martes, 24 de mayo de 2011

Detour (Edgar G Ulmer. 1945)

Tom Neal es Al Roberts en Detour, intentqando despistar al terrible destino
El destino siempre acecha, a la vuelta de la esquina, es imposible esquivarlio. Hay vidas que parecen condenadas a que ese viaje emprendido hacia la esperanza termine siempre en el mismo lugar, al tomar el desvío equivocado, un camino que nunca se podrá evitar. La película comienza mostrándonos a un hombre atormentado, sobre la barra de un pequeño bar y tras una fuerte discusión con uno de los clientes (por elegir cierta melodía en la jukebox), se sumerge al espectador en un fabuloso flashback. Al Roberts (Tom Neal) es un pianista de un club nocturno neoyorkino que, una noche lluviosa, decide viajar para encontrarse con su novia (Claudia Drake) en Los Ángeles y de esta manera, casarse con ella a pesar de que la situación económica no sea muy favorable. Naturalmente Roberts no tiene dinero para costearse el viaje y decide hacer auto-stop. Un convertible lujoso conducido por Charles Haskell se detiene junto a él y lo recoge. Durante el viaje Haskell comenta a Roberts que acaba de abandonar a una mujer en la cuneta. Lamentablemente, cuando llega la noche, Haskell pide a Roberts que se haga con el volante mientras él echa una cabezada, un sueño del que ya nunca despertará. Cuando Roberts advierte que su compañero de viaje está muerto, abandona el cuerpo pero antes, se hace con todo el dinero, con su traje y con el carnet de identidad de Haskell. Evidentemente para un hombre desesperado económicamente, la muerte de un hombre rico se presenta como una oportunidad y quizás una buena solución sería suplantar su identidad durante un tiempo.
Roberts y Haskell
Pero en el camino, Roberts encontrará a una mujer haciendo auto-stop y comete el craso error de recogerla, igual que el difunto Haskell había hecho con él horas antes. La mujer resulta ser Vera (Ann Savage), la mujer que un día antes Haskell había abandonado en la cuneta.
Ann Savage y Tom Neal, fotografía publicitaria
 La situación se hace insostenible cuandoVera descubre que Haskell está muerto y cree que Roberts lo ha asesinado para quedarse con el dinero. A partir de entonces Vera maneja a base de chantajes al pobre Roberts que cada día llama a su novia por teléfono inventando una excusa nueva. Vera decide que deben compartir la vida porque el destino les ha unido y Roberts nunca la podrá abandonar pues las cadenas que les unen son más fuertes que el amor hacia su prometida.. La película se mueve en la línea del cine negro y la historia adpatada sobre la novela de Martin Goldsmith es más que suficiente para haber creado una obra maestra. Verdaderamente el espectador goza de planos estupendos y de un ambiente oscuro más que satisfactorio. Sin embargo, la elección de los actores principales así como la resolución final de la trama pueden hacer flaquear el resultado final pero, a pesar de todo, merece la pena su visionado y me atrevo a recomendarla. Aunque solo sea por esa historia que transcurre en la carretera en una huída que, sin embargo, nunca conocerá el destino final, la película se hace imprescindible.  Al Roberts es el hombre condenado a la búsqueda de lo inalcanzable, sentenciado a huir eternamente en la carretera insalvable del destino, marcado por unos terribles sucesos que él nunca buscó. No es mala elección acompañarlo en su terrible viaje.

A continuación una galería de los fotogramas que nos ofrece Detour :

Un plano magistral, iluminando solo la mirada de Roberts (Tom Neal)
Al comienzo de la historia, haciendo auto-stop
Vera descubre la historia de Hasckell
Vera y Roberts llegando a una ciudad
Fotografía publicitaria
Otra fotografía publicitaria

25 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Cine negro en toda su esencia y un cruce de destinos fatal.

Marcos Callau dijo...

Y tan fatal, Pepe. El tratamiento del destino es lo que me seduce de esta cinta. Gracias Pepe.

David dijo...

Excelentísima película, y una de esas joyitas medio desconocidas del noir.
El tono de pesadilla fatalista, la narración en flashback, la mujer fatal, la realización expresionista... un festín de cine negro, recomendabilísimo.
Sirva este peliculón para reivindicar a Edgar G. Ulmer, discípulo aventajado de Murnau, y un gran director que, por suerte o por desgracia, se vio relegado a la serie B.
Un saludo y muy buena reseña.

El Tirador Solitario dijo...

Me encanta esa película; Marcos, hecha con cuatro duros, y en pocos días...fabulosa.

Y a mi me gustan los actores, tiene fuerza, la atmósfera...vamos, que no soy objetivo con esta joyita.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola David, me alegra que te guste esta peli. Lo único que no me convence es el final. Pero aun así es una gran historia. Desconocía que fuera discípulo de Murnau. Gracias por tus palabras.

Anónimo dijo...

Hola Tirador. Realmente es una joyita como bien dices. Yo tampoco soy objetivo con el cine negro. Por cierto, el anterior comentario anónimo es mio.

Anónimo dijo...

Pues nada, sale anónimo pero soy yo. Marcos

abril en paris dijo...

Desconocida para mi pero ¡ gracias "anónimo" por darle publicidad en éste tu espacio cinéfilo y soñador ! Intentaré encontrarla.

Un beso, Marcos :-)

P.D. Las fotos son muy atractivas.

David C. dijo...

A mi me gusto mucho el filme. sobre todo los primeros 30 minutos.

39escalones dijo...

Es una película que, más allá de las carencias que señalas acertadamente, resulta de capital importancia porque resume en sí misma toda la esencia de la era dorada del ciclo negro americano. En ese sentido, es casi una película-compendio.
Abrazos.

Clementine dijo...

Anónimo Marcos, primera noticia que tengo de esta película. Y mira que de este género siempre me lo he mirado todo. No la conozco ni por título ni por nada, pero viniendo de donde viene la recomendación ya me la he apuntado, me ha faltado tiempo. Besos.

Einer dijo...

Gran película. Además, de poco más de una hora, lo cual también se agradece de vez en cuando.

Javier dijo...

Cine en estado puro.
Muy bien contada.
Ya no se hace cine así, que pena.



Saludos (De Segunda).

Marcos Callau dijo...

Si, Abril, me lo he pasado en grande eligiendo las fotos jejeje. Gracias por pasar. Besos.

El comienzo es estupendo David C. Con ese bar, esa jukebox, ese flashback. Genial. Gracias por pasar.

Muchas gracias, buen apunte Alfredo. Un compendio que resume la esencia del cine negor. Nos quedamos con esto. Un abrazo

Hola Clementine. Para mi ha sido desconocida durante mucho tiempo aunque sabia de su existencia. Gracias Clementine. Besos.

Las buenas peliculas, Einer, se hacen siempre cortas en cualquier caso.

Lo siento, amigo Javier. Espero que vuestra estancia en el infierno sea tan solo de un año y podamos veros pronto en primera de nuevo. Y espero que el Zaragoza mejore. Un abrazo.

Marcos Callau

ANRO dijo...

Te has acercado a una peli, casi absolutamente desconocida y que fue cortada hasta el extremo de dejar su metraje en 68 minutos.
También tuvo mucho que ver el famoso Code que hizo escabechina en el guión.
Todo eso y una chapuza en la que se invirtió el negativo y los coches van en el carril incorrecto no empañó el prestigio de esta película que fue alabada por la crítica.
Esto producto "noir", rodado en seis dias y con actores casi desconocidos es mucho más digno de ser revisitado que otros con más fama.
Has hecho una estupenda tarea de rescate, amigo Marcos.

Marcos Callau dijo...

Hola Antonio. Muy interesante es lo que comentas. Desconocía toda esta historia y el aspecto del famoso Code. Creo que es una historia fabulosa. Un abrazo.

Princesa115 dijo...

Todo un clásico, Marcos...me encanta esta película y los actores de gran categoría.
Me hen entrado ganas de verla al recordármela, así que me pondré en ello cuando tenga algo de tiempo.

Un beso

roberto dijo...

Yo (por películas como ésta) no suelo recoger a los autoestopistas (y porque no tengo el carné de conducir, todo sea dicho).

Amaya dijo...

Parece, por tus comentarios, tener ingredientes que la hacen perfecta para no perder la posibilidad de verla. Buscare un hueco. Un abrazo

Raúl dijo...

Con carencias, sí. Pero hubo un tiempo hasta que las películas medianas enriquecían.

Marcos Callau dijo...

Bueno, los actores quiza es lo de menos Princesa. Es la historia y el ambiente lo que engancha. Espero que te guste. Besos.

Me sucede exactamente igual, Roberto jejeje... tampoco tengo licencia para conducir. Un abrazo.

Imprescindible, Amaya. Imprescindible en la historia del cine negro como bien dijo Alfredo en su comentario. Gracias Amaya, un beso.

En efecto. Hay peliculas de serie B que son obras maestras. Un abrazo Raul.

Mr. Lombreeze dijo...

Es que esta película parece una tragedia clásica griega, con todo eso del fatalismo del destino, de que todo está escrito y nada puedes hacer para cambiar la voluntad de los "dioses", tan caprichosos y tan puñeteros cuando se ceban y divierten con una víctima humana. Serie B -, pero totalmente recomendable. Tiene algunos momentos de los que se quedan grabados para siempre. Fue rodada en 6 días (!!!) y ahí está, en la historia del cine... Y es que su director, huído de la Alemania nazi, fue asistente de Murnau. El que tuvo, retuvo.
Ay, el Destino, ¡esa fuerza misteriosa!

Juan Herrezuelo dijo...

Completamente desconocida para mí también. Me gustan esas historias en que la vida de un hombre se ve envuelta repentinamente en una espiral de mentiras, suplantaciones, equívocos, sospechas, extorsión... Y que todo eso vaya creciendo como una bola de nieve. Las fotografías invitan a pensar en una película modesta pero en absoluto desaliñada. De poco me sirve decir que me gustaría verla, porque en los tiempo que corren será casi imposible. ¿Dónde? ¿Cómo? Un abrazo, Marcos.

Kinezoe dijo...

Gran título de serie B, rodado con mucho oficio y toda la fatalidad que siempre caracterizó al género. Muy recomendable. Me gustó tu reseña.

Un abrazo.

Marcos Callau dijo...

Me gusta esa visión que nos ofreces osbre una tragedia clásica, Mr. Lombreeze y no te falta razón en cuanto al tratamiento del destino como algo ineludible. Otro grande huído de la Alemania nazi peor quizás no tan reconocido. Gracias por pasar. Un abrazo.

Hola Juan. No me importa confesar aquí que la encontré gracias a internet. Y en muy buena calidad. A mí me encantan estas fotografías que pude extraer, sobretodo en la aparece el protagonista haciendo auto-stop y en la que está su rostro iluminado solo a la altura de sus ojos. Muy recomendable. Un abrazo.

Hola Kinezoe. Muchas gracias por pasar y dejar tu comentario. Son de esas películas con las que inevitablemente disfrutamos. Un abrazo.