.
Amo el cine, la novela negra y el jazz.
Lo leeré más despacio, sin duda.
En cuanto al maestro Hitchcock, sólo al oírlo me pongo de pie.
En cuanto a 38 escalones, tiene razón uno de tus comentaristas, tiene la misma frescura que cuando se estrenó.

Saludos.

Marcos Callau dijo...

Buenas Mr. Lombreeze. Pienso igual que tú. Es moderna, fresca, trepidante, apasionante. Sin duda la coloco entre las cinco mejores de Alfred Hitchcock. Muchas gracias por dar tu opinión.

Hola Myra, me alegra que, como yo, admires "Adiós Mr. Chips". Es otra maravilla del cine británico y Green Garson está bellísima y estupenda, aunque desaparece tristemente pronto. Me encnatan esas fotografías, soy un enamorado de las sombras y el blanco y negro. Muchas gracias Myra.

Hola Pepe. En efecto siempre ha funcionado muy bien pero aquí adquiere una originalidad y una efectividad increíbles. un saludo y gracias por pasar.

Bienvenido Javier. Da gusto encontrar gente aficionada al cine negro, al jazz y a la novela negra y me doy cuenta de que cada día hay más. Por algo será. Muchas gracias por tu opinión sobre la película y regresa cuando quieras por aquí, estás en tu casa.

abril en paris dijo...

Tengo muchisimas ganas de ver ésta pelicula porque todo lo del maestro Hitchcock tiene interés y ésta especialmente la tengo pendiente..Además nos has 'preparado' un buen 'aperitivo' y ahora hay que buscarla.
¡ Buena narración pero sin desvelar el final !.
Un beso, Marcos :-)

Marcos Callau dijo...

Eso, eso... nunca desvelo el final porque si no le chafo la película a gente como tú que todavía no la ha visto. yo la vía ayer y fue la primera vez. Me entusiasmó. Un beso y muchas gracias Abril.

roberto dijo...

Buena película, buen homenaje y buena narración. Aplauso triple.

Sr Nocivo dijo...

Es una de mis películas favoritas de Hitchcock, con una buena trama, un buen mcguffin (el misterio de los 39 escalones) que consigue su función de dar un objetivo a la trama y mucho humor, sobretodo en la relación de la pareja protagonista, muy al estilo de las screwball comedies, aunque con el toque picarón-voyeur-enfermizo de Hitchcock.
Mención aparte merece la secuencia de los granjeros, una película dentro de la película.

Princesa115 dijo...

La intriga de Alfred Hitchcock, sus buenas películas.
Hace tiempo que la vi, pero si recuerdo alguna de las escenas.
Me la apunto para volver a verla, me apetece.

Un beso Marcos y buen fin de semana

Marcos Callau dijo...

Gracias Roberto por ese triple aplauso que yo pido para el maestro Hitchock.

Hola Sr. Nocivo y bienvenido por estos lares. Muchas gracias por llegar y comentar. Es cierto lo que dices del granero, merece una mención aparte esa historia dentro de la película. Me parece que se podría sacar mucha punta de esa extraña pareja. Me gusta cómo se despide Richard de la granjera. Un saludo.

Hola Princesa, me alegro de haberte animado a revisarla. Espero que sea un buen fin de semana también para ti.

Reina dijo...

Cualquier película de Hitchcock me gusta; es un maestro que siempre será actual, da igual los años que pasen.

Perfecto para un fin de semana frío y lluvioso como este!

¡Feliz finde! Besos

Marina-Emer dijo...

hola Marcos...yo ya había entrado a tus blogs preciosos por cierto ya que vemos fotos de artistas magnificos y peliculasde antes tan bonitas que yo a veces alquilo para verlas en casa .
gracias por tus bonitas palabras en mi blog al poema "El mar"...
te deseo un feliz fin de semana con cariño
Marina

Mery Larrinua dijo...

Me encanta sentirme en esa epoca!!!
un beso

Marcos Callau dijo...

Hola Reina, tienes razón: es perfecto para los días grises, lluviosos y fríos. Feliz finde también para ti.

Hola Marina. Sí, ya recuerdo que habías entrado. Gracias a tí por ofrecernos ese bello poema.

Hola Mery. A mí también me gustaría sentirme en ella pero cada día es más difícil. un beso.

Yuri Zhivago dijo...

La verdad Marcos que tengo bastante olvidado a Hitchcock intentaré hacer un hueco estos días de lluvia a 39 escalones aunque mi asignatura pendiente es tener en mis estanterías "Adios Mr Chips"me emocionó tanto cuando la ví hace años.
Un abrazo

Elvira dijo...

Muy interesante entrada, Marcos. No recuerdo si la he visto o no. Si lo hice, fue hace tanto tiempo!!! Un abrazo

Marcos Callau dijo...

Oh, "Adios, Mr. chips" también dejó en mí un recuerdo imborrable Yuri. En cualquier caso "The 39 steps" es toda una obra maestra.

Hola Elvira. Pues nada, a refrescar la memoria viéndola otra vez. Gracias por pasar. Un abrazo.

JAVI dijo...

Una enorme película y un gran director (para mí el mejor). Particularmente la que más me gusta es Alarma en el expreso, de unos años después y de factura parecida a 39 escalones.

Un blog precioso por el contenido y la estética. Saludos de un hitchcockiano.

miquel zueras dijo...

Es una de mis preferidas de Hitchcock antes de la que considero su época mágica, los 60 (Vertigo, Los pájaros,Psicosis...) Tu entrada sobre Canfranc me recordó que cuando mi hermano trabajaba localizando exterioes para el cine fue allí para rodar una película ("Doble dos") ambientada en el encuentro de Hitler y Franco en Hendaya. La película no sw llevó a cabo pero me enseñó unas impresionantes fotos de la estación. Borgo.

Marcos Callau dijo...

Hola JAVI, bienvenido. "Alarma en el expreso" es también brillante y creo que su estilo, como bien dices, se incicia en "The 39 steps". Lo que pasa que a mí, como añadido, me encanta cómo actúa Robert Donat. Gracias por pasarte y espero que vuelvas siempre que quieras.

Hola Miquel. Esta época de Hitchcock es sencillamente estupenda. Me encanta la nécdota que has contado de tu hermano. Ciertamente Canfranc es un lugar estupendo para rodar una película. Imaginemos una persecución por esa estación abandonada. Espero que ese proyecto, finalmente, se lleve a cabo. Gracias Miquel.

Einer dijo...

Hola, Marcos. Los 39 escalones es mi película preferida de Hitchcock. Por contra, la primera versión de El hombre que sabía demasiado es una de las que menos me gustan.
Buena entrada, me has recordado que hace mucho que no veo esta peli.
Un saludo.

mi nombre es alma dijo...

Ya sabes que en lo tocante a Sir Alfred poco puedo añadir y soy poco objetiva, todo me gusta. Y por supuesto esos treinta y nueve escalones y más que hubieran.

David dijo...

No he visto Adiós, Mr.Chips todavía.
Esta la tengo que volver a ver..la revisité hace un par de añitos, pero es TAN BUENA... Y eso que yo no soy muy de Hitchcock. Pero esta es de mis favoritas suyas.
Un saludo.

Marcos Callau dijo...

Hola Einer. Descubro que ya no soy l único al que le defrauda l aprimera versión de "El hombre que sabía dmasiado". Creo que la segunda ersión es infinitamente superior. Un saludo.

Hola Alma, es difícil la objetividad con Sir Alfred. Yo también subiría más escalones jeje.

Veo David que los escribes con mayúsculas y no es para menos. Es una maravilla y comprendo que sea de tus favoritas en la filmografía del británico. Un saludo.

39escalones dijo...

Cómo se me ha podido pasar este post, PRECISAMENTE A MÍ... En fin, han sido días agitados y bla, bla, bla... Aunque en algunas de sus anteriores películas ("The lodger", "Blackmail", sobre todo) ya se va perfilando el inmortal estilo del genio, ésta es su primera película redonda, el primer "Hitch". No sólo por el empleo magistral del MacGuffin, sino porque asienta los principios en los que basará su cine posteriormente, los caracteres principales (el prota, la bella y el villano con estilo y glamour, sea lo que sea eso), y el fundamento de la acción y el ritmo. OBRA MAESTRA TOTAL.
Gracias por el recuerdo a mi humilde casa.
Abrazos.

PD. En persona, ya te diré una cosa sobre este texto.

ethan dijo...

Sin duda, mi preferida del período inglés, a mucha, muhísima distancia de la primera versión de "El Hombre que sabía demasiado". Hitch da rienda suelta a su humor y eso la hace cada vez más buena...

Marcos Callau dijo...

Muy bien, Alfredo... con un martini de por medio por si acaso jeje. Me encantó esta primera obra maestra del genio. Que me pareció muy moderna para la época como ya dije. Un abrazo.

Hola Ethan. Es verdad, aquí hay presenta mucho humor negro del genuino de hitch. Muchas gracias, Ethan.