jueves, 2 de septiembre de 2010

Pequeñas joyas del cine español: "Él", de Luis Buñuel (1952)


Ya era hora de que en este blog apareciera el gran Luis Buñuel del que en estos últimos días he tenido el enorme placer de conocer su película "Él", rodada tan sólo durante tres semanas de 1952. "Él" es una obra cinematográfica adaptada de la novela homónima escrita por Mercedes Pinto. Si no me equivoco es la octava película que Buñuel rodó en Méjico y está considerado uno de sus mejores largometrajes. Yo no puedo decir tanto ya que he de reconocer que me falta por ver mucha de su obra. En cualquier caso, "Él" es una película muy angustiosa que trata de manera formidable el tema de la obsesión sexual y de la metamorfosis que ésta puede causar en una persona hasta llegar a la locura. En mi opinión la cinta se mueve en el difícil espacio que existe entre dos aguas muy distintas, la del realismo y el surrealismo llevado al extremo sin hacer un abuso innecesario de los trucos de cámara. Conseguir crear un ambiente incómodo, angustioso y transmitirlo al espectador desde la mente del protagonista de una manera tan efectiva a base de unos planos oscuros tan sublimes es una tarea digna de alabanza.

El peso de la película recae por completo en el protagonista Francisco Galván, interpretado magistralmente por Arturo de Córdova, que ante nuestros ojos experimentará un espectacular cambio desde la primera escena de la película hasta su devastador final. Esta trasformación viene marcada por una clara evolución mental que lleva al personaje de caer rendido ante los pies de su amada Gloria (Delia Garcés) a intentar asesinarla movido por unos incomprensibles ataques de celos. La sumisión de la mujer ante un marido dominante y maltratador se trata de manera cruel y descarnada despertando en el espectador un fuerte sentimiento de compasión por ella, que estaba destinada a una vida muy distinta. Otro de los aspectos a destacar es la particular y realista visión que Buñuel nos ofrece de la Iglesia que, representada por el Padre Velasco (Carlos Martínez Baena), defenderá siempre al hombre rico y poderoso frente a la mujer desvalida y maltratada. Este rasgo tan característico de la Iglesia vendrá reforzado por una escena magistral típicamente buñelesca en la que Francisco Galván, dominado totalmente por la locura, está a punto de matar al propio Padre Velasco que tantas veces lo había defendido a capa y espada. Finalmente veremos como es la propia Iglesia la que, al final de sus días, vuelve a arropar al pobre demente. Esta película de obligado visionado es impactante, muy dura e imprescindible. No es de extrañar pues que el mismísimo Alfred Hitchcock la tomara de ejemplo para crear "Vértigo" años más tarde. De Luis Buñuel se han dicho y se dirán muchas cosas pero como lo que a mí más me gusta es escuchar hablar y leer a la gente a la que verdaderamente le entusiasma les dejo aquí un magnífico texto de Alfredo Moreno extraído del blog 39 escalones y escrito conmemorando los veinticinco años de la muerte del genio:aquí
A continuación podemos ver unas imagenes que demuestran la profunda metamorfosis del personaje:



24 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

El lado siniestro de los celos, un viaje a los infiernos de la locura en una atmósfera opresiva y malsana.

ethan dijo...

Una joya que es en realidad una obra maestra (otra más del genio). También la comentamos en el blog hace tiempo. Nos encanta.
Saludos!

39escalones dijo...

Gracias, Marcos, por lo que me toca. Buñuel es un genio que trasciende el mero cine, que va más mucho allá, es un artista multidisciplinar y filósofo agudo y erudito. Sus películas tratan de lo que se ve y de muchísimas cosas que no se ven.
Abrazos.

roberto dijo...

Gran entrada para una gran película. Una de las mejores de Buñuel, aunque sean muchas las que entren en esa categoría.

Marcos Callau dijo...

Qué estupenda tu definición Pepe Cahiers. Un placer tener tu comentario aquí. Muchas gracias.

Hola Ethan. Ahora mismo paso a leerla, no sé si lo hice cuando lo publicaste o aún no te conocía. La película ofrece muchos rasgos que comentar. Desde el papel protagonista, pasando por el de la mujer hasta la escena última de la iglesia en que Buñuel me recordó a las pinturas negras de Goya.

Hola Alfredo. Me gustaría escucharte hablar en profundidad de esta joya de uno de tus directores favoritos. Lo espero. Sobretodo espero que nos hables de esas cosas que no se ven. Un abrazo.

Hola Roberto. Me falta mucha filmografía que conocer de Buñuel. Espero subsanar pronto ese error de nuestro paisano. Un abrazo.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Un pedazo de peli, sí, señor, compa Marcos. También anda por ahí, por mi cibercasa, una reseña que tuve ocasión de escribir y publicar hace algún tiempo, y es que la ocasión bien lo merece. Todo en ella es terroríficamente actual (ahora que el tema de los malos tratos está, por desgracia, en candelero permanente), y todo está rodado de una manera maravillosa (eso sí, puestos a elegir, me quedo con el travelling de los pies, en una de sus primeras secuencias, que se detiene en los de ella, desde donde la cámara sube hacia arriba, para mostrarnos su rostro; para enseñar en las escuelas, vaya...). Gran maestro, Buñuel, del que los aragoneses podeis sentir buen y legítimo orgullo.

Un fuerte abrazo y buen día.

Marcos Callau dijo...

Hola compa Manuel. Deberé leer tu reseña pues, en aquella época, quizá todavía no conocía tu blog. Los malos tratos es uno de los temas desgraciadamente más actuales que se tratan en esta película pero, en definitiva, creo que todos los aspectos que toca son atemporales y nunca pasarán de moda. La escena de los pies es tremenda y nos sirve de ejemplo para el resto de la cinta pues recurre a él en varias ocasiones. Nos sentimos orgullosos, Manuel. Un fuerte abrazo, buen día también para tí y muchas gracias por aportar tu conocimiento.

David dijo...

Hace mucho que no la he vuelto a ver, así que esa parte de la Iglesia defendiendo al celosón no la recuerdo, pero eso sí, me acuerdo del "divertido" final con el "monje" y su "extraño" andar (ja,ja...). Las fotos son estupendas y demuestran la buena interpretación que hizo este hombre (qué miradas tan distintas).
Un abrazo.

ANRO dijo...

Amigo Marcos, puedes decir bien alto que "El" es una de las mejores pelis de Buñuel. Sin gozar de los parabienes de sus obras más celebradas "El" es el kalidoscopio del mundo buñueliano. Su final es genial, ya lo apunta DAvid. Yo, que me precio de haber visto prácticamente toda la obra del aragonés pongo "El" en los primeros puestos.
Un abrazote.

MucipA dijo...

Muy buenas!!!
Esta obra en concreto la tengo por ver, pero me encanta Buñuel (también escribí una reseña sobre Un perro andaluz en el blog de Crowley), así que ésta no me la puedo perder.
Un abrazo

Marcos Callau dijo...

Hola David. Realmente la Iglesia está encarnada en el Padre Velasco que siempre defiende al poderoso. Yo creo que ese final es totalmente devastador y te deja muy mal cuerpo. La interpretación de Arturo de Córdova me pareció colosal. Un abrazo.

ANRO, tú lo puedes decir que has visto seguro más películas de su filmografía que yo. Me gustó mucho todas las cosas que contiene esta película y sí creo que sea un buen ejemplo de toda la obra de Buñuel. Un abrazote.

Hola Mucipa, recuerod tu reseña de "Un perro andaluz". Si te gusta tanto Buñuek esta es imprescindible... no lo digo yo, lo dicen todos los "buñuelistas" jeje. Un abrazo y gracias por pasar.

Francisco Ortiz dijo...

El tema no puede ser más actual (desgraciadamente): buena apuesta, Marcos. No la he visto. Lo reconozco. Siempre me han echado un poco para atrás las películas de Buñuel, un prejucio idiota. Con el empuje de tu texto, procuraré solucionarlo.

Bruja Truca dijo...

No la he visto, pero por lo que cuentas el personaje me recuerda mucho al profesor "Unrat" de "El Angel Azul". Habrá que verla pues, aunque no me sonaba, ¿será dificil encontrarla?

Francisco Machuca dijo...

De Buñuel me gusta todo y esta película que tan bien reseñas es una grandísima obra maestra.Buñuel observa al personaje celoso como un entomólogo.Sus personajes son insectos y él observa.Buñuel sentía pasión por la entomología.Un dato curioso es que Buñuel puso en su personaje las observaciones que hizo a su cuñado,que era un celoso empedernido.
Un fuerte abrazo.

Gárgola dijo...

¿Que decir del Señor Buñuel? Impresionante. Sin desmerecer esta película, me quedo con otras obras suyas, El perro Andaluz, Viridiana, El Angel Exterminador...
Un saludo.

Marcos Callau dijo...

Hola Francisco, yo acabo de descubrir esta película. A mí no sé porqu´me ha pasado parecido a tí. Poco a poco fui descubriendo un gran estilo original y propio. Espero que te guste.

Hola Bruja. Fíjate lo que son las cosas, yo no he visto "El ángel azul". Ahora nos tenemos que poner con los deberes y comparar después los personajes jeje. Yo la encontré fácilmente por la red (ya sé que está mal pero... es la única forma de convencerse para comprársela original)

Hola Francisco. Me ha resultado muy interesante tu apunte acerca de la afición por la entomología, lo desconocía pero desde luego viene muy bien saberlo para cmprender desde ese punto de vista su visión de los personajes. Estupendo Francisco, muchas gracias por tu comentario. Otro fuerte abrazo para tí.

Hola Gárgola. Como ya he dicho, debo conocer mejor su filmografía para comparar sus películas. Un saludo y gracias.

Mr. Lombreeze dijo...

Mmmm, pues a mí es una película que no me gusta demasiado. Me aburre su paranoico protagonista. Creo que era de las favoritas de Buñuel, un director que me gusta mucho cuanto más surrealista se pone. Este melodrama cuasi folletinesco no me convence en su conjunto, aunque tiene algunos destellos de las constantes del cine de Buñuel que más me atraen. El final sí me gusta mucho.

Marcos Callau dijo...

Quizá lo que más me gusta a mí es que aquí el surrealismo está más disfrazado que en otras películas de su filmografía. A mí me gusta mucho el protagonista comopersonaje y como actor y toda su magnífica transformación. El final, efectivamente, es lo más surrealista del film. Gracias Mr. Lombreeze.

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

Tengo que ver esta película, me han encantado las fotos finales mostrando esa terrible decadencia. Es horroroso pensar que alguien con tanta "elegancia" como el de la primera imagen pueda acabar medio loco tumbado en su cama. En fin, se me van acumulando la lista de películas pendientes, a ver si acelero y veo esta pronto :)

Amaya dijo...

Reconozco que conozco poco de Buñuel, es tan grande el cine, tan buenas películas que ésta es una más a engrosar la lista de pendientes...

Marcos Callau dijo...

Hola Cendrero. Realmente el fotograma final más espeluznante no lo he publicado peor merece lapena ver, como dices, esa transformación a pasos agigantados de un actor, por cierto, muy bueno. La última fotografía está extraída de una escena en que se recuesta en el regazo de su mujer, aunque ciertamente parece una cama. Gracias Cendrero, un abrazo.

Hola Amaya. No te preopcupes a mí mepasa lo mismo. Habrá que subsanar el error. También yo tengo una lista bastante grande.

mi nombre es alma dijo...

No he visto la película pero tu reseña sin duda la hace apetecible de ver en su desgarro.

Marcos Callau dijo...

Pues sí está muy bien definida como desgarro, Alma. Espero que te guste, es estupenda.

Gabrielle Dupré dijo...

Callau, de nuevo por este espacio mágico.

Te he extrañado cantidad.

Luis Buñuel tiene unas exraordinarias películas, aquí en mi país se le respeta mucho.

Arturo de Córdova era tremendo actor, que tamaño de actor era, impresionante!