lunes, 9 de agosto de 2010

Postal desde Jaca

Hoy es nueve de agosto de un verano bastante caluroso del que tengo ya ganas de desprenderme. Para intentar despistar el calor, ayer por la tarde, viajé hasta Jaca y hoy escribo desde aquí unas líneas dedicadas a este pueblo con delirios de ciudad que guarda tantos recuerdos para mí. Para informar al lector diré que una parte fundamental de mi familia (mi abuelo materno, Ambrosio Callau) nació en Jaca en 1921 y desde que yo tuve uso de razón hasta que mi infancia tocaba a su fin mis veraneos siempre habían estado ligados a esta tierra conocida como la perla del pirineo aragonés. Últimamente he recuperado esa vieja costumbre veraniega porque cada vez que vuelvo aquí es como si regresara a mi hogar, es como si todo mi ser reconociera estas raíces. Yo nací en Zaragoza un 1981 pero, no me pregunten por qué, algo irremediable me lleva hasta este paisaje siempre que tengo oportunidad.


Lo cierto es que ya estaba bastante harto del trabajo y de la ciudad, así que lo primero que hice fue tumbarme en la hierba a mirar al cielo, las montañas y disfrutar de esa naturaleza que aún se respira por aquí y que en las ciudades es poco más que una quimera. Esta mañana he salido a pasear, a respirar y he bajado hasta el cauce del río Aragón a su paso por un bonito puente medieval llamado San Miguel. Desde allí la panorámica que se observa de la ciudad de Jaca es excelente. Al fondo, a la derecha, destaca sobre el paisaje la siempre vigilante Peña Oroel descansando su petrificada mirada sobra la población jacetana. Ante este paisaje me ha sido imposible resistirme a escribir algunos versos desde el fondo más sentimental. No es que sea algo brillante pero debía dedicarle una rima a esta tierra tan importante para mí. Hacía tiempo que no escribía un soneto así que permítanme que les deje algo dedicado al puente medieval de San Miguel, a la ciudad de Jaca y a los recuerdos del pasado. En las fotografías, realizadas esta misma mañana, se puede apreciar el paisaje del que hablaba anteriormente.

Paisaje con puente

Desciendo hacia el Puente de San Miguel
y junto al río su rumor de hogar
me invita a emborronar un papel
con recuerdos, versos… con tu mirar

Allí donde destaca Oroel
me parece imposible retratar
tanta belleza con un pincel
pero al menos la intentaré rimar

Pues desde este viejo puente medieval
se puede escuchar la voz del pasado
resurgiendo como Fénix inmortal

Yo nunca dejo nada olvidado
Todo revive aquí sentado
mientras Jaca se extiende en mi postal







PD: Estos días es probable que no pueda responder comentarios ni visitar blogs pues no tengo conexión a internet por estos lares, tan sólo una zona wifi en el Paseo de la Constitución pero dependo totalmente de la batería del portátil. Así que si no me ven es por esta razón. Que lo pasen bien estos días y consigan despistar al calor.

31 comentarios:

Princesa.triste.115 dijo...

Marcos he estado fuera unos días y aún casi no he aterrizado, prometo entrar y leer o escuchar todo lo nuevo de tu blog, pero ahora voy súper a trabajar.

Besos

abril en paris dijo...

Qué hermoso tener ' pueblo ' donde perderse y recuperar recuerdos.. y escribir hermosos poemas.
Lo conozco pues tengo familia alli ¡ casualidad ! y ¡Dios mio ! ¡ He pintado ese puente un montón de veces !...^^

PEPE CAHIERS dijo...

No sabe como le envidio querido amigo y ese verde de las fotos que transmite frescor y paz a partes iguales.

Pabela dijo...

Qué sana envidia porque por acá apenitas afloja el frío! Las fotografías son impresionantes, cómo me he transportado! y ni que hablar el sentimiento con que usas cada una de las palabras para describir este lugar.

roberto dijo...

Hola, Marcos. A mí también me encanta Jaca. Voy a estar el próximo 16 lunes en la Feria del Libro de Jaca. ¿Todavía estarás?

Myra dijo...

Hola, Marcos. Jaca me trae recuerdos de niñez. En casa de mis padres hay muchas fotos de Jaca, íbamos alguna que otra vez por esa preciosa ciudad.
No sabes lo bien que te comprendo cuando describes esa sensación que se tiene cuando uno vuelve a los lugares de la infancia. Ese reconocer cada piedra del camino..

Un saludo

Gabrielle Dupré dijo...

Jaca, un abuelo, recuerdos y un verano... combinación perfecta!

Casi te acercas a los 30! Ya casi, yo los he alcanzado este año y me han sentado miy bien.

El volver a parte de tu tierra, porque Jaca lo es en parte, es increíble.

No te preocupes por no visitarnos o responder comentarios, pues a tu regreso, lo harás, como siempre,

Un saludo fraternal, Callau.

redrum dijo...

Disfrute de los días, y de la necesaria desconexión, caballero!!!

ethan dijo...

Envidia me das. No consigo despistar al calor.
Saludos!

Mr. Lombreeze dijo...

Si encuentras una navaja suiza en lo alto de Peña Oroel, es mía. La dejé olvidada en 1997. La echo de menos.
Esta anécdota es absolutamente cierta.

ANRAFERA dijo...

A disfrutar de la belleza que nos muestra en tus bonitas tomas...y a recordar¡ Que te vaya bien y gracias por acercarnos estos lugares. Saludos

Princesa.triste.115 dijo...

Hola Marcos, de nuevo por aquí como te prometí.
Yo no tengo pueblo para recordar...aunque nací en Ceuta no me siento caballa (como nos llaman a los nativos de allí)en cambio me atrae más otro pueblo de la provincia de Cádiz, Algeciras porque allí pasé toda mi juventud y allí fue donde encontré muchas cosas.
Pero espero que disfrutes de todo lo que tienes y sepas apreciar la belleza de los recuerdos.

Por cierto quiero concederte el premio DARDOS para ti y tu blog; si lo aceptas, lo copias de mi blog y lo pones en el tuyo…luego lo repartes entre 14 blogs más, si quieres.

Espero que lo aceptes porque es un regalo de una amiga que valora la labor de todos tus blogs.

Besos

Crowley dijo...

Buenn sitio para perderse y evadirse de la cotidianeidad. Muy hermoso.
un saludo

joe Bradley dijo...

Y si Mallos todo el año, entonces será Riglos.

Por desgracia, de Huesca sólo fotos. Ya llegará. Y mientras, cruzo el puente con tus versos.

Siempre gracias. Un saludo.

Marcos Callau dijo...

Hola a todos. He encontrado un bonito bar con zona wifi y enchufe. No lo pude evitar. Entré y me conecté.

Hola Abril. Me gustaría ver esos cuadros del puente de San Miguel. Realmente lo que intenté con los versos es pintar un cuadro. Si tienes familia aquí y son de aquí, seguro que los conozco. Hay que ver cuánte gente conoce Jaca.

Hola Pepe. La verdad es que el paisaje es una maravilla pero el primer regalo que recibes al aterrizar por aquí es el aire puro de la montaña. Esto es media vida.

Hola Pabela. Lo cierto es que el texto iba dedicado a todos los que soportan la ola de calor que azota algunas comunidades de España pero, pensándolo bien, no sé si es peor ese frío interminable del que me hablas. En cualquier caso, espero que las fotografías y los versos sean reconfortantes. Gracias Pabela.

Hola Roberto. Precisamente pensaba escribirte para preguntarte si este año volvías a la feria. Desgraciadamente me marcho el día 14 porque ya comienzo a trabajar. En cualquier caso, ahora te escribo.

Hola Gabrielle. Siempre conmovedoras tus palabras, amiga. Te agradezco mucho estos detalles que dejas en el blog en forma de comentarios. Recordar es uno de los mayores tesoros de que disponemos hasta que se nos permite. Por eso me gusta renovarlo todos los años. Muchas gracias Gabrielle.

Hola Redrum. En efecto es muy necesaria. Ayer estuve a 2100 metros de altura, en el Ibón de Ip, cerca de Canfranc. Allí sólo se escuchaban los pájaros y el agua de un arroyo. Pensé en todo el ajetreo de la ciudad. Pensé y me pregunté por qué tantas prisas.

Hola Ethan. si puedes escápate al pirineo. Aquí se despista el calor de la ciudad. En las cotas más altas aún permanece nieve perpetua.

Hola Mr. Lombreeze. Precisamente hoy pienso ascender a la cruz de la Peña Oroel. Buscaré tu navaja suiza. Si la encuentro te digo jejeje.

Hola ANRAFERA. Para mí es un privilegio y un gusto acercar hasta este blog estas fotografías. En los próximos días iré colgando más de mis escapadas. Muchas gracias por seguirlas.

Hola Princesa. Veo que tu tierra es Cádiz por cómo comentas y con cuánto sentimiento hablas de ella. Espero conocer pronto la tacita de plata. Muchas gracias por los DARDOS que me has enviado. Soy algo torpe con todo esto de la informática pero lo acepto de muy buena gana, amiga. A ver si sé hacerlo.

En efecto Crowley. Un lugar diseñado para perderse. Veo que has regresado de tu parón vacacional. Bienvenido. Se te echaba de menos.

Hola Joe. Qué bonitos son los mallos de Riglos. Me encanta ese pueblo. Muchas gracias por cruzar el puente amigo.

Manchas de tinta dijo...

Viva Jaca, vivan tus poemas y vivan las fotografías de Amaya. Hoy estoy eufórico. No sé por qué.

Marcos Callau dijo...

Hola Manchas...¡Viva Manchas y sus tintas!. es bueno estar eufórico. A la vuelta lo celebramos. Un fuerte abrazo amigo.

Yuri Zhivago dijo...

A finales de agosto de 1983 un tren procedente de Zaragoza me dejaba en Jaca con una mochila a la espalda y una maleta.Entonces al poner el pie en el arcén de la Estación no sabía que esa ciudad estaría en mi corazón durante el resto de mi vida.Durante trece años hasta 1996 en que dejé atrás los Pirineos para no volver esa hermosa ciudad dejó en mis retinas grabadas innumerables imágenes desde las vistas de Peña Oroel,Fuerte Rapitán La Ciudadela hasta los menús económicos de La Abuela y la tortilla de patata de La Taberna al lado de la cafetería Astún.La Sala Carola que dejó de existir y en la cual me anamoré de una jacetana que me dió calabazas mientras veía la goleada de España a Malta.Esa parte antigua con los bares de copas de los cuales más de una vez salí ligeramente perjudicado.Los Festivales deel Pirineo y mi baile con una joven y rolliza Filandesa.
Ufff ¡Que quedará ya de todo eso!
Feliz verano

Kinezoe dijo...

Cuánta belleza y recuerdos encierran estos pequeños pueblos de montaña de nuestra niñez... Un abrazo, amigo. Y disfruta todo lo que puedas esas fugaces escapadas veraniegas ;-)

MucipA dijo...

Estuve en Jaca hace un par de años realizando una etapa del Camino de Santiago y tiene algo mágico.
Vaya, tú del 81 y yo del 82, los treinta años nos persiguen (y que sean muchos más).
Pásalo muy bien y enhorabuena por el soneto tan maravilloso que nos has ofrecido.
Un abrazo!

Bogart dijo...

Qué casualidades, Jaca también ha sido una ciudad más o menos importante en mi vida y también ligada a mi abuelo....

Espero que logres si no la paz un poco de fresquito que ahora se me antoja tan necesario.

Un abrazo.

Bruja Truca dijo...

Hola Marcos. Parece que el mundo cibernético también quiere irse de vacaciones, tú sin conexión y yo con el ordenador roto.
Pásalo muy bien y descansa. A mi ya me quedan 2 días para descansar, aunque sea en mi casa, con el aire a marchas forzadas.
No conozco Jaca, pero las fotos me dicen que habrá que ir tarde o temprano. Un saludo.

Gerardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marcos Callau dijo...

Pues, desde luego, muchos recuerdos quedan Yuri y con eso ya basta. Has realizado un estupendo repaso por Jaca. Yo no llegué a conocer la sala Carola pero sí he probado la tortilla de patata de La Taberna y los menús de La Abuela. También conviene nombrar la gamba con gabardina del equiza y la patata de La Campanilla. desde luego, nada de esto ha cambiado. El paisaje de Oroel y Rapitán, las vistas que ofrecen son inigualables. Veo que guardas grandes recuerdos. Me alegra encontrar gente que haya disfrutado de esta ciudad. Un abrazo y feliz verano también para ti.

Hola Kine. Por lo que veo sabes de lo que hablo. Lo malo de todo esto es que termina hoy mi escapada montañesa veraniega. Pero volveré. un abrazo.

Hola Mucipa. El camino de Santiago a su paso por Jaca ofrece grandes posibilidades y paisajes para descubrir con tranquilidad y detenimiento. Para mí es una ruta obligada cada vez qeu vuelvo aquí. Los treinta, Mucipa, es la mejor edad... así que eso, que sean por muchos años. A disfrutar. Gracias por tus palabras. besos.

Hola Bogart. tendremos quue hablar largo y tendido de ello. a ver si al final vamos a ser parientes por parte de la jacetania. Yo intento atesorar todo el fresco que puedo hasta mi regreso... hoy. Gracias amigo. Un abrazo.

Sí, bruja, te aconsejo que vengas a conocer esta maravilla que es Jaca. A veces que el mundo cibernético se vaya de vacaciones es un descanso pero me gusta tener posibilidades de conexión. Un saludo.

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

¡Marcos, disfruta mucho de tu descanso, te lo mereces! Los versos, como es habitual, tienen un toque único de nostalgia, recuerdos pasados... En fin, genial. Debe de ser precioso pasar un tiempo en ese lugar, con tanta vegetación y tranquilidad, son unas vacaciones perfectas. A mí también me encanta el turismo rural y pasar unos días desconectado de todo.

Francisco Machuca dijo...

Bonitas fotos y palabras mi querido Marcos.Yo todavía trabajando,ay,puerca vida.

Un fuerte abrazo y disfrútalo intensamente.

Marcos Callau dijo...

Hola Cendrero. Hace tiempo que el apabullante turismo veraniego que alberga Jaca ha roto un poquito el encanto que tenía en años anteriores. De cualquier modo basta caminar a las afueras del pueblo para respirar la pez típica de las montañas pirenaicas. Gracias por pasar amigo y por tus palabras. Me alegra mucho que te gusten los versos.

Hola Francisco. Espero qu te llegue pronto el tiempo de descansar porque con este calor... Bueno consuélate que mañana ya engancho a trabajar. De hecho, acabo de regresar a Zaragoza. Un abrazo.

lidia dijo...

hola marcos,hermosa poesía!!!!!! hace mucho que no sabía de vos,seguramente por el bello clima de españa...te dejo mi mas sincero aprecio
gracias por haberme comentado,en elgun momento,
un abrazo enorme
lidia-la escriba

Marcos Callau dijo...

Hola Lidia, muchas gracias por tus palabras. He estado un tiempo desconectado pero ya h vuelto hoy. Nos seguimos leyendo por los blogs. Un abrazo, escriba.

mi nombre es alma dijo...

Jaca no puede ser una postal, porque esta viva, muy viva y saludable. Se ve en tu foto y en tu poema, estupenda.

Marcos Callau dijo...

Muy buena aprciación, Alma. La verdad es que quise fotografiarla o pintarla con unos versos que para mí significan mucho. Muchas gracias por adivinarlo.