martes, 2 de marzo de 2010

Jane Eyre (Robert Stevenson. 1944)


Hoy la tarde en Zaragoza estaba hecha para pasear. Después de caminar varias horas por el casco antiguo y habitar en variados Cafés de la zona, sin darme cuenta, llegué a la noche y en el cielo se extendió una enorme luna llena y amarillenta rodeada por un nebuloso halo de misterio. La noche una vez más invitaba al blanco y negro, al misterio, a relato novelesco y...en definitiva, invitaba a Orson Welles. Elegí "Jane Eyre", de 1944.
De los entresijos ocurridos durante los rodajes de estas películas clásicas conozco algunos turbulentos pasajes de la historia del cine que normalmente corresponden a mis actores favoritos (Frank Sinatra, Ava Gardner, Humphrey Bogart, Cary Grant...). En cuanto al resto de las películas, muy a mi pesar, soy un perfecto ignorante de las circunstancias que acontecieron durante el rodaje. Cuando llego a una película tan impactante como la versión que en 1944 rodó Robert Stevenson sobre la obra "Jane Eyre" de Charlotte Brontë (1847) me pregunto simplemente cómo Orson Welles no está reflejado como el director de la misma. La respuesta, probablemente, está en que formó parte del equipo de producción. Productores a parte la mano maestra o "toque mágico" de Orson Welles se intuye desde la primera escena de la película hasta el fotograma final, pasando por la impresionante primera aparición de Sir Edward Rochester montando a caballo en la niebla (puro Welles). En mi opinión es una gran adaptación de la novela de Brontë en donde se rescata a la perfección todo el ambiente del que la escritora de Yorkshire quiso impregnar su obra. No es necesario decir que el blanco y negro es el único y perfecto formato bajo el cual imagino una adaptación semejante. Esta obra, en color no hubiera resultado ni la mitad de misteriosa.

La película transcurre sobre un fondo de escenarios tétricos, fantasmales con inconfundibles influencias del expresionismo alemán y de "Rebecca", la obra que rodó en 1940 Alfred Hitchcock. Hay muchas similitudes con la película de Hitchcock, como las hay también entre las dos novelas. Parece que Daphne du Maurier inspiró su Manderley de Rebecca (1938) en el Thornfield de Jane Eyre y ésta similitud también es notable en ambas películas. Pero sigamos con "Jane Eyre", película. La historia nos sumerge de lleno en la desdichada infancia de Jane Eyre junto a la despiadada señora Reed protagonizada por Agnes Moorehead (Endora en "Embrujada"). Durante la despiadada etapa de Jane en el internado conocerá a la única amiga de su infancia que es un pequeño papel interpretado por una niña llamada Elizabeth Taylor. Más tarde, en la juventud, Jane Eyre está protagonizada por Joan Fontaine en uno de sus papeles más redondos de su carrera después de haber triunfado ya con "Rebecca". Jane Eyre se presenta para ocupar el cargo de institutriz en Thornfield, el castillo de un hombre inmensamente poderoso llamado Sir Edward Rochester (Orson Welles). A partir de ahí la película toma el giro romántico esperado salpicado por una gran dosis de lúgubre misterio que resulta perfecta. El inmenso papel de Orson Welles, caminando entre las ruinas de los aledaños de Thornfield, es uno de las interpretaciones que más me han emocionado. Su rostro de piedra, iluminado en luces y sombras, a penas pestañea mientras transcurren los largos primeros planos entre él y Joan Fontaine. Bajo mi opinión es un papel insuperable, teatral, propio de un genio.
Ahora veamos la impresionante aparición de Orson Welles en la niebla:

23 comentarios:

Fernando dijo...

Un análisis tan bueno como el que haces con esta película justifica por sí solo la existencia de esta red. En verdad que echaba de menos una entrada sobre cine de tanta categoría como la que nos estás regalando. Me parece que estoy leyendo a un crítico muy experimentado del celuloide. Tu dominio de lapalabra, tu análisis certero y profundo, el material que nos ofrece, tan bien elegido, merece mi aplauso más entusiasta. Gracias.

ARVIKIS dijo...

Suscribo los comentarios de Fernando. Hace tiempo tuve la suerte de conocer en Inglaterra el entorno de Yorkshire y te puedo asegurar que en ese ambiente se podían escribir historias como Jean Eyre o Cumbres Borrascosas . Unos parajes naturales, góticos y tenebrosos que sugieren estas maravillosas historias y películas.
Arvikis

39escalones dijo...

Puro cine gótico (y no la serie B de terror barato, como nos quieren hacer creer). Efectivamente, "Jean Eyre", "Cumbres borrascosas", "Rebecca", son de la misma familia (a este propósito recomiendo vivamente, como curiosidad, la versión de "Cumbres borrascosas" de Luis Buñuel). El caso Welles, en efecto, hay que explicarlo desde el punto de vista de lo que le estaba ocurriendo ya en los 40 tras el éxito de "Ciudadano Kane" y la pelea con la producción por "El cuarto mandamiento". Welles empezaba a resultar incómodo, y debía financiar sus proyectos personales trabajando como actor. Con el dinero de ésta, por ejemplo, financió "El extraño".
Gran texto, suscribo lo dicho por Fernando.
Abrazos.

Elvira dijo...

Me ha encantado la entrada, Dana. Son dos novelas y dos películas geniales. Lo que llaman novelas góticas.

Un poco maleducado este Rochester, jaja! Orson Welles y Joan Fontaine lo hacen muy bien. Yo no me metía de institutriz en esa casa ni por todo el oro del mundo!!

Un abrazo

roberto dijo...

Gran libro y gran película. De vez en cuando, la intensidad de un libro y su adaptación al cine se dan la mano.

Dana Andrews dijo...

Gracias, Fernando. El cine siempre ha sido muy importante desde las primeras palabras que me aventuré a escribir en un blog. Simplemente, al ver una película así no puedes quedar impasible... necesitas algo que decir. Muchas gracias por tus palabras.

Lo que daría yo, Arvikis, por vcisitar esos parajes de los que hablas. Tengo un propósito desde hace muchos años: visitar Irlanda. Ya que estoy no estaría mal pasarme por Yorkshire y, ya que me pongo, visitar también Escocia y el Loch Ness. Hay tanto mundo para visitar... Supongo esos lugares invitan a la escritura. Gracias Arvikis.

Calificativo indispensable el de gótico, Alfredo. Lo cierto es que el término "gótico" ahora está bastante alienado y se utiliza muy mal en la mayoría de los casos por esas nuevas modas que invaden las ciudades. Pero yo entiendo por gótico esta película, estos paisajes... en efecto. "Cumbres borrascosas" de Buñuel la tengo pendiente. Debo buscarla ahora mismo. Un abrazo, como siempre agradecido por tus palabras.

Ay Elvira, hay que tener valor para desempeñar el papel de Joan Fontaine con esos gritos misteriosos de fondo, aullidos entre animales y humanos en un castillo tan enorme y lúgubre. Gracias por pasar or aquí.

Pocas veces ocurre fielmente, Roberto, pero cuando sucede queda tan rematadamente bien como aquí. Muchas gracias por comentar.

Einer dijo...

Gran entrada pero debo ser el único que no la ha visto. Ahora mismo lo soluciono. Un saludo.

David dijo...

Einer no es el único. Es una de mis lista de "todavía sin ver...a ver cuándo". Una entrada muy buena. Por cierto.... Productores aparte, ...
Un saludo.

Dana Andrews dijo...

Gracias Einer y David, les invito y recomiendo encarecidamente que vean esta obra de arte hecha película. Puro Orson Welles.

Bogart dijo...

Muchas gracias, una vez más, por estas perlas que nos traes.

Yo recordaría entre los méritos de Orson el haber compartido mesa y mantel, entre otros bienes gananciales, con la mismísima Gilda. Dicen que precismente el hecho de que Rita no fuese Gilda fué el fracaso del matrimonio, pero quién sabe....

Un fuerte abrazo.

Marcos Callau dijo...

Ay Bogart qué gran recuerdo me has traído con tu comentario. Hay que tener muchas naríces (por no resultar soez) para teñir a Gilda de rubia platino explosiva y cortale el cabello que tan famosa le había hecho años atrás. Además de conseguir hacer eso, encima, Rita Hayworth resulta igual de guapa y de fatal que antes. La verdad es que "La dama de Shangai" es otra gran película y esta vez sí que la dirigió Welles. Estoy de acuerdo... tenía que ser un placer compartir mesa y mantel y... lo que se terciara con la mismísima Gilda. Un abrazo. Por cierto soy el Dana Andrews de siempre pero he cambiado al fin mi perfil. Llevaba mucho tiempo queriendo invertir mis apellidos y, después de algún papeleo, ya me llamo como quería.

Caperuzzita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marcos Callau dijo...

Caperuzzita veo que sigues con tus problemas para entrar en mi blog. En cualquier caso si has podido eliminar un comentario es que ya habías podido entrar. En fin, me encantará hablar contigo cuando lo consigas. Gracias por tu interés.

Caperuzzita dijo...

Si hay un personaje zzinematográfico por el que siento admirazzión, éste es Welles. Era un mago, alguien al que le gustaba jugar, un desconvezzido, un inventor de historias, incluso de la de sí mismo. De la misma forma que Fellini creó un personaje por amor al zzirco, Buñuel jugó con su pasado y con el público incluyéndolo en sus películas o Leone jugó a los tiros, utilizzando las reminiszzencias de su infanzzia en el Trastévere romano, Welles lo hizzo creando dozzenas de personajes que se enredaban en él mismo, entrelazzando y escurriendo una moneda entre sus dedos, tal como hizzo en “Fraude”.

Adivinen ustedes qué es verdazz y qué es mentira.

Las historias de las Hermanas Bronte están llenas de bruma y transcurren en páramos misteriosos. No es de extrañar que le gustaran a Welles y a Buñuel, un apasionado del “amor loco”. Aunque el enorme Señor Narizz de Seta no firmara esta peli, toda ella está impregnada de su poderosa personalidad, como todo lo que tocó.

Muy buena la aparizzión a caballo entre el espesor de la niebla. Recuerdas la de "El terzzer hombre”???, simplemente gloriosa.

Caperuzzita Entre las Brumas

Possdata: Ya verás cómo te gusta “Abismos de pasión”

Possdata 2: Por fin lo conseguí después de tantas intentos. Entré ¡!!!

Marcos Callau dijo...

Bueno, bueno bienvenida Caperuzzita... ¡vaya un análiis!, se nota tu pasión por Welles en tu forma de escribir y describir. Recuerdo de "El tercer hombre", me encantó. Muchas gracias por tus comentarios y tus constantes comparativas entre Welles y Buñuel. Todo lo que tocaba Orson Welles lo convertía en propiedad suya, le ponía su sello. Por ejemplo la adaptación de "La guerra de los mundos" (de H. G. Wells) para la radio, fue una narración tan real que algunas familias abandonaron sus hogares creyendo que había una invasión alienígena real. Muchas gracias, una vez más, por enriquecer este blog con tus comentarios Caperuzzita (ya me enseñarás a escribirlo).

Caperuzzita dijo...

Jugaba. Fue el gran inventor de juegos en el zzine; con los personajes, con los diálogos que siempre hablaban y tenían mucho de él, con el espezztador, con el equívoco.

Era un genio

Grazzías a ti por darme la oportunidazz de hablar de lo que me apasiona, el zzine

Caperuzzita

Raúl dijo...

Pues eso. Que has dicho tantas cosas y tan bien dichas sobre esta más que aceptable película, que no se me ocurre ni añadir una sola coma.

Marcos Callau dijo...

Pues nada, si quieres hablar de lo que te apasiona espero que nunca dejes de pasarte por aquí, Caperuzzita.

Pues gracias, Raúl, que con tu presencia ya me brindas tu mejor añadido. Me alegro que te haya gustado.

mi nombre es alma dijo...

La verdad es que Jane Eyre es una novela adaptada tantas veces que ni recuerdo las que he visto. Alguna en la televisión británica, de mucha calidad. Sin duda esta y por la presencia de Welles, imperdible para los amantes de la novela.

Un abrazo

Marcos Callau dijo...

Pues ha sido muy versionada como bien recalcas, Alma, y creo que no sólo en este caso fue acertada. Sí que me pareció la más acertada por el toque de Welles. Un abrazo y muchas gracias.

Démo Forever dijo...

Uno de mis libros preferidos.
Me gustó la versión en la que salía Orson y no me han gustado las dos últimas que he visto, una de ella protagonizada por W. Hurt.
Paisajes rocambolescos, mujeres locas encerradas en el ático y romanticismo auténtico, una fórmula mágica, sin duda...

Marcos Callau dijo...

Yo también venero la versión de Welles... ni punto de comparación con el resto. El libro, una obra maestra de la literatura.

Anónimo dijo...

Very good post! We are linking to this particularly great post on our website.
Keep up the good writing.

Feel free to surf to my blog post ... waist to height ratio chart