martes, 13 de julio de 2010

Lady in the lake (Robert Montgomery. 1947) EL ESPECTADOR EN LA PIEL DE MARLOWE


Efectivamente, como he escrito deliberadamente en el título, estamos ante un novedoso experimento que realizó Robert Montgomery (el papá de Elizabeth Montgomery, la mítica "Embrujada") en 1947 sobre la novela del mismo título que Raymond Chandler publicó en 1943, su cuarta novela. Robert Montgomery rodó toda la película en plano subjetivo, con lo que el espectador es testigo del desarrollo de los acontecimientos en primera persona, a través de los ojos de Philippe Marlowe. Con este recurso narrativo el espectador está más limitado pues sólo puede ver lo que Marlowe ve y no el plano de toda una habitación con todos los personajes, como ocurre en las demás películas. Esto quiere decir que si Philippe Marlowe es atacado por la espalda, no veremos al enemigo pero sí sentiremos la tensión y el peligro del momento, metiéndonos en la piel del detective. Así también el espectador tiene la oportunidad de seguir con Marlowe el curso de la investigación pura y dura. Debo decir que me sorprendió el considerable aumento de misterio y suspense que se consigue con esta técnica narrativa.

La película comienza con Philippe Marlowe (Robert Montgomery) hablando directamente al espectador, frente a la cámara. En este monólogo Marlowe nos explica que ha decidido dejar de lado la investigación para dedicarse a escribir novelas policiacas y que, en ese momento, se dirige a una editorial. Cuando termina esta explicación del personaje protagonista, la cámara se convierte ya en subjetiva y será así hasta el final de la cinta. Sólo veremos la cara de Marlowe cuando éste se mire en un espejo o, accidentalmente, pase por delante de uno. El efecto de mirarse al espejo, hablar por teléfono e incluso besar a una mujer está muy bien resuelto técnicamente en la película sin abandonar ni un sólo instante la cámara subjetiva.


Aunque sólo sea por esta razón ya merece la pena su visionado pero, además, estamos ante otra gran historia de Raymond Chandler llena de crímenes, chantajes y bajas pasiones aunque se diferencia del resto de sus novelas porque esta vez no son personajes adinerados quiénes las sufren. La adaptación del guionista Steve Fisher es estupenda pero yo destacaría sobretodo el trabajo de actor-director que desempeña Robert Montgomery teniendo en cuenta que fue la primera película rodada íntegramente en cámara subjetiva si no es incorrecta mi información. A continuación una muestra de la película:

22 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

El precursor de los videojuegos en primera persona.¡Quién lo diría!.

Marcos Callau dijo...

Sí... y de tantas otras cosas que se han hecho en cine y que han aparentaod ser novedosas.

David dijo...

Enhorabuena y me alegro por ti(ver entrada anterior).
Volviendo a El sueño eterno... Creo que vi esta película hace muchos años, así que la tengo bastante olvidada.
Un saludo.

Marcos Callau dijo...

Hola David. Pues el sueño eterno es mucho mejor que esta película de "La dama del lago". Si tuviera que ver una de Marlowe yo vería "El sueño eterno". Yo todavía tengo pendiente la versión de Mitchum. Un saludo.

roberto dijo...

Un recurso narrativo excelente, desde luego. Muy bien conseguido.

Marcos Callau dijo...

Me alegro que compartas mi opinión. Gracias a ese recurdso esta película te engancha, Roberto. Un abrazo.

Mr. Lombreeze dijo...

Qué buena pinta. No la he visto y no la conocía. A la saca. Gracias!

Marcos Callau dijo...

Aunque creo que el mejor Marlowe en pantalla fue Bogart, amigo Lombreeze merece la pena ver a Montgomery en este papel. Gracias a ti.

abril en paris dijo...

Sin duda lo mejor Bogart para interpretar a Marlowe..¿ qué tendrá el cine 'noir' que engancha?
La estética, la narrativa. No sé que opinas pero es como que está más cerca de la literatura. Tambien me encantan esas mujeres ' fatales' y su ropa, el humo de los cigarrillos (aunque yo no fumo )y ese ambiente de misterio.
De todos modos ésta no recuerdo haberla visto. Me la apunto.:-)

gargola dijo...

Pués ahora que leo tu entrada, veo que Robert Zemeckis se copió al dedillo casi todo, en su episodio de historias de la cripta. Era el episodio de Humphrey Bogart en primera persona, con el beso, la charla al teléfono, el reflejo en el espejo... homenaje o copia, ummm....

39escalones dijo...

El problema es precisamente el recurso técnico que utiliza. Como está más pendiente de eso que del estilo, no logra transmitir al espectador lo que es la esencia del cine negro: desesperación, malestar, fatalismo, dualidad, duplicidad, lucha contra el destino, arribismo, corrupción. La ausencia o la tibieza al presentar estos aspectos, por más detectives, mujeres fatales, cigarros, sombras y demás clichés que desfilen por la pantalla, reducen el cine negro a mero thriller. Un recurso ingenioso, sí, pero en este caso juega en contra de la propia película. Si lo omitimos y pensamos únicamente en la historia y la puesta en escena, ¿se sostiene? Por eso en el cine negro, por más paradójico que parezca, lo de menos es el crimen, la investigación. Son vehículos, pretextos. Si en la película sólo hay eso, no es cine negro.
Abra

Marcos Callau dijo...

Hola Abril. Efectivamente el cine negro bebe directamente de sus raíces litararias, quizá sí sea el género más literario como señalas. No sé qué tiene de poético el humo de los cigarrillos que a todos los que no fumamos nos encanta. Creo que vemos más lirismo en esa humareda los no fumadores que los consumidos por el tabaco. Espero que te gusta pero no esperes "El sueño eterno". Besos.

Hola Gárgola. Desconozco el episodio que comentas y ya lo lamento ya... me pongo a buscarlo. Lo que es seguro es que ésta fue la primera película que utilizó esta técnica durante todo el rodaje. Después se ha utilizado muchas veces pero "Lady in the lake" fue la primera. En cualquir caso, puede ser perfectamente un homenaje ya que si incluyen lo del espejo y demás guiños estoy casi seguro de que así sea.

Hola Alfredo. Si omitimos el recurso narrativo no se sostiene, es cierto. El misterio y la tensión que se ve aumentado con el recurso narrativo utilizado se contraresta sin embargo con la falta de fuerza de una historia tan buena como todas las de Chandler que se merecía una mejor puesta en escena. Mira pues ya me has explicado por qué, a pesar de lo innovador de su técnica, no me acabó de convencer. Robert Montgomery lo hace muy bien, Audrey Totter no me gusta pero la historia, que es lo importante, va perdiendo fuerza a medida que se desarrolla. En fin, merece la pena verla por la técnica utilizada pero no merece la pena si esperas ver cine negro del bueno. Gracias Alfredo. Abra.

gargola dijo...

Amigo Marcos, si estas interesado en el capítulo te dejo unos datos, por si quieres buscarlo. El episodio se titula "Usted, el asesino" (1995). Está interpretado por Humphrey Bogart, lo juro, (se utilizó por primera vez la técnica digital de poner actores fallecidos), Isabella Rossellini, y dirigido por Zemeckis.
Un saludo.

Marcos Callau dijo...

Madre mía ¡qué miedo!...¿Bogart por ordenador, quieres decir?. La buscaré, aunque nada más sea para ver a Bogart actuando en 1995... Gracias por la información. Un abrazo.

Crowley dijo...

Lo del plano subjetivo me ha dejado atónito. Lo desconocía al igual que desconocía la película. Desde luego me has generado un interés tal que me pongo ya a buscarla.
Genial Chandler.
Un saludo

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

Increíble la forma de grabación, ¡y en esos años, hace ya un buen tiempo! Es algo original, novedoso y, sobre todo, arriesgado. Un director que no se arriesga nunca no va a llegar a nada. Sí, a veces correr el riesgo supone fallar, pero fallando se aprende a ganar. Me quedo sorprendido con esta técnica. Como ya han comentado, en los videojuegos se llaman FPS, y se basa en exactamente lo mismo. Un artículo genial Marcos.

39escalones dijo...

zos.

MucipA dijo...

Hola, Marcos! (ya echaba de menos un paseo por tu blog)
Había leído algo sobre esta película, cuyo título enseguida me ha resultado familiar, y tu entrada me ha acelerado las ganas de verla.
Un abrazo

Marcos Callau dijo...

Hola Crowley, pareces tener el mismo sentimiento que cuando la descubrí gracias, por cierto, a mi tío que es un gran cinéfilo. Chandler es siempre un seguro. Un abrazo, espero que te guste.

Hola Cendrero, en efecto es sorprendente lo temprano que se cmenzó con esta técnica. También estoy de acuerdo con que sea arriesgada la utilización compelta de la cámara subjetiva pero pude comprobar, consultando carteles de la época, que fue también utilizado como un raclamo publicitario para la película... claro que no era para menos. Lo de los videojuegos yo lo conocía como beat'em up pero creo que me quedé muy anticuado en el mundo virtual este pues mi primera consola fue una NES de Nintendo. Un abrazo Cendrero.

Zos, Alfred!

Hola Mucipa, yo sí que te echaba de menos por auqí. Pues nada, que seas bienvenida. Edspero que te gusta "La dama del lago".

mi nombre es alma dijo...

Cine en primera persona, no es tan fácil de conseguir.

Marcos Callau dijo...

No y lo cierto es que causa un buen efecto en el espectador. diría yo muy positivo. Muchas gracias Alma.

Kinezoe dijo...

Ésta no la he visto, Marcos, y tras leerte a ti me han entrado unas ganas tremendas de conseguirla. La novela la leí hace años, aunque la tengo ya bastante olvidada... Lo dicho, que siento mucha curiosidad por este título. Gran reseña.

Un abrazo.