martes, 13 de octubre de 2009

Balada de Bar (relato poético)



"Al filo de la madrugada, cuando todo el mundo calla, se susurra el sonido del engaño, el beso escondido, el amor oculto y se profanan las tumbas de los corazones malheridos. A esa hora que es el quicio entre el bien y el mal, dos amantes huídos se
ocultan en un bar condenados a un destino fatal.

00:30 de la madrugada. Pequeño y oscuro bar de un lunes a punto de cerrar. Dos amantes luchan contra el enemigo imposible del tic-tac del reloj en la pared, banda sonora que marca lo efímero de sus condenados encuentros, mientras comparten miradas
en una oscura mesita de un rincón apartado del mundo.


Él la observa mientras ella está bebiendo el café y piensa en silencio:


Tú y yo en un solitario bar
perfecto lugar para ocultarnos
Mira, no hay nadie, me puedes besar
luz ténue bajo la cual amarnos

Hacemos planes que no pueden durar
mucho más allá de ésta brillante noche
Mañana te tendrás que levantar
a esa vieja vida tuya tan aburrida
¿Cuándo vas a romper y vas a empezar
a dejar de ser la amante escondida?

Nos amamos, la luna no quiere mirar
tras la espesa nube está ocultada
Bajo una farola me vas a abrazar
que es mi único sol, con tu mirada
Brilla farola, no dejes de brillar
sólo iluminas tú nuestra vida
sólo eres tú testigo de nuestro amar
y al llegar el día llega tu huída
que es el momento de su partida


Ella deja la taza de café y levanta su mirada hasta encontrar a la de su amante. Los dos comienzan a hablarse, casi a susurrarse:

Él: - ¡Qué mirada tan brillante!
cómo lucen tus pupilas
Eres un fuego ardiente
y yo... sólo soy tu amante

Ella:- Tú eres mi estrella fulgurante
Me abrasas mientras me vigilas
con tu palabra valiente
con tu beso susurrante

Él: - Enciendes un cigarro, radiante
y entre tus labios el humo destilas
Me envenenas como una serpiente
me ciegas con tu blanco semblante

Ella:- Bájame del cielo un diamante
mientras en mi humareda tus sueños mutilas
mientras confías en mí tu simiente
Mírame, me tienes aquí delante

Él: - Verás... yo albergo la soledad constante
y al marcharte mis deseos afilas
Soy un solitario penitente
con momentos de gloria que duran un instante
Déjame declarar lo que yo siento en verdad:

El humo en tus labios es buena señal
pues tú eres lumbre de noche
que se apaga al amanecer
El humo en tus labios es lo que queda
humo en mis labios, humo en tu ausencia

El humo en tus labios es sino fatal
Humo en los labios de mi derroche
Humo dejas al desaparecer
En la silla vacía tu humareda
Humo en el vacío sin tu presencia

Calla, pues, y bésame entonces
Bésame ya y bésame hasta el final



Al amanecer, en el mismo bar, aquél mismo hombre levanta la copa para brindar con su silla vacía llena de humo de la cofradía del recordar, recordar y nunca poder olvidar".

13 comentarios:

mi nombre es alma dijo...

El humo en los labios siempre dice adiós.

Un abrazo, estupendo texto.

Manchas de Tinta dijo...

Dicen que recordar es volver a vivirlo. Eso dicen pero no sé yo...

Aniovedh dijo...

OMG!!que te puedo decir...simplemente perfecto...me ha hecho recordar varias cosas...perdona mi ignorancia, de donde es el texto? una película o algo? gracias Dana ;D

Dana Andrews dijo...

Qué bonito el humo, alma. Si no se vive no se puede recordar, manchas... ya lo sabes. Aniovedh, gracias. El texto es de invención propia como todos los que escribo aquí. Si escribiera algún texto que no es mío, pondría el autor. Es que ya me he aficionado tanto que escribo todos los días.

Aniovedh dijo...

OMFG!!! perdona semejante pregunta mía, con esa respuesta solo me resta decir..."felicidades!! eres muy buen escritor", siendote honesto, es lo mejor que he leido hoy, gracias por esas palabras, por mientras solo me resta recordar y pensar... seguiré esperando mas entradas.

Dana Andrews dijo...

Bueno, muchísimas gracias Aniovedh. Me alegro que te guste.

Francisco Ortiz dijo...

Los dos son humo, los dos se elevan y caen y huyen como el humo al amanecer. Una metáfora muy exacta de estos dos amantes.

Dr. Dulcamara dijo...

Genial, me ha gustado mucho.

Es mi primera vez en tu blog, pero sin duda me pasearé por acá más seguido.

Saludos

Dana Andrews dijo...

Gracias Francisco, bonitas palabras que me recuerdan a la balada de jazz, "Deep in a dream". Bienvenido "doc" y muchas gracias por tu visita. Pasa cuando quieras, ésta es tu casa.

Bogart dijo...

Que curiosa esa última hora del bar tan cercana al cierre. Acelera las pasiones y acelera los corazones....

Feliz fin de semana.

39escalones dijo...

Historia en blanco y negro con guiños a Sabina incluidos. La ficción se retroalimenta.
Abrazos.

Dana Andrews dijo...

Esa última hora del bar a punto de cerrar, amigo Bogart...cuántas canciones ha inspirado, y cuántas películas. Sí, 39escalones, en blanco y negro. Me gusta que hayas sabido apreciar el claro guiño a Joaquin Sabina.

Amaya dijo...

Creo que cuantos te leemos fantaseamos visualmente con la recreación de tus textos...
rozando el guión de una película de cine negro.
Perfecta la visión de Francisco, Bogart y 39escalones. Totalmente de acuerdo.
Un saludo