viernes, 15 de julio de 2011

No way out (Joseph L. Mankiewicz. 1950) y nuevo número de Cineuá

Sidney Poitier (como el doctor Brooks) encañonado por Richard Widmark (como el delincuente Ray Biddle)

Muy gratamente me ha sorprendido esta película que he visto por primera vez y que significa el debut ante las cámaras del estupendo actor Sidney Poitier, después de unos pequeños trabajos como extra. En Un rayo de luz (título de No way out para el público español, aunque más parezca una peli de Marisol) Poitier es el Doctor Luther Brooks, encargado de la sección de presidiarios, en uno de los más importantes hospitales de la ciudad donde, además, destaca por ser el único médico afroamericano (con lo que ello significa en plenos años cincuenta). Hasta este hospital llegarán con una superficial herida de bala, tras una tentativa de atraco en una gasolinera, los hermanos Johnny (Dick Paxton) y Ray Biddle (Richard Widmark), un par de rateros que intentaban escapar de la policía. Lamentablemente Johnny llega hasta el hospital moribundo a causa de un tumor cerebral que nunca ha sido tratado. En un intento desesperado, el doctor Brooks intenta salvarle la vida pero Johnny muere en sus brazos. Ray Biddle ha presenciado todo, desde la cama de al lado y decide que el doctor Brooks ha asesinado a su hermano. Para aclarar los hechos Brooks pide a su superior, el doctor Wharton (Stephen McNally), la autopsia del cadáver para la cual se necesita el consentimiento familiar. Pero Ray prefiere dar por hecho que el doctor Brooks es el asesino de su hermano, no autorizar la autopsia y de esta manera acrecentar su odio hacia él y hacia todas las personas de su misma raza.
Richard Widmark y Sidney Poitier en un momento de tensión durante la película
El doctor Brooks y el doctor Wharton recurren entonces a la viuda de Johnny Biddle, Edie Johnson (Linda Darnell), que resulta estar divorciada legalmente de su marido desde hace más de un año y además, haber sido amante de Ray Biddle. La historia se complica cuando Ray Biddle decide poner en marcha un plan de venganza, convocando a los matones de la barriada donde nació, para llevar a cabo una emboscada en el barrio negro de donde el doctor Brooks procede. Los hechos se desencadenarán una noche fatal en que los heridos llegan en oleadas al hospital mientras el doctor Brooks decide entregarse a la policía como asesino de Johnny Biddle para así obligar a que se realice la autopsia.
Edie Johnson (Linda Darnell), acompañada por el Doctor Wharton (Stephen McNally) en la noche de la emboscada, ante la siempre comprensiva mirada de Gladys (Amanda Randolph), que trabaja en la casa del doctor.

Joseph L. Mankiewicz se sirve de esta historia para criticar abiertamente la sociedad norteamericana, el racismo que se vivía en los años cincuenta (y que lamentablemente se prolongaría durante décadas) y para ofrecer una historia que nos muestra las tensiones, las luchas entre el bien y el mal. Edie Johnson, en una excelente interpretación de Linda Darnell, representa a esa persona que se mueve entre dos aguas y a esa pequeña parte de la sociedad que quiere despojarse de ridículos prejuicios, abandonar el oscuro pasado y abordar un cambio de actitud. Creo que, como casi todas las películas de Mankiewicz, no fue valorada en su justa medida durante su lanzamiento ni fue acogida por el público norteamericano de manera adecuada. No obstante se trata de una excelente película, sin los densos diálogos por los que Mankiewicz muchas veces es criticado y con un excelente plantel de actores. Cabe destacar el papel de Amanda Randolph como Gladys, criada en la casa del doctor Wharton, sobretodo en una escena en la que mantiene una conversación matinal, durante el desayuno, con Edie Johnson. Mildred Joanne Smith es la actriz que encarna a la esposa del doctor Brooks, que nunca pierde la esperanza en esa sociedad inhóspita, mientras que la madre está representada por Maude Simmons en un papel también muy emotivo.
El doctor Brooks (Sidney Poitier) y su esposa Cora (Mildred Joanne Smith)
Y para seguir con el mundo del cine anunciar que ya ha salido el nuevo número de Cineuá dedicado a las sagas con los siguientes artículos:

· Editorial: que todo cambie para que siga igual

· La trilogía de los muertos: la historia de Occidente, por Vicente Rodrigo

· El homicidio como evasión: Tom Ripley según el cine, por Carlos Abascal Peiró

· Screen test: la saga infinita, por Vicente Rodrigo

· Platillos volantes, ranchos y lirismo barroco. La Tempestad de William Shakespeare en seis películas, por José Ángel de Dios

· Fantasma: la saga imposible, por Vicente Rodrigo

· Su nombre era Antoine Doinel, Por Aarón Rodríguez Serrano

· Mad Max: salvajes del subdesarrollo, por David Tejero

· Jackass: tiempos modernos, por Nicolás Ruiz

· C’était un rendez-vous 2, por Nicolás Ruiz


24 comentarios:

Clementine dijo...

Qué suerte, Marcos, yo aún tengo pendiente este título (con la de veces que me he visto la de Marisol). Y no será por falta de ganas de ver ésta, más aún si te ha gustado a ti. Mankiewicz a mí no me ha decepcionado nunca, me parece muy buen director, y los dos protagonistas de este film son dos buenas piezas también. A ver si algún día consigo verla al fin. Besos.

Marcos Callau dijo...

No es lo mismo, Clementine jeje. Creo que Mankiewicz fue muy grande y entre mis favoritas están "Eva al desnudo" (del mismo años, por cierto) o "La condesa descalza". Besos.

El Tirador Solitario dijo...

Pues...yo tampoco he visto esta peli, y me pongo a buscarla, ya que me parece interesantísima...además parece que es un filme que circula muy poco, me da la impresión.

De Mankiewicz hay una en especial que me encanta, y es la de Carta a tres esposas...brilantísima como ella sola...

Un abrazo, Marcos.

roberto dijo...

Buena peli, buena entrada. No descansas...

Javier dijo...

Mankiewicz siempre me ha parecido uno de los grandes.
Eva al desnudo la veo muchas veces y siempre encuentro algo nuevo que me emociona.
No way out tiene algo de este gran director, sin duda.
Y Linda Darnell, que hermosa mujer, que gran actriz. En Carta a tres esposas, que obra de arte tan grande de Mankiewicz, lo borda. Que pena que muriese tan joven.


Saludos.

Marcos Callau dijo...

Gracias Tiradore. yo, desde luego, no conocía esta película, ni había oído hablar de ella pero, claro, esto tampoco quiere decir nada. "Carta a tres esposas" no la he visto. La anoto. Abrazos.

Pues no, es lo que tiene...que me va esto. Un abrazo, Roberto ... que tú tampoco descansas mucho jeje

Hola Javier. Ya me están dando muchas ganas de ver esa "Carta a tres esposas" Por cvierto, Linda Darnell es una de mis favoritas. Un abrazo.

Mery Larrinua dijo...

Que epoca tan maravillosa!!!!
un abrazo

David dijo...

mmmm... No sigo leyendo, que esta la tengo que ver... Qué jovencito parece Richard.... y cómo sabía yo que te iba a gustar la entrada de X (ja,ja).
Un abrazo.

Princesa115 dijo...

Pues yo tampoco he visto la película y me la apunto.
El otro día estuve viendo "Casablanca" todo un clásico pero que de vez en cuando me gusta revisarla...me parece magnífica.

Un beso y gracias por todo

Marcos Callau dijo...

Coincido contigo Mery. Una época en la que me hubiera gustado vivir. Besos.

Hola David. También está joven Poitier, que es su debut... ¡y vaya debut! Espero que te guste cuando la veas porque Widmark está, como siempre, genial. Y sí, la entrada sobre Tierney me gustó mucho. Un abrazo.

Oh...Casablanca. Nunca se ve demasiadas veces. Al menos cada año hay que volverla a revisar, Princesa. Esta creo que también te gustará mucho. Besos.

MucipA dijo...

Yo también he visto la de Marisol y ésta no, hay que ver... jejeje
Anotada queda la recomendación.

Feliz verano!

Marcos Callau dijo...

Gracias Mucipa. Nada que ver con Marisol, desde luego. Feliz verano también para ti.

PEPE CAHIERS dijo...

No deja de sorprenderme que no haya tenido ocasión de ver esta película de la que hablas. Imperdonable no saber nada de un film en el que participa Joseph L. Mankiewicz, Linda Darnell, Richard Widmark y Sidney Poitier.

39escalones dijo...

No está mal, aunque no sea de lo mejor de Mankiewicz. Precisamente son esos "densos" diálogos y su capacidad para trasladar al cine su enorme talento de dramaturgo lo que hacen a Mankiewicz un director soberbio y por encima de la media.
Abrazos.

Lala dijo...

Gran película esta que comentas. La he visto varias veces y, aunque me encanta Sidney, me parece que Richard Widmark actua genial en esta cinta.

Un besote

Marcos Callau dijo...

Tranquilo Sr. Cahiers que yo la descubrí hace muy poquito tiempo. A mí me gustó mucho.

Hola Alfredo. Tendré que ver más películas de Mankiewicz por lo que comentas. Un abrazo.

Hola Lala. Es que Widmark siempre está perfecto aunqeu Sidney Poitier es de mis actores favoritos también. Besos.

Mr. Lombreeze dijo...

Jo, pues tengo la impresión de haberla visto hace muchos años, pero no recuerdo casi nada. Buena excusa para revisionarla. La tenía olvidadísima.

Einer dijo...

No la he visto, Marcos, pero Poitier es uno de mis actores favoritos, así que tarde o temprano caerá.
Un saludo.

Juan Herrezuelo dijo...

Bueno, ése iba a ser el segundo gran año de Mankiewicz, porque aunque no hizo mucho ruido con este "No way out" desde luego provocó un estruendo con la memorable "All about Eve". La traducción del primer título es espantosa, pero siempre me ha gustado ese otro de "Eva al desnudo": en cualquier caso, la mejor película que se haya hecho sobre el mundo del teatro. Esta película que comentas es valiente, y ése es el mejor elogio que puede hacerse de ella teniendo en cuenta que quedaba más de una década para que Luther King contara al pueblo americano su sueño de igualdad.

miquel zueras dijo...

La tengo descargada (si la televisión pusiera más películas de ese calibre no sería tan pirata) Es una de las primeras que trató abiertamente el tema del racismo. Por esos años Widmark interpretó dos grandes películas del cine negro: "El beso de la muerte" y "Calle sin nombre" Muy nombre. Saludos. Borgo.

Marcos Callau dijo...

La verdad es que no la han puesto muchas veces por la tele, Mr. Lombreeze. Espero que te guste al revisarla. Un abrazo y gracias por pasar.

También está entre los míos, Einer. Tenía algo especial y único, un estilo propio inconfundible. Espero que te guste en su primera película. Un abrazo.

Mucho mejor el título que idearon para "All about Eve", Juan. Me parece una película estupenda. Muy bueno lo que comentas. Faltaba mucho para Luther King y el personaje de Sidney Poitier cueriosamente también se llama Luther. Un abrazo.

Hola Miquel. En la televisión no pasan estas pelis, desgraciadamente. A mí me parece un actorazo Richard Widmark. Un abrazo.

Reina dijo...

Magnifica recomendación, como siempre Marcos.

Besos :)

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Marcos, ya bien instalada en Calatayud y retomando de nuevo vida en esta tierra entrañable por ser mi abuela aragonesa, paso a comentarte que hasta 1990 pude ver la Televisión y ver películas antiguas, pero esa no la conocía. ahora sí que no no tengo posibilidad de ver ninguna salvo si son religiosas, pero eso no importa, me agrada saber como va el mundo a pesar de estar encerrada, porque Estoy a tu lado , es de verdad.
Con ternura
Sor. Cecilia

Marcos Callau dijo...

Gracias Reina. Besos.

Hola Cecilia. Siempre quedarán algunas maravillas como "Marcelino pan y vino" o "Quo Vadis" para poder visualizar. Gracias por estar al lado. Abrazos.