lunes, 13 de diciembre de 2010

Versos de cinema (5)

Antes de volver con otra entrada de la sección "Versos de cinema" me gustaría invitarles a todos (los que no hayan entrado ya) al blog del amigo Kinezoe "No todo es kippel". Kinezoe tuvo la magnífica idea de crear un concurso en el que sus visitantes teníamos que enviarle entradas para ser publicadas en su blog. De esta manera, además de demostrar su generosidad, entrábamos en el sorteo de un ejemplar del libro "El cine contado con sencillez" (Juan Zavala, Elio Castro y Antonio Martínez. Ed. Maeva. 2000). Además de ser el agraciado premiado con el ejemplar mi mayo ilusión es hoy ver uno de mis poemas en este maravilloso blog. Desde aquí, millones de gracias al amigo Kine.

Dicho esto, debo dedicar la siguiente entrada a un gran amigo que está por Bélgica, pasando algo de frío, y que me aconsejó la película a la que van dedicados estos versos.

"A la sombra de un piano"


"Varsovia se deshace en cascotes
piedras, cemento desquebrajado
bajo este cielo de lava
sobre la ruina del ser humano.


De los brazos de mi hermano
arranco la última fruta de sangre
el último cáliz envenenado
que beberé para que no me encuentre
el nuevo orden mundial.


Aquí ya no nace nada,
nada prospera y nada crece
Nada brota de la sombra
ni mana vida de la muerte
No hay esperanza para la paz
en este mundo malogrado


Tan solo cuando callan las bombas
cuando cesan los gritos
y la agonía de un alma
se convierte en libertad,
escucho el íntimo sonido
de un piano melancólico
que, en su canto desolado,
llora...
entre esta sucia masacre,
una propuesta de libertad."



"Le pianiste" (Roman Polanski. 2002)

24 comentarios:

Silvia Meishi dijo...

Hola Marcos:

Que poema tan bello. El final me ha encantado: "entre esta sucia masacre, una propuesta de libertad."
He visto esta película un par de veces, es dura, pero dice muchas cosas que se deben saber.

Un abrazo

Javier dijo...

Sí, cierto, en esta película el piano llora.
A veces llora en silencio como cuando el pianista sólo mueve los dedos sobre las teclas para evitar el sonido.
Buen poema Marcos.

Saludos.

roberto dijo...

Gran peli y estupendo poema-homenaje.

Laura Caro dijo...

Es un poema estupendo, Marcos.
La película es maravillosa en todo su conjunto, está llena de sensibilidad y de símbolos.
Gracias por compartir

Pilar dijo...

¡Qué película tan terrible! Es de esas que produce morbo, quieres verla, pero no quieres porque el recuerdo de tanta penuria y tragedia hace daño. A ratos ofende la cobardía del pianista y otros ruegas para que se salve.
Bueno, que me alegro de que hayas sido justamente premiado y visitaré el blog.
Un abrazo.

abril en paris dijo...

Un poema para el desgarro al igual que la pelicula. No hay bastantes lágrimas para tanta tragedia.

Excelente y conmovedor, amigo Marcos.

Un beso con un poco de tristeza

Marcos Callau dijo...

Hola Silvia. El final nos deja un pequeño resquicio para la luz, la esperanza. Es una película estupenda. Un abrazo.

Hola Javier y muchas gracia por recomendar este blog a Mar. La escena que destacas es genial, aunque tristísima. No sé si hay algo más triste que ver a un pianista tocando su melodía sin poder hacer sonar su piano. Un abrazo.

Gracias Roberto por estar siempre ahí.

Muchas gracias a ti, Laura. Esta peli se presta mucho a la poesía... desde la crudeza y el dolor. Un abrazo.

La verdad es que yo, Pilar, me puse muy nervioso viéndola porque creía que al final lo iban a descubrir y a matar... hasta sus propios compatriotas. Un abrazo y muchas gracias.

En efecto, no hay suficientes lágrimas, Abril. Muchas gracias por pasar y leer. Besos.

Princesa115 dijo...

Hola Marcos
Me gustó mucho la película, es de las que engancha al igual que tus versos.
Tienes para todo, eres lo mejor.

Mil besos y sonrisas

P.D.-Estaba pensando ver una película ahora y mira por donde me la has recordado, la veré.

Marcos Callau dijo...

Pues me alegro de habértela recordado, aunqeu sea quizá demasiado triste para las fechas que se avecinan. Gracias por tus palabras. Besos.

Myra dijo...

Hola, Marcos. Cada vez que leo un poema tuyo que me gusta, pienso que es el que más me ha gustado de todos los leídos,hasta que vuelves a regalarnos otro y pienso que ése es el mejor..

Emciona leer ese poema, sobre todo si se ha visto la película. Tu poema lo volveré a leer, la película no creo que vuelva a verla. Demasiado triste.

Un beso.

Mery Larrinua dijo...

Marcos sencillamente espectacular!!!
(acabo de pasar por el blog de Kinezoe, muy bueno!, gracias)

un abrazo

39escalones dijo...

Pues enhorabuena a los premiados.
Abrazos.

Marcos Callau dijo...

Hombre, prueba a ver otra vez la película, Myra, que merece la pena. Muchas gracias por tu amabilidad, Myta. Un beso.

Hola Mery, gracias por comentar aquí y por pasar por allí. Un abrazo.

Muchs gracias Alfredo. Abrazos y que te sea leve lo que queda de semana.

MTeresa dijo...

Me gusta tu blog
me he permitido pasear un poco
por tus letras,
tu poema inspirado en la película
es revelador.

Marcos Callau dijo...

Muchas gracias M Teresa y que seas bienvenida en este rincón. Espero que pasees por estas letras, como dices, siempre que lo desees. Un saludo.

Gárgola dijo...

Muy buen poema.La pelicula, buenisima también, el mejor papel de Adryan Brody en su carrera.
Un saludo

ANRO dijo...

Un poema, amigo Marcos, que capta la esencia trágica de esta buena peli de Polanski. La melodía del piano efectivamente es como el llanto por la ruina y el desastre.
Un abrazote.

Marcos Callau dijo...

Muchas gracias Gárgola, un placer verte por aquí. A mí me encanta este papel de Brody. Un saludo.

Hola Antonio, muchas gracias. Lo cierto es que es una esencia esa muy penosa, una melodía que nace de la ruina. Gracias por pasar a leer. un abrazote.

Kinezoe dijo...

Triste y desesperanzado. Como la película. Gran poema. Siempre me llamó la atención la aparente facilidad con que pones en versos las vivencias, tanto penas como alegrías, del ser humano.

Muchas gracias por la mención al concurso. Un abrazo.

Marcos Callau dijo...

Muchas gracias Kine. Cuando vi esta película recordé "Roma, ciudad abierta". Es igual de angustiosa pero con un final feliz, algo que no sucede en la italiana. Un abrazo.

¢rónι¢αѕ ∂є ∂íαѕ ℓℓυνισѕσѕ dijo...

¡Ésta la he visto! Son las únicas películas que me he comprado incluso, El Pianista y La lista de La lista de Schindler… Menuda llorera me da cada vez que las veo.

Adoro éste poema, porque es justo lo que uno siente cuando termina la película, un profundo sentimiento de pesar por la especie humana, que pasa sus días procurando matar al prójimo para adueñarse de sus propiedades…

Un abrazo.

Marcos Callau dijo...

Pero no olvidemos la esperanza final en "El pianista", Crónicas. Vaya dupla que te compraste. "La lista de Schdler" es una gran película, muy impctante y con un bana sonora especialmente genial y acertada. Ese vilín llora como lo hace en "El pianista" el piano. Es un volín amargo y trsitísimo. Un fuerte abrazo y mil gracias por tus palabras.

mi nombre es alma dijo...

A veces la música es la única manera de ser libre.

Marcos Callau dijo...

Muy bueno, Alma. A este hombre es la única manera que le queda entre tanta tragedia y destrucción. Un abrazo.