martes, 6 de abril de 2010

Pequeñas joyas del cine español: La colmena (Mario Camus. 1982)


Para esta nueva edición donde servidor repasa las joyas del cine español he considerado muy oportuno rescatar la última edición de "libros filmados" (FNAC) del pasado martes en la que junto a Alfredo Moreno, Estela Alcay y Miguel Ángel Yusta pudimos admirar la obra "La colmena". En primer lugar debemos entender el trabajo de Mario Camus en dirección y José Luis Dibildos en guión como una gran labor de condensación, partiendo de la dificultad que entraña trasladar una novela de doscientos noventa y cuatro personajes. Pero el gran hallazgo de la cinta reside efectivamente en que el ambiente que Camilo José Cela quiso transmitir con "La colmena" permanece intacto, incluso reforzado en algunos detalles, a lo largo de toda la obra cinematográfica. Este ambiente es magistralmente conseguido por tres factores principales que repasamos aquí.

Una música adecuada siempre ayuda a perfeccionar una idea y en esta película la composición lúgubre, casi fúnebre, de Antón García Abril consistente en la repetición de una melodía insistente interpretada por una triste trompeta, que vagamente nos quiere recordar a la que suena también en "La strada" y que Nino Rota compuso para Fellini. Tiene un efecto perfecto en el ambiente global sobre el que transcurre la obra. También la música que suena en el Café de Doña Rosa y ese tristísimo violinista interpretando "Ojos verdes" o "Ave Maria" ayudan a ambientar perfectamente este lugar de encuentros sociales, en mi opinión, tal y cómo nos lo habíamos imaginado al leer la novela.

El segundo aspecto reside en la extremadamente cuidada fotografía. En este bloque me gustaría recordar, casi copiar, las palabras de Alfredo Moreno en las que nos comentó esta difícil y necesaria labor. A menudo la fotografía que más destaca en el cine es la impactante, la que fascina al espectador, la que entra por los ojos y te deja boquiabierto. Una explosión, un vasto paisaje árido y desértico en las montañas rocosas o un inmenso tornado levantando los tejados son golpes visuales que sorprenden al espectador dejándolo clavado en la butaca pero “fáciles” de conseguir. En cambio, una habitación oscura con la única iluminación de un hilo de luz colgando del techo o una pequeña lámpara casi escondida en la última esquina de un comedor donde una familia se sienta a la mesa es un efecto que entraña más dificultad pero que contribuye con una mayor efectividad a conseguir esa ambientación pensada. "No hay nada más difícil que filmar una habitación a las seis de la tarde y transmitir que son las seis de la tarde", dijo Alfredo. Pensando en un rodaje lleno de gente, cables, cámaras, papeles… resulta casi increíble conseguir la decadente y penosa oscuridad que transmite Camus en cada escena. Parte de ese gusano que trepa por las mesas del Café, parte de esa cucaña que describe Cela, ese gran cementerio que es Madrid está fielmente reflejado aquí gracias también a esa labor de fotografía colosal que realizó Hans Burmann.

Pasando por alto la labor de vestuario, no por menor importancia sino por extensión del texto, pasaremos directamente a los actores. Pocas películas españolas reúnen tanta cantidad de actores históricos para nuestro cine como "La colmena". José Luis López Vázquez, José Sacristán, Paco Rabal, José Sazatornil, José Bódalo, Agustín González, Rafael Alonso, Francisco Algora, Luis Barbero, Antonio Resines, María Luisa Ponte, Queta Claver, Encarna Paso, Concha Velasco, Victoria Abril, Ana Belén, un pequeño papel de Imanol Arias... y todos ellos rayando la perfección con sus interpretaciones. Si he de quedarme con un personaje sería el de José Sacristán como Martín Marco... no sé por qué, quizás porque es poeta y no tiene un duro y ésta situación lo convierte en la decadencia de esa España personificada. El caso es que es una reunión de actores y actuaciones fascinantes donde hasta el pequeño cameo de Camilo José Cela queda perfecto. Pero decir, en resumen, que la película consigue extraer el ambiente de la novela con tan sólo sesenta personajes ya, creo yo, es decir mucho. Ese ambiente de la posguerra del hambre y el frío en el que, sin embargo, en la película no paran de comer. Hay una escena en la que José Luis López Vázquez desenvuelve un paquete que contiene un enorme queso. La cara que pone al ver el queso es merecedora al menos de un Goya, “hay escenas de amor en las ningún actor pone una cara como esa”, dijo Alfredo. En mi opinión es una película igualmente merecedora del Oscar que ganó el mismo año "Volver a empezar" de Garci. No puedo decir que una sea mejor que la otra porque me encanta "Volver a empezar" pero sí que diré que me gustaría encontrarme algún año de éstos con dos películas españolas tan perfectas coincidiendo en cartel, una esperanza que sin embargo se me antoja quimérica. Como dato curioso tres de los actores que formaron parte de la oscarizada "Volver a empezar" también están presentes en "La colmena": Encarna Paso, Agustín González y José Bódalo. Fue una satisfacción enorme descubrir esta gran obra del hiperrealismo de Camus-Dibildos-Cela junto a las experimentadas palabras de Alfredo Moreno.


Agradecido a Alfredo Moreno, Estela Alcay, Miguel Ángel Yusta y a la Asociación Aragonesa de Escritores por este enriquecedor evento.

27 comentarios:

Manchas de Tinta dijo...

Lamento mucho no haber podido asistir. Ya sabes, obligaciones domésticas. Escuchar a Sir Alfred hablando de cine y libros merece mucho la pena. Saludos.

Fernando dijo...

Es una joya de la literatura española y del cine. Lo mejor de ti es que sabes tanto de literatura como de cine y da gusto leer tus escritos y tus reseñas. Gracias y un fuerte abrazo.

Marcos Callau dijo...

Pues sí fue una gozada Manchas de tinta. La próxima vez será... Lo pasaremos muy bien.

Gracias Fernando... aún estoy aprendiendo en los dos campos y cada día con más ganas de hacerlo. Un abrazo.

roberto dijo...

De acuerdo en todo. Música, fotografía, reparto... "La colmena" es un lujo.

Sin embargo, con el cine español actual, yo soy menos exigente. A veces sí me encuentro dos buenas películas en la cartelera.

David dijo...

Pues hace muchísimos años que no la he vuelto a ver. No tengo mal recuerdo de ella (y de la novela tampoco, pero esa hace incluso más tiempo que la leí). Una reseña muy maja. Lo que comentas de la fotografía en el cine es cierto.. Cuántas veces la gente dice "una bonita fotografía" cuando en realidad quieren decir "planos generales de mucho paisaje".
Un saludo.

Pabela dijo...

Muy de acuerdo con Fernando! y esta sección es genial porque aprendo muuuucho de todos los títulos que desconozco españoles. De esta sin embargo me han hablado incontables veces y yo aquí que aun no la veo! Pecado!

Marcos Callau dijo...

Quizás lo que me ocurre, Roberto, es que el cine español más publicitado es el peor y las buenas de verdad las desconozco. Por ejemplo, este año, me pareció muy interesante "Celda 211" pero ya no pude ver ninguna más que me llamara la atención.

A mí me pasaba lo mismo, David, hacía mucho que no leía "La Colmena". La película ni siquiera la había visto. Me encantó la película, es la primera vez que no digo eso de: "el libro es mejor".

Pues, como ya he dicho, Pabela... yo no había visto la película hasta este día que la descubrí en el ciclo de "libros filmados", así que no es tanto pecado.

Yela W. dijo...

Interesante como siempre maestro. Tengo pendiente la película, la mayor pena del cine “antiguo” (entiendase como anterior a la era digital) es que encontrar estas cosas en un videoclub en dvd o por internet es siempre puñetero ¿Se sabe ya para cuando la próxima edición de este ciclo?

Marcos Callau dijo...

Pues nada Yela, todavía no lo sabemos pero aquí avisamos con tiempo. LPor cierto, la época del cine anterior a la era digital (no sé bien cuándo empieza) es casi la única que pasa por este blog. Muchas gracias por pasar, Yela.

39escalones dijo...

Ayayayyyy... ¿Cine antiguo el anterior a la era digital? ¿Acaso una persona de veinte años la definiríamos como antigua? Entonces, una de setenta, ¿qué es? En fin, no me enfado porque os entiendo, que si no...
Pero una vez más he de insistir: el cine no tiene edad ni color ni país. Pensar en las películas en términos tan pobres como su antigüedad, su color o blanco y negro o su procedencia es tan absurdo como pensarlo de las personas.
Gracias, una vez más, Marcos, por su asistencia tan fiel y por hacerte siempre eco.
Abrazos.

Marcos Callau dijo...

Sí, Alfredo, la verdad es que yo siempre seré un "anticuado". Ayer revisé "Cayo Largo" de 1948... fíjate. Creo que es imposible crear algo tan magnífico hoy en día. Pues nada, gracias a tí Alfredo por inspirar y ayudar en la confección del texto.

Miguel Ángel Yusta. dijo...

Gracias por tus amables comentarios. Este blog es un precioso camino cinematográfico-literario que se recorre con verdadero placer. Un abrazo.

Marcos Callau dijo...

Bienvenido Miguel Ángel y muy agradecido por tus palabras para definir este rincón. Un abrazo.

ARVIKIS dijo...

Una excelente película que quedará en la historia de las grandes del cine Español. Las interpretaciones y la dirección magistral. Un abrazo
Marcos.
Arvikis

Bruja Truca dijo...

La ví hace años en el instituto. Recuerdo que había una escena que me impactó mucho, pero no quiero estropearle la pelicula a nadie; y también recuerdo que tenía 15 años y pensé que el cine español menos actual no era igual a suecas y manolo escobar...
Besos.

Marcos Callau dijo...

Gracias Arvikis. La verdad es que no la había conocido hasta ahora y me impactó mucho cada interpretación de actores que ya consideraba unos maestros.

A mí me impactaron muchas, se me quedaron grabadas unas cuantas. Una de ellas, la del queso con J.L. Vázquez Ese cine español actual no era el de las suecas y el de Manolo Escobar. Sin embargo, las de Manolo Escobar son mejores que muchas de las actuales. Ay, un beso en el puerto...jejeje.

about MC dijo...

No la he visto, aunque para mis padres casi es peli de cabecera.

Feliz aniversario de blog.

Marcos Callau dijo...

Muchas gracias y bienvenido about MC. ¡Qué buen gusto tienen tus padres!.

Amaya dijo...

También siento no haber asistido porque desde que comenzó el ciclo me propuse que algo tan interesante no podía perdérmelo pero, el trabajo es así...
Recuerdo el libro aunque muy lejano y, la película, que no he visto, me apetece mucho verla gracias a tu comentario

Marcos Callau dijo...

En la próxima entrega del ciclo estaremos presentes. Esperemos que el trabajo nos deje. La película no tiene desperdicio.

ANRO dijo...

¿Sabes querido Marcos que coincido plenamente contigo? Y una cosa rarísima en el cine español, esta peli suena tan real como si estuviera pasando en el tiempo que transcurre. Los personajes no parecen sacados directamente del vestuario de época sino del Madrid de los cuarenta.
Y las interpretaciones son perfectas o casi. Me conmovió muchísimo el personaje de Resines que éste borda hasta el límite.
Te diría más. Muchas veces salimos decepcionados de una peli porque solemos compararlo con la novela y su traslado a imágenes pierde intensidad. No es el caso de La Colmena film.
Sí, es una de las joyas del cine español, sin dudarlo.

Marcos Callau dijo...

Desde luego es una de las raras excepciones en que la película es tan maravillosa como la novela (casi me atrevo a decir que más...pero con la boca pequeña). Me alegra coincidir contigo, ANRO. El personaje de Resines está bordado... es una pena que sea más corto que otros. Un abrazo.

Kinezoe dijo...

Coincido plenamente contigo en la visión sobre este título: una gran película de nuestro cine muy cuidada en todos los aspectos. El reparto, por ejemplo, es impresionante. Me gusta esta sección ;-)

Un abrazo.

Marcos Callau dijo...

La verdad es que si te gusta esta sección, me quedan aún muchas películas de nuestro cine para revisar. Me agrada que tengas esa visión tú también de "La colmena". Un abrazo, y mil gracias por retroceder en el blog y comentar una entrada anterior.

mi nombre es alma dijo...

Me detengo en lo que dices sobre la fotografía, que no debe ser impactante siempre, sino reflejar la atmosfera del tiempo y del lugar. No siempre se consigue.

Un abrazo

Marcos Callau dijo...

Es difícil conseguirlo y me encantó escuchar cómo lo explicaba el señor Alfred Moreno. Parecía que él mismo fuera director de fotografía...

Zero Bersan dijo...

Con todos los respetos pero es una auténtica mierda.