lunes, 15 de marzo de 2010

Young man with a horn (Michael Curtiz. 1950)


Los que llevan más de un año leyéndome por internet (Manchas de tinta, 39escalones...) y conocieron mis antiguos blogs, hoy difuntos, probablemente recuerden que ya comenté esta película en una página que se llamaba "La noche interminable". Pero es que ésta es una película que me gusta tanto y que veo tantas veces al año que no puedo resistirme a comentarla una vez más. Cualquier día es bueno para revisarla pero es preferible hacerlo de noche, más que nada por el ambiente que se respira a lo largo de toda la cinta y por la impresionante banda sonora que nos ofrece la orquesta de Harry James al servicio de Max Steiner y Ray Hainford. Titulada para el público español como "El trompetista" la película trata la vida del músico Bix Beiderbecke, uno de los trompetistas solistas más influyentes de la década de los veinte junto a Louis Armstrong aunque aquí se nos presentará con el nombre de Rick Martin (desechen cualquier conexión con cierto cantante actual...). Michael Curtiz nos presenta la vida de un niño huérfano que, abandonado en su soledad, encuentra su mejor refugio escuchando hasta el amanecer y desde una azotea a un grupo de blues que toca en un pequeño tugurio de la ciudad. Así, el pequeño Rick Martin comenzará una amistad con el músico Art Hazard (protagonizado por Juano Hernandez) que se prolongará a lo largo de toda su vida.
Al pasar su infancia prácticamente pegado a una trompeta el joven Rick Martin se convierte en un gran trompetista, un hombre que no tiene problemas para entrar a formar parte de cualquier orquesta del momento. Rick Martin, ya protagonizado por Kirk Douglas, comienza a trabajar en su primera orquesta como trompetista de acompañamiento. En esta orquesta conocerá a la cantante Jo Jordan, protagonizada por Doris Day, quien rápidamente caerá enamorada de Rick.
También en esta orquesta trabará una buena amistad con el pianista Smoke Willoughby (Hoagy Carmichael) quien, en un papel muy simpático, desempeñará también el papel de narrador casual de la historia. Pero la, hasta entonces, apacible vida de Rick Martin sufrirá un giro fatal cuando conoce a Amy North (Lauren Bacal), situación que empeorará con su repentino matrimonio.
Amy consigue apartar a Rick de todas las cosas buenas que contiene su vida: sus amigos y, lo más importante para él, su música. Rick comienza a vagar de orquesta en orquesta sin conseguir un empleo fijo hasta que el alcoholismo y el odio de su mujer hacen mella en su trayectoria profesional dejándolo completamente inservible para interpretar una sola nota con su trompeta. A partir de este momento los espectadores nos empezamos a dar cuenta de que estamos ante una de las interpretaciones más extraordinarias de Kirk Douglas. Vemos a un hombre agarrado por costumbre a su desquebrajada trompeta, caminando por inmensas avenidas llenas de niebla y de muchedumbre a la que no le importa lo más mínimo el fatal destino de ese músico solitario, borracho y mentalmente destrozado. La situación de Rick empeorará con la muerte de su amigo Art Hazard de la que siempre se sentirá culpable por la última conversación que mantuvo con él. La vida real de Bix Beiderbecke terminó a la temprana edad de veintiocho años víctima del alcoholismo. No obstante, Rick Martin consigue salir adelante gracias a la amistad de Smoke y el amor incondicional de Jo Jordan y en este punto es donde la película se diferencia de la novela basada en la vida de Beiderbecke. Pero si buscamos alicientes para esta película podemos encontrar muchísimos. El principal, en mi opinión, la calidad musical. Tenemos la oportunidad de escuchar aquí a la mejor Doris Day que cautivó las salas de baile de los años cuarenta y cincuenta con una voz potente pero suave y melodiosa. Day ofrece un repertorio digno de admiración desde "The man I love" hasta "With a song in my heart" junto a la orquesta de Harry James. Harry James, conocido como el mejor trompetista blanco, aporta el sonido a la trompeta de Rick Martin, un sonido inimitable y único con su firma inconfundible. La interpretación soberbia de Kirk Douglas no es la única que está a tan gran altura. Lauren Bacall como "la más malvada de todas" está insuperable. Es curioso que Michael Curtiz la hiciera parecer tan malvada que resulte hasta un poco fea omenos guapa de lo habitual. Las interpretaciones de Hoagy Carmichael y Doris Day también están a la altura de las circunstancias. Por último me gustaría destacar el papel de Juano Hernandez como Art Hazard, un actor no muy conocido que aquí es merecedor de, al menos, una estatuilla. Si quieren disfrutar de una gran película con la mejor banda sonora posible no lo duden y véanla.


The very thought of you (Doris Day)

18 comentarios:

Einer dijo...

Desconocía esta película. Imperdonable por mi parte. Otra que me apunto en la lista, y ya van varias de este blog. Por cierto, para que veas que sigo tus recomendaciones, he visto por fin El enigma de otro mundo, y es magnífica. Mejor que el remake que tanto admiro (ahora lo admiro un poco menos).
Un saludo.

Marcos Callau dijo...

No es muy conocida, Einer pero es una auténtica joya en cuanto al cine de Michael Curtiz y al de Kirk Douglas, una de sus mejores interpretaciones. Me alegra que te haya gustado "El enigma de otro mundo"... es muy buena.

roberto dijo...

Un peliculón. Kirk Douglas está fantástico, casi tanto como en "Senderos de gloria".

39escalones dijo...

El gran valor de la película es comprobar que Doris Day sabía hacer algo más que de pedorra...
Te entiendo bien; no veas los esfuerzos que tengo que hacer para no estar hablando siempre de las ocho o diez cosas que más me interesan...
Abrazos.

atikus dijo...

Pues no la he visto o eso creo, pero me la apunto inmediatamente...siempre recuerdo a Montgomery C. y su trompeta n la peli De aquí a la eternidad ;).

Las pelis que a uno le gustan no se cansa de verlas, ademas siempre hay planos por redescubrir o miradas o detalles que se miran con otra perspectiva..no sé, uno no se cansa de verlas ;)

saludos

Marcos Callau dijo...

Pues sí, Roberto Kirk Dougals estaba enorme aquí y en la que tú comentas. Era un gran actor. Ya podría haber heredado su hijo una cuarta parte de su talento.

Es verdad, Alfredo. Aquí se descubre a Doris Day como una buena actriz. Más tarde Hitchcock volvería a recuperar esa brillante faceta suya. No sólo sabía cantar.
Es difícil no repetirse con estas obras maestras...

Atikus, recuerdo perfectamente aquella escena de Montgomery Clift tocando la trompeta en un bar (creo que toca sólo con la boquilla de la trompeta...) y dejando a todos, incluído Frank, asombrados. Te gustará mucho esta película, te lo aseguro.

Elvira dijo...

Me has enganchado a esta película, la estoy viendo a trozos en YouTube, pero se me cuelga bastante. :(

Kirk Douglas está genial.

Marcos Callau dijo...

Pues nada, deja el youtube y a verla entera que merece la pena. Es una maravilla para el que le guste el cine y para el que le guste el jazz.
Besos

Herman dijo...

Gracias, Marcos, por el amable comentario que has dejado en mi Puerta Falsa. Y celebro haber descubierto tu blog. Veo que compartimos pasión hacia el jazz y el cine. No te quepa duda de que volveré por aquí.

Marcos Callau dijo...

Bienvenido Herman, espero que pases muchas veces por aquí. Dos pasiones las que nombras que llenan este blog al que también se une la de los relatos cortos y la poesía. Gracias por visitarme.

mi nombre es alma dijo...

Tocar la trompeta con el corazón y el alma es lo que tiene, que la vida puede contigo y con tu música para bien y para mal.

Un abrazo

Marcos Callau dijo...

Darlo todo por una pasión tiene siempre sus consecuencias, Alma.
Un abrazo.

© Reina dijo...

No he visto esta película, pero tu recomendación es mucho más que una tentación; tiene todos los ingredientes para convertirse en inolvidable.

Comento con mi antiguo perfil porque aún no sé cómo hacerlo con el nuevo.

:-)

Marcos Callau dijo...

Bueno, Reina siempre serás Reina como a mí me seguirán llamando durante un tiempo Dana Andrews. Que consideres esta película una tentación ya me parece bastante... espero que al verla quedes satisfecha (Yo te aseguro que será así).

Raúl dijo...

La película (una de las que tarde o temprano se llevaran uno de mis relatos, la fuerza obliga) es sin duda buena. Muy buena diría.... Marcos antes llamado Dana.
Sonrio.

Marcos Callau dijo...

Pues ya estoy deseando leer ese relato tuyo. Las buenas películas de este tiempo tan glorioso para el cine siempre son buena fuente de inspiración para escribir relatos. Un abrazo de Dana Callau, Marcos Andrews...etc

Ofelia dijo...

Hola Marcos,
ya tengo la miel en la boca. Me encanta Kirk Douglas y la música....fantástica. Me ha sorprendido la voz de Doris Day.
Muchas felicidades por esta magnífica entrada.
Besos

Marcos Callau dijo...

Gracias, Ofelia por pasarte también por aquí. Es sorprendente la voz de Doris Day en esta película. La verdad es que en la década de los cuarenta y cincuenta fue una muy buena cantante de swing y baladas de jazz. Suya es, probablemente, la mejor versión de "Lullaby of Broadway". L amúsica de esta película, con Doris Day junto a la orquesta de Harry James es una de las mejores bandas sonoras para la historia del jazz. Besos.