jueves, 5 de agosto de 2010

Pequeñas joyas del cine español: "La lengua de las mariposas. José Luis Cuerda (1999)


Dedicado a Gabrielle Dupré

Decir a estas alturas que Fernando Fernán Gómez fue si no el mejor una de las más brillantes figuras cinematográficas de nuestra filmografía sería poco menos que llover sobre mojado. No me quiero repetir pero si a alguien le cupiera alguna duda del gran actor que fue Fernán Gómez podría ver, por ejemplo, "La lengua de las mariposas". Puede que con esa expresión que esboza en el momento final de la película no haga falta decir ninguna palabra más al respecto.

Hace ya unos meses (la verdad es que quería tener tiempo para hablar de esta joya) recibí una invitación verbal de Gabrielle Dupré en la que se me proponía hablar de "La lengua de las mariposas". Supongo que es difícil decir algo nuevo de esta película de la que ya se ha hablado un montón. Sé de algún cinéfilo por ahí que lo haría muy bien, pero al menos intentaré estar a la altura. "La lengua de las mariposas" está basada, como ya sabrán, en tres relatos del libro ¿Qué me quieres, amor? de Manuel Rivas. Uno de los relatos se titula efectivamente "La lengua de las mariposas". La película comienza, como el relato, mostrándonos a un pequeño de seis años llamado Moncho (Manuel Lozano) aterrado por tener que asistir el día siguiente a su primer día de clase. Según le han dicho, en la escuela los maestros pegan a los alumnos. Al día siguiente Moncho entra en clase, se orina de miedo y huye despavorido. Don Gregorio, el profesor (Fernando Fernán Gómez), decide acudir a casa de Moncho para presentarle sus disculpas e invitarle a que vuelva a asistir a clase. A la mañana siguiente la clase comienza con un poema de Antonio Machado titulado "Recuerdo infantil". Este comienzo, por otra parte colosal, no es un principio casual ni mucho menos. En el poema "Recuerdo infantil", Machado describe la muerte de Abel a manos de su hermano Caín sobre una mancha de color carmín. En definitiva, una muerte entre hermanos será la penosa consecuencia directa de la guerra civil y la mancha carmín aludirá a todos los acontecimientos sangrientos de una contienda. Desde este momento la película comienza a narrar la tierna relación entre el maestro y el alumno con el oscuro fondo de la inminente guerra civil que estaba a punto de estallar. Un hombre ya mayor, pofundamente liberal, ve en la Segunda República la única luz de esperanza para un posible futuro en este país. Esa misma luz de esperanza comienza a ver en los ojos de ese inteligente chiquillo que disfruta aprendiendo cada día más, como el mismo maestro dice ante un sacerdote, "despertando a la vida". Ese "despertar a la vida" de Moncho es un despertar de la libertad en España, un despertar que desgraciadamente no gozó de larga vida. De esta manera tan tierna pero a la vez devastadora el espectador es testigo de los últimos días de la República en 1936, del miedo que se vivió en Galicia y en toda España en esa época y finalmente de la sublevación fascista. Esta película aleccionadora conecta directamente con nuestra memoria histórica, con los sueños rotos, con el miedo y ese enfrentamiento fraticida que nuestros antepasados sufrieron. Esta película duele. Duele mucho más si miramos con detenimiento la figura del maestro encarnado por Fernando Fernán Gómez. Un liberal que disfruta simplemente practicando la enseñanza, con las pequeñas cosas que le regala la vida, ve truncados todos sus sueños y todas las esperanzas para ese futuro que había imaginado. Un futuro por el que, sin ser para él, lo hubiera dado todo. Esa última imagen, apedreado por sus esperanzas, es demoledora. Con esa escena el espectador está siendo testigo de muchas cosas pero, en definitiva, de "un gorrión" apedreando al maestro que le enseñó a volar. Muy triste.

Además, otro de los aspectos más destacables de la película, me parece el excelente retrato de los padres de Moncho, Rosa (Uxía Blanco) y Ramón (Gonzalo Martín Uriarte). Una familia típica española en aquel momento puntual de nuestra historia que, como todas, estaba devorada por el miedo a expresarse y vivir libremente. En definitiva, estamos viendo una película que habla fundamentalmente de la amistad y la libertad (o la ausencia de ella) con el triste telón de fondo de "las dos Españas"

29 comentarios:

roberto dijo...

Una gran película. Tiene mucho mérito el guión, en el que engarza tres cuentos del libro de Manuel Rivas de forma ejemplar.

Hay que llevar más libros de relatos al cine, claro que sí...

Pilar dijo...

Maravillosa y terrible película, sobre todo para los que hemos padecido en la familia una situación similar

Gárgola dijo...

Realmente una película impactante señor Marcos. Y que decir del gran Fernando Fernán Gomez, junto a Fernando Rey y Pepe Isbert- paisano de esta mi tierra-, lo mejor del cine español, o casi. Siempre digo lo mismo, se nos van los grandes.

abril en paris dijo...

Para quitarse el sombrero si es que lo llevará puesto..Magnífica pelicula magnificos los actores, sobre todo Fernando Fernán Gómez que es de oscar si los sres de la Academia se pasaran por aqui...y magnifico tu relato.
Hay situaciones y vivencias que seria mejor no saber que han ocurrido pero por otra parte conviene no olvidarlas para no repetirlas.
Un abrazo.

PEPE CAHIERS dijo...

Recuerdo que el final me dejó terriblemente impactado. Me pasa con muchas películas, que desearía atravesar la pantalla para, cual enmascarado justiciero, impedir semejantes afrentas. Me cabrea mucho la injusticia, aunque sea de ficción. Creo que es herencia de mi abuela, que en cuanto veía a un malo empezaba a increparlo como si lo viviera realmente.

José María dijo...

Ese modelo de maestro que dice a los niños "¡a volar!" y planta cara sin perder la compostura al cacique del pueblo, me emociona, representa lo mejor del oficio de educar.
La escena final es dramátia, sobrecogedora, capta la esencia del drama que vivió España con mayor profundidad que tratados enteros. Para mí es de lo más duro en cine, más por supuesto que las carnicerías repletas de efectos especiales, porque ésta golpea al corazón y nos hace respirar el miedo que por tanto tiempo se instaló en este país.

Manuel Márquez dijo...

Excelente reseña, compa Marcos, de una no menos excelente peli. Un retrato magistral de un tiempo y un país, con dos de los tipos más talentosos de toda la historia de nuestro cine, como son Cuerda y Fernán-Gómez. Coincido, además, con Pepe Cahiers en lo impactante del final, que a mí también, las dos veces que la he visto, me deja al borde las lágrimas (amén de profundamente cabreado ante la constatación de que, el fondo, los humanos somos así...).

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

David dijo...

Una estupenda reseña, Marcos. Yo leí el libro hace mucho (me lo regaló un amigo) y me encantó el relato que da título a la peli. La película también me gustó y sí, estoy de acouerdo, excelente interpretación de Fernán Gómez y triste final. Un abrazo y buen finde

MucipA dijo...

No tienes nada que envidiar a esos cinéfilos que escriben tan bien... tu reseña es magnífica y estás de sobra a la altura.
Un retrato excelente de una época muy triste de España que, gracias a esta película, quedará en nuestra memoria, como muy bien dice abril, para que nunca se vuelva a repetir.
Un abrazo

Manchas de tinta dijo...

Estoy con Roberto, más libros de relatos al cine. Buena reseña.

Marcos Callau dijo...

Coincido contigo, Roberto y debería de haberlo nombrado en la reseña. El tremendo trabajo de adaptación y guión de Rafael Azcona es digno de alabanza. Eso, eso... llevemos más libros. Siempre dan muy buen resultado.

Hola Pilar. Ayer por la tarde un amigo me contaba la sensación de miedo que vivían algunas familias, cómo debían levantar el brazo derecho cuando veían a algún guardia civil o simplemente vitorear algo que no sentían. Gracias por tu aportación, desde el amargo recuerdo.

Hola Gárgola. Para mí la lista es muy grande. López Vázquez siempre estará para mí al mismo nivel que Fernán Gómez. ¡Qué grande Pepe Isbert!, es uno de mis favoritos también. A Fernando Rey, reconozco que me gustaría ver más trabajos suyos para poder valorarlo mejor. Es cierto, se van los grandes. Gracias Gárgola.

Yo creo que Fernán Gómez siempre llevará puesto el sombrero, Abril. Lo de los Oscar es un engaño y lo lleva siendo ya mucho tiempo pero, bueno, es lo que hay. Es importante tener fresca la memoria de nuestra historia para, como dices, no volverla a repetir. Muchas gracias Abril.

Hola Pepe. Me gusta mucho tu comentario pues mi abuela también lo hacía cuando veía una película con un final injusto. Da mucha rabia ver cómo el miedo es más fuerte que los principuios, que la verdad, que el cariño... Es devastador. Muchas gracias Cahiers.

Hola José María. El papel que desempeña Fernán Gómez es uno de los más tiernos y sinceros que he visto. Imagino que a tí, al ejercer el mismo oficio, t eemocionará de manera especial pero realmente es una película que llega hasta el fondo del corazón. Mucho mejor, desdeluego, que cualquier efecto especial.

Muchas gracias compa Manuel. Me gustó mucho descubrir esta película y mucho más que la amiga Gabrielle me pidiera que la reseñara. El final es de lo mejor que se ha rodado en España, en mi opinión. Un fuerte abrazo y buen finde también para tí.

Muchas gracias David. Yo he leído el relato por internet y ahora me quiero hacer con los tres relatos. Muy triste final. Que pases un buen fin de semana también tú. Un abrazo.

Hola Mucipa, muchas gracias. Es difícil estar a la altura ante semejantes obras. Ciertamente es un buen ejemplo de memoria histórica.

Graicas a todos por vuestras dedicadas palabras.

Marcos Callau dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marcos Callau dijo...

Hola Manchas. Escribí la respuesta a los otros comentarios a la vez que tú escribías tu comentario. Bien, estamos todos deacuerdo en producir películas de libros. Creo que Roberto tiene un par de ideas...

joe Bradley dijo...

Una hermosísima película, Marcos. Las historias de Rivas y los personajes de Cuerda siempre enternecen. Aunque , escritor y cineasta, tienen cierto "deje reprogre" que me gusta poco. Pero qué narices, a mí me gustaría escribir como el gallego o "retratar" así de bien como lo hace José Luis Cuerda.

Me gustó mucho tu reseña. Eliges bien y escribes mejor.

Una de esas canciones que conviene recordar con imágenes de "El Gorrión".

http://www.youtube.com/watch?v=LsWyfVFHnBw

Un saludo.

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

Excelente tu reseña Marcos, a mí lo que me gustaría es hacerme con el libro alguna vez y leérmelo. Siempre me ha gustado echarle un vistazo a las novelas o relatos en los que se inspiran las películas, aunque sólo sea por encima, para comparar los cambios que se hacen en la adaptación. Hay algunas películas que son muy fieles (casi idénticas) al libro, otras mantienen la fidelidad pero lo interpretan desde un nuevo punto de vista, y otras deforman tanto la historia original que acaba por no parecerse en nada al libro.

Lo importante es que la película sea de calidad, independientemente de lo que haya cambiado el relato original.

Marcos Callau dijo...

Hola Joe, se tratade una película muy tierna efectivamente. A mí también me gustaría escribir como Rivas y el retrato de Cuerda es excepcional. Muchas gracias por tus palabras, amigo Bradley, y por el enlace. Un comentario muy enriquecedor.

Hola Cendrero. Yo tengo pendiente, como ya dije, comprar el libro. Pude leer el relato entero en la red y la película es muy fiel a la obra original. La última oportunidad que tuve de comparar película y novela fue con "El sueño eterno" de Raymond Chandler y Howard Hawks. Fue muy importante para mí descubrir laoibra literaria. De hecho, siempre lo es. Muchas gracias.

mi nombre es alma dijo...

GRANDE Fernan Gomez y no solo como actor, una personalidad con mucho que contar y de la que se debería contar mucho.

Marcos Callau dijo...

La verdad es que siempre me impresionó Fernán Gómez, tanto dentro como fuera de la pantalla. Una figura a la que se le podrían dedicar muchas entradas de blog. Un abrazo, Alma y gracias.

Pedro Escudero Zumel dijo...

La película, en efecto, una maravilla. El relato imprescindible (por fortuna es muy fácil de encontrar, casi en cualquier gasolinera hay una edición de bolsillo).

Marcos Callau dijo...

Hola Pedro. Me gusta mucho eso de que en cualquier gasolinera haya una edición de bolsillo. Fascinante. Me gustan las gasolineras de hoy en día. Gracias or acercarte a comentar.

Manchas de tinta dijo...

Intenté votar tu blog pero... mejor lee los comentarios que dejé en La Blogoteca.

Marcos Callau dijo...

Muchísimas gracias, Manchas. Si no participas en el concurso no puedes votar pero agradezco mucho tus comentarios.

Gabrielle Dupré dijo...

Marcos, para mí es un honor que hayas hecho una entrada que te había "pedido" hacer, pues es una de las películas que más me han gustado e impactado pues es de una realidad pasmante.

Todo lo que retrata y trasmite es espectacular, dentro del contexto que se realiza, que es bastante duro.

Eres una gran tesoro, un nuevo amigo, que me ha dejado un sabor de boca agradable más de una vez y el hecho de que hayas "reseñado" esta película fué un gran detalle de amigos que a la distancia se han conocido y que por este medio se han descubuierto.

Hoy me puse al corriente de mi blog y de los blogs amigos, pues a veces, no se si te ha pasado, el tiempo que nos dejan los días de trabajo es corto y a veces el cansacio hace de las suyas, pero ya te lo había dicho: siempre me paso a tu blog, y me pongo al corriente!.

Ahora bien, de la película, que para mí es magistral, rescato casi todo: el pueblo de Galicia, el aspecto rural, el contexto de la Guerra Civil, esa primavera de los años treinta, si no mal recuerdo.... la exacerbada moral de cada personaje... los secretos ocultos de la inmoralidad del ser humano....Don Gregorio, aquel republicano recalcitrante, casado con la República hasta los huesos....Moncho con su sensibilidad y su enfermedad pulmonar.... y su familia, el retrato exacto de aquella España... y un Moncho sumido entre la religiosidad de los cielos y los infiernos enseñados por el cura y su madre y por el otro lado las enseñanzas de un maestro que es ateo...

Y la traición de la familia al maestro, casi casi lo entregaron... pues era un Rojo, un ateo... enbobado con una República que ya no tenía lugar ni razón de ser... y un oncho que se dejó llevar por la vox populi dominante.

Buenísima película, magistral.

Te agradezco amigo mío, esta entrada!

Genial y genuina!

Que buen regalo!

Gabrielle Dupré dijo...

Y pensar que es una joya del cine español!!!! Tremenda!!!!

La lengua de las mariposas:"Ese infierno del mas allá no existe. El odio, la crueldad... eso es el infierno. A veces el infierno somos nosotros mismos"....

Marcos Callau dijo...

Hola Gabrielle. Nada que añadir excepto agradecerte tus palabras y tu petición de esta reseña. Me gusta mucho la última frase referente al infierno que destacas. En general es una joya de la que todo es destacable. El retrato de la sociedad española, en Galicia y de la traición causada por el miedo es espeluznante. Muchas gracias Gabrielle, amiga, por la petición.

Francisco Machuca dijo...

La película es desgarradora con un Fernán Gómez insuperable.
Excelente reseña amigo.
Un abrazo.

Marcos Callau dijo...

Excelente Francisco, de lo mejor que he visto en mucho tiempo. La verdad es que Fernán Gómez en todas sus películas me encanta. Gracias por pasar amigo.

redrum dijo...

Yo discrepo, me pareció un film muy facilón, la verdad. Aunque también me resulta muy cansino el tema de la guerra civil.

Eso sí, leyéndote dan ganas de volver a verla!

1 saludo!

Marcos Callau dijo...

Hola Redrum. No había leído tu comentario, se me pasó. Mis disculpas. Hablar de la guerra civil es algo muy socorrido en efecto pero es difícil hacerlo, en mi opinión, de la manera que lo hace Cuerda en esta película. La imagen final y la emoción que provoca en el espectador biewn vale una revisión. Muchas gracias Redrum.