domingo, 11 de septiembre de 2011

Ocaso en mi skyline particular. Septembrinos.

Septembrino 1

Llegar a casa cuando todavía la noche
acampa en las aceras
y llenarse los pulmones de ciudad
en ese preciso instante matinal
que precede a la locura

Ser un gato, en la oscuridad,
o tranvía que camina por raíles desnudos.
Ser la sombra todavía no proyectada en un túnel,
ser soledad férrea
pero habitada.

Salir de casa cuando es de noche
buscando viejos senderos,
borrados a la luz del sol;
ser hoja seca, remontarse
y entregarse al vaivén del viajante sin rumbo.

Hoy septiembre ha llegado
como un día que no amanece


Septembrino 2

Es inevitable este septiembre
tan presagio de todo lo inútilmente conocido
o desconocido todavía, seguramente
y por ello más inútil.

Es inevitable dejarse mecer
en el viento,
aferrado a la rama o a la vida
como un último hilo de voz escaso
o dejarse arrastrar, mudo,
aunque todavía resista el verano.

Es inevitable volver a Sinatra
y escuchar, a la vez, esta noche alargándose
como la nota sostenida de la palabra angustia
en su voz
Este blues, esta hora de tren incierto,
este derecho a ciudad arruinada...

Es inevitable este septiembre
que siempre nos sorprende.

September of my years (Frank Sinatra):


Aunque aquí nos interesaba el tema September of my years, Frank Sinatra también interpreta At long last love. Junto a Dean Martin canta The oldest established y Witchcraft jutno a Dino y Diahann Carroll. Este video ha sido también utilizado hoy en la entrada del blog Sinatra

29 comentarios:

Myra dijo...

Hola, Marcos. Es una delicia escuchar a Sinatra después de leer tus Septembrinos, ambos muy bonitos. Me maravilla todo lo que puede llegar a inspirarte un simple mes. Dino y Sinatra..siempre divertidos.

Precioso el ocaso sobre tu skyline.

Un beso

Marcos Callau dijo...

Gracias Myra. Tanto septiembre como Sibatra son igualmente inspiradores creo yo. Besos.

Laura Gómez Recas dijo...

Deliciosa entrada para leer hoy, envueltos en septiembre.

"Es inevitable este septiembre
tan presagio de todo lo inútilmente conocido..."

Un beso,
Laura

roberto dijo...

Este septiembre promete...

Un abrazo.

Marcos Callau dijo...

Graicas Laura, qué bueno verte por aquí...¡mil gracias! un besazo!

Promete..o Espero que prometa y se cumpla, Roberto jejeje Un abrazo.

39escalones dijo...

En septiembre empieza el año, no en enero... Yo, en estos casos, me quedo con Woody Allen.
¿Es esto es principio de una serie sobre los meses del año?
Abrazos

Clementine dijo...

Preciosos tus Septembrinos. ¿Sabes que yo me leo tus poemas como tú te ves Ciudadano Kane, poniendo los cinco sentidos? Y genial lo de terminar con Sinatra, yo he tenido que hacer un esfuerzo para no cerrar los ojos, ya sabes, con su canción de Septiembre. Besos, Marcos.

Marcos Callau dijo...

Cierto, siempre me ha parecido absurdo comenzar en enero, Alfredo. Bueno, pudiera ser...¡todo se andará! Abrazos.

Gracais, muy amable Clementine. Particularmente yo tengo que esforzarme mucho más viendo "Ciudadano Kane" Sinatra, sublime. Besos.

Marisa dijo...

Preludio de otoño
que llena de incertidumbres
y nostalgia.

Un abrazo

Marcos Callau dijo...

Ese preludio que se vive en los primeros días de septiembre es una incertidumbre, realmente. Gracias por pasar,Marisa.

miquel zueras dijo...

Hola, Marcos. Has descrito muy bien setiembre, siempre parece un mes que acaba de salir del horno, que no termona de hacerse del todo, ni carne ni pescado.
Siempre es un placer escuchar a Dino y Franky. Saludos. Borgo.

♥ ♣ ֵֶєρσ¢ค ∂σяค∂คֵֶ♣ ♥ dijo...

Unos poemas septembrinos muy nostálgicos...y es que este mes para mí, es la culminación de los días más alegres para dar paso a la época más tristona, pero que no deja de tener su encanto.
Me quedo un ratito más escuchando a Sinatra, con él se me hace más llevadero...Besitos Marcos!!

Marcos Callau dijo...

Ni carne, ni pescado; ni verano, ni otoño... muy bueno Miquel. Es un placer también leer tus palabras. Un abrazo!

Es el otoño la mejor época del año, aunque sea una tristeza, Época (al menos, para mí) Con Sinatra es llevadera hasta la soledad. Besos.

Juan Risueño dijo...

Septiembre acerca el otoño y a pesar de su empanada poco gris inspira, será porque empezamos a ser otra vez más de casa.

Saludos

Yuri Zhivago dijo...

No puedo evitar -digamos cierta melancolía-a medida que septiembre se va marchando para dar paso al color de los amarillos,los marrones, los ocres, los rojos...
Siento tanto perder el azul.
Un abrazo.

Marcos Callau dijo...

Bienvenido Juan Risueño a este rincón llamado "Sueño eterno". Septiembre, efectivamente, guarda muchas cualidades. Siempre inspirador. "Somos más de casa..." Muy bonito. Gracias!

Es verdad, Yuri, septiembre es azul. Yo creo que por eso guarda tanta melancolía, es nuestro mes-blues (que no mess of blues) Y se marcha rápido, entre los dedos. Un abrazo, Yuri.

juan andrés estrelles dijo...

Que mejor elección para ponerle la banda sonora a ese paseo que nos propones. Hermosos y tiernos versos que despiertan cierta nostalgia. Como siempre un placer visitarte y disculpa por la ausencia. Un abrazo.

Marcos Callau dijo...

Gracias Juan. Las ausencias estivales son corrientes así que no te preocupes. Un fuerte abrazo

Silvia Meishi dijo...

Hola, Marcos:

Estupenda bienvenida al mes de septiembre, y estupendo que nos ofrezcas la voz de Frank Sinatra.

Un abrazo

Anaís Pérez Layed dijo...

A un Septiembre inevitable nos acercan tus versos, Marcos, buen poema para el mes más bonito del año.
El mes que siempre me trae un cumpleaños pintado con anuncios de rojo. Aún lo espero impaciente como cuando era pequeña.

Un abrazo

abril en paris dijo...

Septiembre aferrandose al verano y a la espera del otoño que en realidad es el principio. Para mi desde luego ya que nací ese mes dorado de hojas rojizas..el más evocador. Ya te digo que mi ánimo es blue. Y tus versos tambien.
Sinatra siempre sienta bien, en cualquier época del año. :-)


Un beso :-)

P.d. El video junto con tus versos es el lujo que siempre nos regalas.

Marcos Callau dijo...

Gracias Silvia, me alegro que encuentres apropiada esta voz para le mes de septiembre. Besos.

A mí me gusta mucho septiembre, soy un gran defensor suyo! jeje No sabía que eres de este mes. Gracias por tus palabras. Un abrazo.

Hola Abril. No sé cómo le sienta septiembre a abril pero quizá por eso tu ánimo es blue. Gracias, abril. Besos.

Manchas de tinta dijo...

El otro día estuve releyendo poemas tuyos de hace tiempo. ¡Cuanto has evolucionado! Me han gustado mucho tus poemas de Septiembre. Un abrazo amigo.

ATTICUS dijo...

Que bueno el poema Marcos,me ha gustado mucho.
Por cierto te he concedido un premio,pasate cuando puedas.
Saludos

Juan Herrezuelo dijo...

Más allá del placer que siempre me traen tus versos, aferrados a la rama y a la vida, hoy además me quedo maravillado con el cuadro de ahí arriba, y me pongo a investigar en tu blog acerca de la firma, y encuentro a Antonio Callau, y me voy a Realismo mágico y allí está, y otros cuadros excelentes. ¡Otro “hajazzgo”! (neologismo de mi amigo J. L. Campos). Reconocí esa portada de ABC: tengo guardado el número. Un abrazo septembrino.

Raúl dijo...

Estos si que son dos poemas para llevar el cuello levantado y las manos dentro del gabán.

Marcos Callau dijo...

Hola amigo-s Manchas. Hay que ver cómo te sobra el tiempo si lees lo que yo escribía hace tiempo! jejeje. Muchas gracias amigo-s Un fuerte abrazo.

Gracias Atticus por comentar y por ese premio que ahora descubriré. La verdad es que tenerte aquí, no obstante, ya es un premio. Un abrazo.

Gracias Juan, gracias mil por poner tu atención e investigar en la obra de Antonio Callau, mi tío. A mí siempre me ha maravillado el realismo con que elabora sus pinturas. Y tienes mucha razón. La fotografía en la que se inspira el cuadro fue portada de ABC cuando Sinatra murió (ese día me hice con todos los periódicos) La diferencia es que en la fotografía Sinatra está caminando por los estudios y en el cuadro va en busca de un último bar abierto, un último consuelo. Graicas Juan, un fuerte abrazo.

Jajaja, me ha gustado eso, Raúl. Sobretodo la utilización de la palabra gabán que ha caído en desuso injustamente. Un abrazo!

acróbata dijo...

En cierto modo septiembre y enero son muy parecidos, secuela de la apoteosis que se ha marchado de repente (el verano, fuente de sueños vividos locamente...Y el año, río de locuras soñadas vivamente), en fin, otros veranos y otros años vendrán...

Saludos.

Marcos Callau dijo...

Mil gracias por pasar Acróbata. Septiembre no deja impasible a nadie. Un abrazo!