sábado, 4 de junio de 2011

Tránsito vital


Me gusta pensar
que tú eres el pilar sólido
donde se asienta
el agrietado templo de la existencia.
Pero hay días en que me siento
columna labrada y estirada,
empeñada por llegar al cielo.
Entonces, intento alcanzarte
hasta que consigo ser capitel
teñido en rojo, por tus labios,
coronándome como otro día fugado.

Seré, entonces, un beso
que acabe por derribar el templo
o que lo sostenga en pie una eternidad,
perdurable objetivo del tortuoso camino.
Tú serás helena de melena al viento,
desordenada columnata de orden corintio
que solo me ordene una dirección.

Pero, una noche más,
la hoguera de palomas, ejército del día,
echa a volar detrás del mar Egeo,
perpetuo telón de piedra.
Un día menos, en las sombras,
cualquier paisaje es infinito.

No hay luna suficiente
que ilumine el mármol
de este olvidado Partenón
ni luz tan brillante
que establezca límites
en tus inmensos ojos tristes.

26 comentarios:

Marisa dijo...

Las columnas de piedra del Partenón guardan dormidas en sus estrías caricias de siglos, historias del transito vital, el calor de aquellas manos y aquellos versos que las abrazaron. Como los tuyos, Marcos. Exquisita composición.

Un abrazo.

El Tirador Solitario dijo...

Para los amantes del esoterismo, la arquitectura era una ciencia sagrada, y ese maridaje con el eterno femenino te ha quedado estupendo.

Un abrazo, Marcos.

Marcos Callau dijo...

Mil gracias Marisa. Uno de mis sueños es viajar para admirar las viejas ruinas griegas. Tus palabras en el comentario son preciosas. Un abrazo.

Hola Tirador, me alegran tus palabras y tu visión sobre este intento de poema. Un abrazo y mil gracias.

PEPE CAHIERS dijo...

Le felicito, es usted capaz de encontrar la inspiración en cualquier cosa, ya sea la brisa apenas perceptible o la grandeza de ese olvidado Partenón.

miquel zueras dijo...

Una descripción muy sensible y a la vez llena de fuerza. Por cierto que al lado de mi pueblo están las ruinas de Ampuries, mucho más cercanas que el Partenón. Avísame, Marcos, cuando quieras visitarlas. Abrazos. Borgo.

Clementine dijo...

A ver, Marcos, si esto es un intento de poema, ¿en qué se queda lo demás? Esto es un auténtico y maravilloso poema en toda regla, te lo digo yo. Besos.

http://raicesdepapel.blogspot.com dijo...

Marcos creo que es un estupendo poema. Menuda primavera florecida llevas. Un abrazo.
Javier

Marcos Callau dijo...

Muchas gracias Sr. Cahiers Como me dijo alguien una vez, todo se retroalimenta. En estehecho surgen mis pequeñas tentativas. Un abrazo.


Un lugar que tengo pendiente de visitar, sin duda, amigo Miquel. Descuida que en cuanto tenga tiempo libre te aviso. Un abrazo.

Pues muchas gracias Clementine por verlo de esta manera. Agradezco estas palabras que me animan. Besos.

Hola Javier. Es lo que tiene la primavera, sobretodo cuando es cercana ya al verano. Un fuerte abrazo y mil gracias.

ANRO dijo...

Amigo Marcos, estoy seguro de que si viajaras a ese punto mágico del Mediterraneo vendrías con la mochila repleta de versos.
Un abrazote.

Marcos Callau dijo...

Eso espero hacer en un futuro no muy lejano, amigo Antonio. Debe ser un paisaje muy inspirador. Un abrazote y gracias por pasar.

Javier dijo...

Que manera de acabar un poema tan pleno: "...en tus inmensos ojos tristes".
Hermoso.

Saludos.

Marcos Callau dijo...

Me atraen, JAvier, esos inmensos ojos tristes.Hasta en esa tristeza hay belleza. Un abrazo y gracias por pasar y comentar.

Princesa115 dijo...

Inspiradísimo estás Marcos. Eres capaz de adornar el Partenón con tus bellas palabras y hacerlo aún más atractivo.
Sr poeta me quito el sombrero y te aplaudo

Un beso

roberto dijo...

Muy hermoso.

Marcos Callau dijo...

Muchas gracias Princesa, pero el Partenón es mucho Partenón. Antiguamente estaba decorado con pinturas y yo solo he tratado de pintar unos versos sobre su memoria. Besos.

Hola Roberto. Muchas gracias. Un abrazo.

MucipA dijo...

Una vez visité el Partenón y me has ayudado a recordarlo.
¡Qué bonito convertirse en beso!

Un abrazo.

Marcos Callau dijo...

Gracias Mucipa por dejarnos tu experiencia y destacar ese aspecto del poema. Besos.

ANTONIO NAHUD JÚNIOR dijo...

Poema muy bueno. Me gusta.
Saludos de uno amante del cine!


O Falcão Maltês

Marcos Callau dijo...

Muchas gracias Antonio por pasar y dejar tus palabras. Un abrazo.

Mery Larrinua dijo...

Imponente Parteon!
Imponente los versos que lo acompañan!
un abrazo

Marcos Callau dijo...

Gracias Mery, eres muy amable. Besos.

Elisa Berna Martínez dijo...

"Un día menos, en las sombras,
cualquier paisaje es infinito."

Wow!! POEMA con mayúsculas Marcos. Un abrazo!

♥ ♣ ֵֶєρσ¢ค ∂σяค∂คֵֶ♣ ♥ dijo...

Me encanta esa asociación de lo arquitectónico con la esencia femenina. Esa comparación entre lo eterno como es la vida de ese partenón y el pose de la esencia de ese amor sobre sus viejas columnas. Yo lo interpreto como que "su base, son los pilares que lo sostienen, los que la mantienen siempre firme, aferrándote a ese amor" ...no sé si me equivoco o no me explico bien jejej...yo me entiendo.
Me encanta, me encanta y me encanta...es genial cómo escribes Franki...más besitos for you.

Marcos Callau dijo...

Elisa, eres muy amable. Enormemente agradecido por tus palabras. Besos.

Se te ha entendido perfectamente Época, muchas gracias. Es que por algo se dice que el amor de una mujer es eterno... Besos.

aventarte dijo...

Precioso poema. Me ha gustado mucho.

Un beso.

Ana

Anónimo dijo...

Muchas gracias, Ana, un placer. Besos.

Marcos Callau